Ante el repunte de casos de coronavirus, la ciudad de Nueva York cierra sus escuelas públicas de nuevo

El alcalde Bill de Blasio explicó que la medida de “extrema precaución” es parte de la lucha contra la segunda ola del COVID-19. El sistema educativo de la ciudad, el más grande del país, volverá a funcionar de modo completamente remoto a partir del jueves.
/ Source: Telemundo

La ciudad de Nueva York cerrará nuevamente sus escuelas públicas el jueves ante el aumento de contagios de COVID-19, alcanzando una tasa promedio de casos positivos mayor al 3% en la última semana, indicó el alcalde Bill de Blasio. 

[Siga nuestra cobertura de la pandemia del COVID-19]

De Blasio explicó en una publicación en la red social Twitter que la medida de “extrema precaución” es parte de la lucha contra la segunda ola del COVID-19. El sistema educativo de la ciudad, el más grande del país, volverá a funcionar de modo completamente remoto a partir del jueves. 

Las escuelas de gran parte de la ciudad han estado abiertas por menos de dos meses, con más de 300,000 niños asistiendo a clases presenciales. 

El cierre de las instalaciones es tal vez el revés más significativo en la recuperación de Nueva York desde abril, cuando la ciudad fue el epicentro global de la pandemia.

En la actualidad, la pandemia del COVID-19 ha causado más de 250,000 muertes y 11.4 millones de casos confirmados en EE.UU., lo que ha obligado a los gobiernos estatales a modificar sus planes de reapertura de escuelas, gimnasios, bares, restaurantes y demás negocios.

Más de un millón de niños y adolescentes han sido diagnosticados con COVID-19 en Estados Unidos desde el inicio de la pandemia, reveló un informe divulgado este lunes por la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) y la Asociación de Hospitales Infantiles.

De acuerdo con el reporte, elaborado con base en datos de los departamentos de salud estatales, un total de 1,039,4 menores han dado positivo al coronavirus hasta el pasado 12 de noviembre. En la semana que terminó en esa fecha hubo 11,946 nuevos casos en menores, cifra sustancialmente mayor que la correspondiente a cualquier semana previa durante la pandemia.

[Se registran largas filas para hacerse la prueba de COVID-19 en EE.UU. tras el repunte de casos]

La vuelta a clases a distancia también generará problemas para el cuidado infantil ya que cientos de miles de padres cuentan con que sus hijos asistan a la escuela durante la semana para poder trabajar. Encontrar una manera de que sus hijos estén supervisados es un reto angustiante para muchos.

El umbral del 3% es uno de los tres criterios que sigue el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, para definir qué zonas son consideradas focos de contagios o de alto riesgo y se les debe aplicar restricciones en un sistema gradual de tres colores: rojo, naranja y amarillo. 

Cuomo dijo en su última conferencia de prensa el miércoles que la ciudad podría ser calificada como zona naranja, con más restricciones en los negocios esenciales, escuelas y reuniones sociales, si se superaba el 3% de casos positivos, como ya ha ocurrido con algunos sectores de Queens y Brooklyn.

El cirujano general de Estados Unidos, Jerome Adams, dijo en un mensaje en Twitter este miércoles en la noche que su "revisión de los datos de los últimos meses sugiere que los niños están tan seguros o más seguros en la escuela que (fuera de ella). Pero los restaurantes y bares tienen un riesgo absolutamente mayor de propagación del #COVID19. Por lo tanto, definitivamente se deben cerrar los bares y limitar las comidas en recintos cerrados antes de cerrar las escuelas".

"Los datos también sugieren que los maestros y el personal no corren un mayor riesgo (según la tasa de pruebas positivas en comparación con la comunidad circundante) en la escuela que en el hogar. Recuerden siempre que los niños no pueden ir a la escuela sin maestros y personal, ¡y debemos mantener a todos a salvo!", agregó Adams.

Además de los contagios, la pandemia ha afectado la salud de los menores en diversas formas, señaló la AAP en un comunicado.

[Alertan sobre peligroso virus respiratorio que está atacando a niños]

Precisó que, de acuerdo con un estudio nacional, el 27% de los padres de familia reportó un empeoramiento de la salud mental en ellos mismos, y el 14% reconoció un empeoramiento de la salud comportamental en sus hijos.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, las visitas de niños y adolescentes a los departamentos de emergencia por razones de salud mental se incrementaron más del 24% durante la pandemia.

Con información de Efe.