IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El gobernador de California declara la emergencia por sequía en todo el estado y pide a los residentes conservar agua

La alerta incluye ahora a Los Ángeles, San Diego y San Francisco, entre otros, ante el bajo nivel de los embalses y por la amenaza de un tercer año de tiempo seco. Permite que se prohíba el derroche de agua potable y su uso, por ejemplo, para lavar aceras.

El gobernador de California, Gavin Newsom, extendió este martes la declaración de emergencia por sequía a todo el estado e instó a los residentes a conservar agua ante el nivel crítico de almacenamiento en los embalses estatales. 

“A medida que el oeste de Estados Unidos se enfrenta a un posible tercer año de sequía, es crucial que los californianos de todo el estado redoblen sus esfuerzos para ahorrar agua de todas las maneras posibles”, dijo el gobernador Newsom en un comunicado.

La orden, que autoriza a las juntas estatales a prohibir el derroche de agua, añade los condados de Imperial, Los Ángeles, Orange, Riverside, San Bernardino, San Diego, San Francisco y Ventura a la proclamación inicial.

[Los niños vivirán tres veces más desastres naturales que sus abuelos]

En esta imagen área de mayo de 2021, cuando aún no había comenzado el verano, se puede ver a menos de la mitad de su capacidad al lago Oroville, el segundo mayor embalse de California que proporciona agua potable a más de 25 millones de personas.PATRICK T. FALLON / AFP via Getty Images

En concreto, la orden le permite a la Junta Estatal de Control de los Recursos Hídricos prohibir las prácticas de despilfarro de agua, incluido el uso de agua potable para lavar aceras y calzadas

La decisión de Newsom llega ahora que California está padeciendo el segundo año más seco del que se tiene registro y ante la amenaza del fenómeno meteorológico de La Niña.

El gobernador había emitido una orden ejecutiva en julio en la que pedía a los residentes que redujeran voluntariamente el uso del agua en un 15% con respecto a 2020 para proteger las reservas de agua. Pero en agosto, según los datos de la Junta, la reducción fue de sólo un 5% con respecto al año pasado. 

Aunque los californianos han aprendido a conservar el recurso en la última década. El uso de agua residencial per cápita en todo el estado se redujo un 21% entre 2013 y 2016 y, a partir de 2020, el sector urbano está utilizando aproximadamente un 16% menos de media que en 2013, según datos oficiales. El estado ha puesto en marcha una serie de campañas que enseñan a ahorrar agua de forma práctica y sencilla.

La orden también requiere que los proveedores locales de agua implementen planes de contingencia de acuerdo a las condiciones locales y se preparen para la posibilidad de un tercer año de sequía.

Newsom reiteró en su proclamación que la escasez de agua es una consecuencia del cambio climático que “hace que las sequías sean más comunes y más severas”.

California está experimentando su peor sequía desde finales del siglo XIX impulsada tanto por la falta de precipitaciones como por las altas temperaturas registradas. El mes de agosto de 2021 fue el más seco y el más caluroso desde que se tienen registro. Estas condiciones alimentaron las llamas de incendios forestales en zonas rurales del estado.

[¿Tiene menos de 40 años? Le espera un futuro “sin precedentes” de olas de calor extremas, sequías e inundaciones]

La proclamación emitida este martes también autoriza a la Oficina de Servicios de Emergencia del Gobernador a proporcionar asistencia y financiación para apoyar la respuesta de emergencia y la entrega de agua potable.