IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

“Ahora vamos a la guerra”. La muerte de una anti-vacunas por COVID-19 dispara las amenazas a médicos por no usar ivermectina

Veronica Wolski presumía de no usar mascarilla y no creer en las vacunas. Ahora está muerta. Pero otros como ella la consideran una “mártir” y culpan al hospital que intentó salvar su vida por no tratarla con un medicamento inútil.
/ Source: Telemundo

Una defensora de las teorías de la conspiración antivacunas murió este lunes tras contraer COVID-19 hace dos semanas. El hospital de Chicago que la estaba tratando ha recibido amenazas de muerte por no tratarla con ivermectina, una droga para desparasitar caballos que no tiene utilidad probada contra el coronavirus.

Los seguidores de Veronica Wolski, quien creía en las descabelladas teorías de la conspiración de QAnon y que la elección presidencial fue fraudulenta, mandaron cientos de corres electrónicos e hicieron cientos de llamadas durante dos semanas al AMITA Health Resurrection Medical Center para presionar sobre el tratamiento que los médicos habían decidido.

Ahora alegan que Wolski fue víctima de un asesinato a manos de los doctores.

El hospital explicó la semana pasada que sigue la guía de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) y de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de no usar ivermectina para tratar el coronavirus, según reporta el diario The Chicago Tribune.

Wolski era conocida por documentar sus manifestaciones en un puente sobre la autopista John F. Kennedy en Chicago. En YouTube expresaba sus creencias en contra de la vacuna contra el coronavirus y el uso de las mascarillas.

"Ni una sola vez he usado un tapabocas. He llamado a la policía a denunciar personas que han intentado obligarme a usar mascarillas", dijo Wolski en uno de sus videos.

["No eres un caballo. No eres una vaca": qué es la ivermectina y por qué no se recomienda contra el COVID-19]

El abogado Lin Wood, uno de los partidarios más influyentes de QAnon, publicó el domingo por la noche un video en que le pide a sus 814,000 seguidores en la red social Telegram que llamaran al hospital a exigir que dieran de alta a Wolski.

"Hay una ambulancia esperándola afuera, hay un médico esperando para tratarla", dijo Wood en el video. "Si no la liberan serán culpables de asesinato. ¿Entiende lo que es un asesinato?”.

Esa noche, la policía fue llamada al hospital tras recibir reportes de disturbios. En un video publicado en línea, se ve a una mujer que, según Wood, había recibido el poder abogado de Wolski, enfrentándose a un policía y exigiéndole que le permita ingresar al hospital y realizarle un "control de bienestar" a Wolski.

El hospital AMITA Health Resurrection Medical Center en Chicago. Captura de pantalla Google Maps

Las autoridades sanitarias han registrado una ola de prescripciones de ivermectina sin precedentes: 88,000 recetas por semana en agosto según los CDC. Un salto considerable desde las 3,600 que se pedían por semana antes de la pandemia. En paralelo, se dispararon los llamados a emergencias por intoxicaciones con el fármaco.

Los comprimidos de este fármaco sí están aprobados por la FDA para humanos en el tratamiento de algunos parásitos, como las lombrices intestinales. También se usa en tratamientos tópicos para los parásitos externos (piojos) y para ayudar a las afecciones de la piel (rosácea).

Pero “las personas nunca deben tomar medicamentos veterinarios”advierte la FDA.

Algunos de los seguidores de Wood y Wolski incluso planeaban en línea cómo pasarle la ivermectina a la mujer de contrabando. Tras su muerte, dicen que es una “mártir”, “héroe” y “patriota”.

Wood les ha dicho a sus seguidores en redes sociales que “es nuestra responsabilidad asegurar que estos asesinatos médicos se detengan YA y que los perpetradores sean llevados ante la justicia”, y agregó: “Ahora vamos a la guerra”.

Con información de The Chicago Tribune, Vice, Newsweek, The Daily Beast.