IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Inicia operación militar rusa en el este de Ucrania tras anuncio de Putin. Reportan explosiones en varias ciudades

Tras ignorar los pedidos para detenerse, el presidente ruso anunció la operación militar a través de un mensaje televisado. Dijo que cualquier intento de interferir con la acción conduciría a “consecuencias que nunca nunca antes vistas”.
Rusia decide invadir Ucrania
  • Putin ignoró los llamados del Consejo de Seguridad de la ONU y anunció la operación militar.
  • "El mundo hará que Rusia rinda cuentas", dijo Biden.
  • Se reportaron explosiones en Kiev, minutos después del discurso de Putin. Le siguieron bombardeos en decenas de ciudades ucranianas.
  • Ucrania asegura que las tropas rusas invadieron su territorio desde Bielorrusia y Crimea.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció este miércoles por la noche, jueves por la mañana en Moscú, la puesta en marcha de "una operación militar especial" en Ucrania con el objetivo de "proteger a civiles", tras ignorar los llamados del Consejo de Seguridad de la ONU para que detuviera sus tropas y retrocediera la escalada de tensiones.

En un discurso televisado, Putin dijo que la decisión se produce en respuesta a las supuestas amenazas provenientes de Ucrania. Agregó que Rusia no tiene el objetivo de ocupar el país vecino. Putin indicó que la responsabilidad del derramamiento de sangre recaería en el “régimen” ucraniano.

Y advirtió a otros países que cualquier intento de interferir con la acción rusa conduciría a “consecuencias nunca antes vistas”.

 [Cinco preguntas sencillas pero claves sobre el conflicto en Ucrania]

Minutos después de la intempestiva declaración de Putin, se escucharon explosiones en Kiev, la capital de Ucrania, y otras ciudades del país, según lo reportó nuestra cadena hermana NBC News.

En las siguientes horas, se reportaron bombardeos en una veintena de ciudades del país, mientras las tropas rusas avanzaban sobre el territorio. El Gobierno ucraniano ha informado de decenas de muertos de uno y otro lado del conflicto, entre ellos civiles, y ha llamado a su población a tomar armas.

El presidente ruso acusó a Estados Unidos y sus aliados de ignorar las demandas rusas de impedir de manera definitiva el ingreso de Ucrania a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y reducir la presencia de la alianza militar occidental cerca de las fronteras rusas.

Declaró que la operación militar rusa tendría como objetivo la "desmilitarización" de Ucrania. Putin dijo que todos los soldados ucranianos que dejaran las armas se les permitiría dejar sanos y salvos la zona de combate.

"Una operación injustificada", según Biden

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reaccionó al anuncio de Putin calificando la agresión contra Kiev como "un ataque no provocado e injustificado".

"El presidente Putin ha elegido una guerra premeditada que traerá una pérdida catastrófica de vidas y sufrimiento humano. Solo Rusia es responsable de la muerte y destrucción que traerá este ataque, y Estados Unidos, sus aliados y socios responderán de manera unida y decisiva. El mundo hará que Rusia rinda cuentas", declaró Biden en un comunicado este miércoles por la noche.

El presidente ruso, Vladimir Putin, asiste a una ceremonia en la Tumba del soldado desconocido cerca del muro de Kremlin
El presidente ruso, Vladimir Putin, asiste a una ceremonia en la Tumba del soldado desconocido cerca del muro de Kremlin, en Moscú, el 23 de febrero de 2022.Alexei Nikolsky / AP

Biden explicó que monitoreará la situación desde la Casa Blanca y que el jueves se reunirá con miembros del G7, el grupo de las principales potencias del mundo para hablar sobre el conflicto en Ucrania.

"También nos coordinaremos con nuestros Aliados de la OTAN para garantizar una respuesta fuerte y unida que disuada cualquier agresión contra la Alianza. Esta noche, Jill y yo oramos por el pueblo valiente y orgulloso de Ucrania", agregó Biden.

Bombardeos en territorio ucraniano

El giro en la dramática saga de Ucrania y Rusia se produjo horas después de que los líderes separatistas de Donetsk y Luhansk, dos regiones rebeldes en el este del país, le pidieran a Putin que les brindara ayuda militar para defenderse de la “agresión” ucraniana.

"Putin acaba de lanzar una invasión a gran escala de Ucrania. Las pacíficas ciudades ucranianas están bajo bombardeos. Esta es una guerra de agresión. Ucrania se defenderá y ganará. El mundo puede y debe detener a Putin. El momento de actuar es ahora", tuiteó el ministro de Exteriores de Ucrania, Dymytro Kuleba.

En medio de los crecientes bombardeos, la Unión Europea declaró el espacio aéreo de Ucrania un lugar no seguro para la aviación civil, aunque las autoridades de ese país ya habían restringido los vuelos, luego de que Rusia hiciera lo propio cerca de su frontera occidental.

El ministro de Interior ucraniano, Anton Herashchenko, informó en un chat con periodistas que se habían registrado bombardeos rusos en Donetsk, Zaporizhia, Luhansk, Odesa, Kherson, Mykolaiv, Poltava, Chernihiv, Zhytomyr y Kiev. Así como en dos aeropuertos de Melitopol y Ozerne, en la región norte de Zhytomyr.

En un discurso televisado el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, anunció que se impondría la ley marcial en todo el país.

"Hoy necesitamos que todos y cada uno de ustedes mantengan la calma y si pueden quédense en casa”, dijo Zelenskyy. “Estamos trabajando, el Ejército está trabajando, todo el sector de defensa y seguridad de Ucrania está trabajando. Me mantendré en contacto todo el tiempo al igual que el Consejo de Seguridad y Defensa. Hablaré con ustedes pronto. No entren en pánico, somos fuertes, estamos preparados, ganaremos”, afirmó.

En el video Zelenskyy refirió que había recibido una llamada de apoyo por parte de Biden y que Estados Unidos estaba preparando más ayuda.

En medio de fallas de los servicios de internet, en particular de las conexiones fijas, las sirenas de los servicios de protección civil sonaban intermitentemente en Kiev y otras ciudades ucranianas para alertar a la población para buscar refugio de los bombardeos rusos, reportó MSNBC.

Herashchenko informó pasada la media noche, hora del este, que tropas rusas habían atacado puestos militares ucranianos desde varios puntos y con ayuda de Bielorrusia en el caso de Chernihiv. Las otras provincias asaltadas habrían sido Luhansk, Sumy, Kharki, Zhytomyr y la República Autónoma de Crimea.

NBC News, cadena hermana de Noticias Telemundo, no ha podido verificar de manera independiente estos ataques y las autoridades ucranianas tampoco revelaron ninguna baja.

El Consejo de Seguridad de la ONU hace advertencias de última hora

En otra reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU que se llevó a cabo este lunes, ninguno de los 15 miembros, salvo Rusia, mostró apoyo al reconocimiento de la independencia de Donetsk y Luhansk.

“Sólo hay una cosa que puedo decir desde el fondo de mi corazón: Presidente Putin detenga a sus tropas de inmediato, dele una oportunidad a la paz, mucha gente ya ha muerto”, dijo en su alegato inicial este miércoles por la noche António Guterres, secretario general de la ONU.

La embajadora Linda Thomas-Greenfield, representante de Estados Unidos ante la ONU, comenzó su primera intervención de la noche reiterando el apoyo de la Administración Biden a Ucrania.

“Estamos aquí esta noche porque creemos, junto con Ucrania, que una nueva invasión a gran escala por parte de Rusia es inminente”, dijo la diplomática estadounidense.

“Esta noche estamos viendo a los rusos cerrar el espacio aéreo, mover tropas a Donbas y mover fuerzas a posiciones listas para el combate. Este es un momento peligroso. Y estamos aquí por una sola razón: para pedirle a Rusia que se detenga. Vuelvan a sus fronteras”, exigió.

La reunión entre los diplomáticos de los 15 países miembros de consejo para evitar una posible guerra en el Este de Europa no había terminado cuando Putin anunció la incursión rusa en Ucrania.

Lo que provocó un acalorado intercambio entre el embajador de Ucrania ante la ONU, Sergiy Kyslytsya, y el embajador de Rusia, Vasily Nebenzya, a quien denunció por declarar la guerra a su país durante la reunión de emergencia.

Kyslytsya sarcásticamente dijo que el embajador ruso debería reproducir un video de Putin anunciando la invasión.

"No me interrumpa por favor, gracias. Ustedes declararon la guerra, es la responsabilidad de este cuerpo impedir la guerra. Así que llamo a cada uno de ustedes a hacer lo posible por detener la guerra", pidió el diplomático ucraniano.

Zelenskyy hace un llamado a la paz

Antes de que iniciara la invasión, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, se dirigió al pueblo ruso en su idioma, exhortando que eligieran la paz en un momento en el que Putin ya no había querido continuar las negociaciones.

Dirigiéndose a la nación vecina, el presidente ucraniano aseguró a la audiencia que la realidad que mostraban "sus medios" sobre Ucrania era muy diferente de la verdad. Los ucranianos "no son nazis" y no "odian la cultura rusa", destacó.

"Somos diferentes, pero esto no es razón para ser enemigos. Queremos definir y construir nuestra propia historia. Pacífica, tranquila, honestamente", declaró Zelenskyy.

"La verdad es que tenemos que parar antes de que sea demasiado tarde", continuó. “Y si el liderazgo ruso no quiere sentarse a la mesa con nosotros por el bien de la paz, tal vez se siente a la mesa con ustedes. ¿Los rusos quieren la guerra? Me gustaría mucho responder a esta pregunta, pero la respuesta depende de ustedes, los ciudadanos de la Federación Rusa”, agregó.

[El papa llama a la paz en conflicto en Ucrania]

Poco más tarde, varias agencias gubernamentales de Ucrania registraron fallas en sus sitios web que expertos en ciberseguridad citados por la cadena CNN atribuyeron a posibles ataques informáticos de Rusia.

El Departamento de Estado de Estados Unidos había advertido que un ciberataque a gran escala podría preceder una operación militar rusa. El titular de la agencia, Anthony Blinken, también había predicho que el ataque ruso ocurriría este miércoles por la noche.

Alrededor de las 9:00 pm, hora del este, el espacio aéreo ucraniano fue cerrado a la aviación civil, obligando a los aviones comerciales a dar media vuelta en pleno vuelo para regresar. Según la agencia de noticias Reuters, Rusia también cerró parte del espacio aéreo en su frontera este con Ucrania, "para poder proveer seguridad a los vuelos de la aviación civil".