IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden promete mascarillas gratis de alta calidad y más test para detectar COVID-19

El Gobierno federal enviará a personal médico militar a ayudar en hospitales de seis estados desbordados. Los no vacunados “están colapsando” el sistema sanitario, dice el presidente. 

El presidente, Joe Biden, anunció este jueves el despliegue de personal médico militar en Nueva York, Nueva Jersey, Ohio, Rhode Island, Michigan y Nuevo México para ayudar en los hospitales sobrecargados por la ola de casos de COVID-19 y por la escasez de personal debido al avance descontrolado de la variante ómicron.

El Gobierno federal distribuirá además mascarillas del alta calidad de modo gratuito entre la población estadounidense, según indicó el mandatario en una conferencia de prensa "Sé que todos desearíamos dejar de usar mascarillas, pero son una herramienta importante para detener la propagación del virus", señaló.

Hizo especial hincapié en otra de las herramientas usadas para detener al virus: la vacunación. Repitió en este sentido que se trata de la "pandemia de los no vacunados" y explicó que si bien todos pueden contagiarse con ómicron, las personas no vacunadas "son las que están saturando los hospitales".

[Las vacunas específicas para la variante ómicron podrían estar listas en marzo. ¿Las necesitaremos?]

El presidente, Joe Biden, habla sobre la respuesta del Gobierno federal a la pandemia y la importancia de usar mascarillas en la Casa Blanca, el jueves 13 de enero de 2022.Andrew Harnik / AP

"Si una persona no está vacunada y da positivo al virus, tiene 70 veces más probabilidades de ser hospitalizado", explicó. Al ocupar las camas de los hospitales, los no inmunizados "no dejan lugar" para otros pacientes, como aquellos que necesitan atención porque han sufrido un ataque cardíaco o un accidente, señaló.

Además, Biden dijo que su Administración comprará 500 millones más de pruebas rápidas de COVID-19, alcanzando un total de 1,000 millones de test para ser distribuidos sin costo.

[Alertan sobre sitios falsos para pruebas de COVID-19 que estafan a pacientes. Cómo identificar uno]

El Gobierno federal dará a conocer más información en las próximas semanas sobre su plan de distribución gratuita de mascarillas. También indicó que comenzará a funcionar la semana entrante el sitio web donde se podrán ordenar pruebas gratuitas, que serán enviadas a los hogares.

Militares en camino

Equipos medicos de las Fuerzas Armadas reforzarán el Hospital Henry Ford en las afueras de Detroit, al Hospital Universitario en Newark, al hospital de la Universidad de Nuevo México en Albuquerque, al Hospital de Coney Island en Brooklyn, a la Clínica Cleveland y al Hospital de Rhode Island en Providence.

Algunos de los hospitales recibirán entre siete y diez trabajadores sanitarios y otros entre 20 y 25, según el diario USA TODAY.

A esta partida de refuerzo la próxima semana se sumarán 1,000 militares, que empezarán a desplegarse en hospitales de todo el país, según anunció el Gobierno antes de Navidad.

Muchos centros sanitarios tienen dificultades porque sus trabajadores están en cuarentena debido al coronavirus, al mismo tiempo que se produce un aumento de infecciones en todo el país.

[Cómo la explosión de la variante ómicron del COVID-19 está colapsando los servicios en todo el país]

Janet Woodcock, jefa en funciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés), dijo el martes en el Congreso que la variante ómicron infectará a “la mayoría de la gente” y que la atención debe centrarse en asegurar que los servicios críticos puedan continuar sin interrupción.

“Creo que es difícil procesar lo que realmente está sucediendo ahora. La mayoría de la gente se va a contagiar de COVID-19, ¿de acuerdo?”, señaló, “lo que tenemos que hacer es asegurarnos de que los hospitales pueden seguir funcionando y que el transporte y otros servicios esenciales no se interrumpen mientras esto sucede”.

Desde que se crearon por primera vez en julio los equipos de respuesta a la variante del delta, se han desplegado más de 3,000 efectivos de forma rotatoria en 39 estados y cuatro territorios, y la Administración ha enviado más de 5.5 millones de equipos de protección personal -guantes, batas, mascarillas- para proteger a los trabajadores sanitarios de primera línea, según el Gobierno.