Tras haberlos negado, Trump aprueba fondos de emergencia para incendios en California

La noticia fue comunicada por el gobernador Gavin Newsom, quien ya había anunciado que apelaría la negativa de la Administración de aprobar los fondos el jueves por la noche. Esto permitirá el Gobierno federal comparta gastos con el estatal para asumir los daños, limpieza y reconstrucción tras seis incendios históricos.

Solo horas después de haber negado a California la ayuda para paliar las consecuencias de los incendios forestales que en septiembre arrasaron casi 2 millones de acres, destruyeron casi 1,000 hogares y mataron al menos a tres personas, el presidente, Donald Trump, recurvó en su decisión y aprobó la solicitud del estado para declarar una emergencia por desastre mayor.

Trump aprobó la solicitud del gobernador Gavin Newsom este viernes, luego de que el segundo apelara la negativa  de su Adminsitración.

"Acabo de colgar el teléfono con @realdDonaldTrump, quien ha aprobado nuestra solicitud de Declaración de Desastre Mayor. Agradecido por su pronta respuesta", escribió Newsom en Twitter esta tarde. 

El gobernador ya había dicho el jueves que el estado retaría la negativa del presidente.

Newsom presentó formalmente una carta a la Casa Blanca y a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) el 28 de septiembre pidiendo una declaración de desastre mayor.

Esta declaración permite compartir el costo de los daños, la limpieza y la reconstrucción entre el Gobierno estatal y el federal. También activa los programas de ayuda dirigidos por FEMA.

California no solicitó una cantidad específica de dólares porque las estimaciones de los daños no están completas. Aunque, según Ferguson, tal ayuda podría llegar fácilmente a los cientos de millones de dólares (229 millones, según la cadena CNN).

Los desastres incluyen el incendio Bobcat, en el condado de Los Ángeles; el incendio de El Dorado, en el condado de San Bernardino; y el incendio Creek, uno de los más grandes que sigue ardiendo en los condados de Fresno y Madera.

Los otros tres incendios forestales que aparecen en la solicitud fueron el Valley, en el condado de San Diego; el Oak, en el condado de Mendocino; y el Slater, en el condado de Siskiyou.

Durante una visita al estado el mes pasado, el presidente negó los efectos del cambio climático en los incendios, pese a que estudios científicos prueban que este ha provocado que el estado sea más seco, lo que provoca que su vegetación sea más inflamable.