IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Aumentan las hospitalizaciones entre quienes están completamente vacunados: "Parece que dos dosis no son suficientes"

“Estamos empezando a ver un aumento de las hospitalizaciones entre las personas que se han vacunado pero no han recibido la dosis de refuerzo”, advierte Anthony Fauci.

Por Akshay Syal — NBC News

A medida que aumentan los casos de COVID-19 en el país, las autoridades sanitarias advierten que un número cada vez mayor de personas totalmente vacunadas están siendo hospitalizadas o acudiendo a urgencias. 

La preocupación por la disminución de la inmunidad contra la infección grave por coronavirus se produce cuando se espera que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) autorice la inyección de refuerzo de la vacuna de Pfizer y BioNTech para todos los adultos mayores de 18 años.

“Lo que estamos empezando a ver ahora es un aumento de las hospitalizaciones entre las personas que han sido vacunadas pero no han recibido la dosis de refuerzo”, dijo el martes en una entrevista el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. “Es una proporción significativa, pero no la mayoría ni mucho menos”, precisó.

Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), informó el miércoles de un descenso en la eficacia de las vacunas entre las personas mayores y los residentes de asilos, muchos de los cuales fueron los primeros en poder vacunarse el pasado invierno.

[Una rara secuela del coronavirus lo llevó al borde de la muerte pero el amor de su esposa ayudó a salvarle la vida]

“Aunque el mayor riesgo son las personas que no están vacunadas, estamos observando un aumento de las visitas a urgencias entre los adultos de 65 años o más, que ahora vuelven a ser más altas que las de los grupos más jóvenes”, señaló Walensky en una sesión informativa sobre el COVID-19 en la Casa Blanca.

Walensky también se refirió a los nuevos datos sobre los asilos de la Red Nacional de Seguridad Sanitaria de la agencia, en los que se comparan las tasas del COVID-19 entre las personas vacunadas con dos dosis y las que han recibido una dosis adicional.

“La tasa de enfermedad es notablemente menor para los que recibieron su vacuna de refuerzo, lo que demuestra que estos están funcionando”, dijo Walensky.

Fauci y Walensky subrayaron que la mayoría de las hospitalizaciones y muertes se siguen produciendo entre personas no vacunadas en Estados Unidos.

“Los estudios demuestran que quienes no están vacunados siguen teniendo más probabilidades de contagiarse, más probabilidades de estar en el hospital y más probabilidades de sufrir complicaciones graves”, dijo Walensky en la sesión informativa.

[Pfizer pide a las autoridades federales que autoricen su píldora contra el COVID-19]

La tasa actual de ingresos hospitalarios en siete días es de unos 5,300 al día, según los CDC, y unas 1,000 personas mueren cada día en el país a causa de esta enfermedad.

Sin embargo, no está claro el número de hospitalizaciones que se producen. Aunque los CDC han hecho un seguimiento de la tasa de hospitalizaciones entre las personas totalmente vacunadas, su sitio web solo muestra datos hasta el 28 de agosto.

Según los últimos datos de los CDC, una persona no vacunada tiene un riesgo 11 veces mayor de morir de COVID-19 que una persona vacunada. La agencia no respondió a una solicitud de información sobre las nuevas cifras. 

Al menos 31 millones de personas han recibido la dosis adicional de la vacuna de Pfizer, Moderna o Johnson & Johnson, según los CDC.

Las enfermeras Savanah Wagstaff y Aliza Burns tratan a un paciente aislado con COVID-19 en un hospital en Rexburg, Idaho, el 28 de octubre de 2021.SHANNON STAPLETON / REUTERS

¿Deben los jóvenes recibir la dosis de refuerzo?

Fauci hizo referencia a los datos de Israel que muestran una importante mejora en la protección contra la enfermedad grave y las hospitalizaciones en aquellos que han recibido refuerzos en comparación con los que no lo han hecho.

En un estudio publicado el mes pasado, los investigadores israelíes descubrieron una reducción de 20 veces en los casos graves entre los mayores de 60 años que recibieron la vacuna de refuerzo.

[10 formas en las que la pandemia de COVID-19 cambió la vida en Estados Unidos]

Otro estudio realizado el mes pasado por investigadores israelíes y profesores de la Facultad de Medicina de Harvard descubrió que las dosis de refuerzo eran un 92% eficaces para prevenir la enfermedad grave en comparación con el régimen estándar de dos dosis al menos cinco meses antes. 

A medida que aumenten las tasas de vacunación en el país, se espera que más personas vacunadas sean hospitalizadas con COVID-19, sencillamente porque las vacunas no protegen al 100% contra la enfermedad grave, advirtió Fauci.

[¿Por qué es incorrecto asumir que haber contraído COVID-19 genera tanta protección como la vacuna?]

“Ahí es donde volvemos a la importancia de vacunarse”, subrayó. “Disminuirá drásticamente la probabilidad de que, si te infectas con un brote de la enfermedad, acabes en el hospital”, agregó.

Estados Unidos solo están empezando a ver “indicios” de la disminución de la protección contra la enfermedad grave, precisó Fauci, pero Israel se ha adelantado unas seis semanas en el desarrollo de la enfermedad a lo largo de la pandemia, una de las razones por las que las autoridades sanitarias federales se han basado en sus datos.

“Si se observan estrictamente los datos de Israel, está muy claro que las diferencias en el debilitamiento de la inmunidad son mucho más profundas en las personas mayores, pero se dan en todos los ámbitos”, aseguró Fauci y señaló que, en particular, las personas mayores de 40 años que han recibido el refuerzo mostraron una notable mejora en la protección contra la enfermedad grave.

Dada la falta de datos a nivel nacional sobre los casos graves entre los adultos más jóvenes, no está claro cuántos de estos se han producido y si los refuerzos proporcionarían un beneficio.

“No me sorprendería que, tarde o temprano, los datos indiquen que también va a ser muy importante que las personas [más jóvenes], cuando tengan vacunas de refuerzo disponibles, se vacunen”, dijo Fauci. 

Bob Wachter, presidente del Departamento de Medicina de la Universidad de California en San Francisco, desearía ampliar las dosis de refuerzo a todos los adultos mayores de 18 años. 

“Era razonable empezar a reforzar a las personas con mayor riesgo de un peligro o de una exposición”, dijo Wachter. “Sin embargo, ya hemos superado esa etapa, y hay suficientes vacunas por ahí”, afirmó.

Una de las mayores interrogantes en torno a las dosis de refuerzo era el riesgo potencial de inflamación del músculo cardíaco, o miocarditis, que se ha asociado a las vacunas de ARNm, especialmente en varones jóvenes. Las autoridades sanitarias israelíes informan de que aún no han aparecido señales significativas de miocarditis, según Fauci.

Los expertos afirman que, junto con el impulso de las vacunas de refuerzo, es muy importante administrar las primeras dosis a los no vacunados.

“Parece que dos dosis no son suficientes”

PAUL SAX  PROFESOR DE MEDICINA

Paul Sax, profesor de medicina del Hospital Brigham and Women’s y de la Facultad de Medicina de Harvard, dijo que la administración de las primeras dosis y de las dosis de refuerzo puede realizarse al mismo tiempo. 

“Son procesos separados y no parecen estar en conflicto entre sí”, aseguró Sax, “definitivamente podemos hacer ambas cosas, porque creo que la mayoría de las personas vacunadas estarían de acuerdo con una dosis de refuerzo si eso significara que están mejor protegidos”.

Sax también está firmemente a favor de ampliar las dosis de refuerzo para todos los adultos mayores de 18 años. 

“Es inevitable y, en mi opinión, la medida correcta”, dijo, “parece que dos dosis no son suficientes”.