IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Rusia suspende el acuerdo para exportar grano ucraniano tras alegar que su flota fue atacada

Kiev acusa a Moscú de apostar “a los juegos del hambre” y poner en peligro los envíos mundiales de alimentos.

Por Andrew Meldrum - The Associated Press

Rusia anunció este sábado que suspenderá la implementación de un acuerdo auspiciado por la ONU para permitir la exportación de cereales ucranianos, en virtud del cual más de nueve millones de toneladas de granos han salido de Ucrania desde la invasión rusa.

El Ministerio de Defensa ruso aseguró que la medida es la respuesta a un supuesto ataque ucraniano con drones contra los buques de la Flota Rusa del Mar Negro atracados frente a la costa de la ocupada península de Crimea, que según Rusia tuvo lugar a primera hora del sábado. Ucrania ha negado haber realizado el ataque, afirmando que los rusos manejaron inadecuadamente sus propias armas.

La declaración rusa se produjo un día después de que el director de la ONU, Antonio Guterres, exhortara a Rusia y Ucrania a renovar el acuerdo de exportación de cereales. Guterres también instó a otros países, principalmente occidentales, a acelerar la eliminación de los obstáculos que bloquean las exportaciones rusas de cereales y fertilizantes.

Buques de guerra rusos anclados en el puerto de Sebastopol, Crimea, el 31 de marzo de 2014.
Buques de guerra rusos anclados en el puerto de Sebastopol, Crimea, el 31 de marzo de 2014.AP

El jefe de la ONU dijo que el acuerdo sobre cereales —patrocinado por la ONU y Turquía en julio y que expira el 19 de noviembre— ha ayudado a “amortiguar el sufrimiento que esta crisis mundial del costo de la vida está infligiendo a miles de millones de personas”, agregó su portavoz.

Los funcionarios de la ONU estaban en contacto con las autoridades rusas sobre la suspensión del acuerdo, añadió el portavoz Stephane Dujarric.

[Putin advierte que el mundo se enfrenta a la década más peligrosa desde la Segunda Guerra Mundial]

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia acusó el sábado a especialistas británicos de estar implicados en el supuesto ataque con drones a barcos rusos en Crimea. El Ministerio de Defensa británico no respondió de inmediato a una solicitud de comentario. El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, usó Twitter el sábado para acusar a Rusia de jugar “a los juegos del hambre” poniendo en peligro los envíos mundiales de alimentos.

El jefe de la oficina presidencial ucraniana, Andriy Yermak, denunció la suspensión rusa como un “chantaje primitivo”.

El ministro de Agricultura de Rusia dijo que Moscú está dispuesto a “sustituir totalmente el grano ucraniano y suministrarlo a precios asequibles a todos los países interesados”. En declaraciones recogidas por el canal de televisión estatal Rossiya 24, Dmitry Patrushev dijo que Moscú estaba dispuesto a “suministrar gratuitamente hasta 500,000 toneladas de grano a los países más pobres en los próximos cuatro meses”, con la ayuda de Turquía.

Momentos antes el sábado, Ucrania y Rusia ofrecieron versiones distintas sobre el presunto ataque con drones en Crimea, en el que al menos un barco ruso sufrió daños en Sebastopol, el puerto de la península ucraniana anexionada por Moscú en 2014.

El Ministerio de Defensa ruso afirmó que un dragaminas sufrió “daños menores” durante el supuesto ataque ucraniano previo al amanecer contra buques de la Armada rusa y barcos civiles anclados en Sebastopol, que alberga el cuartel general de la Flota del Mar Negro de Rusia. Las fuerzas rusas habrían “repelido” 16 drones atacantes, según el ministerio.

Pero un asesor del Ministerio del Interior ucraniano afirmó que una “manipulación descuidada de explosivos” había causado estallidos en cuatro buques de guerra de la Flota del Mar Negro de Rusia. Anton Gerashchenko escribió en Telegram que los buques incluían una fragata, un buque de desembarco y un barco que transportaba misiles de crucero utilizados en un mortífero ataque en julio contra una ciudad del oeste de Ucrania.