IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Nueva Orleans ordena evacuaciones ante la llegada de Ida, un huracán de categoría 4 más potente que Katrina

Según los pronósticos, Ida impactará el domingo. Gran parte de la costa de Louisiana y de la costa del Mississippi están en alerta por inundaciones potencialmente mortales, dada la cantidad de lluvia que se espera que caiga en esta zona. "Nos encontramos ante una catástrofe natural en medio de una pandemia", advierten las autoridades.

La ciudad de Nueva Orleans se prepara para la llegada de Ida, que previsiblemente impactará las costas de Louisina como un huracán de categoría 4 el domingo, más potente incluso que el hucarán Katrina y uno de los más mortíferos de la historia de Estados Unidos.

Las autoridades locales y estatales ya han comenzado a evacuar las zonas más vulnerables al paso del huracán, con la mente puesta en la destrucción que provocó Katrina hace 16 años y la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus.

El fenómeno meteorológico aumentó su intensidad la tarde del viernes a su paso por Cuba, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), y se prevé que vaya fortaleciéndose a medida que entre en contacto con las aguas cálidad del Golfo de México y ponga rumbo a Nueva Orleans.

A las 4:00 am del sábado (hora de la Costa Este), el ojo de Ida se encontraba a 185 millas (300 kilómetros) al oeste-noroeste de La Habana y a 510 millas (825 km) al sureste de Nueva Orleans, según el último parte. Se desplazaba a 16 millas por hora (26 kilómetros por hora), con vientos máximos sostenidos de 80 mph (130 km/h).

"Esta será una tormenta que cambiará la vida de aquellos que no estén preparados", aseguró el meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional Benjamin Schott, durante una conferencia de prensa el viernes con el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards.El investigador de hucaranes de la Universidad de Miami Brian McNoldy dijo a la agencia de información The Associated Press que "Ida tiene el potencial de ser muy dañino".

[México enfrenta la sequía más cruda de sus últimos 30 años]

El gobernador declaró el estado de emergencia por el aviso de huracán. "Para el sábado por la noche, todos deberían estar en el sitio donde planean pasar la tormenta", advirtió Edwards.

El presidente, Joe Biden, aprobó una declaración federal de emergencia para Louisiana antes de la tormenta. La vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) tiene previsto enviar cerca de 150 miembros del personal médico y casi 50 ambulancias a la costa del Golfo para ayudar a los hospitales.

"Existe un peligro de inundación por marea de tormenta que pone en peligro la vida a lo largo de gran parte de la costa de Luisiana y de la costa del Mississippi, donde está en vigor un aviso de marea de tormenta. Los residentes de estas zonas deben seguir los consejos de las autoridades locales", señaló el NHC.

 Las inundaciones por el aumento de la marea podrían ser potencialmente mortales. Dentro del área de Morgan City, Louisiana, a la desembocadura del río Mississippi, pueden caer de 10 a 15 pies de lluvia por encima del nivel del mar, mientras que desde la desembocadura del río Mississippi a Ocean Springs podría dejar entre 7 a 11 pies.

La acaldesa de Nueva Orleans, LaToya Cantrell, ordenó la evacuación obligatoria de una pequeña zona de la ciudad situada fuera del sistema de diques. Ante la rápida intensificación de Ida, aseguró que no es posible evacuar toda la ciudad.

Una imagen de satélite muestra la tormenta tropical Ida después de formarse en el Caribe, a unas 75 millas (125 kilómetros) al noroeste de Gran Caimán.via REUTERS

"La ciudad no puede ordenar una evacuación obligatoria porque no tenemos tiempo", dijo Cantrell.

Por su parte el alcalde de Grand Isle, una localidad de Luisiana en una estrecha isla en el Golfo, pidió la evacuación voluntaria de la zona el jueves por la noche y dijo que sería obligatoria el viernes.

Los ciudadanos deben estar preparados para cortes prolongados en el suministro eléctrico, señalaron las autoridades.

Recuerdos del pasado

La devastación y la conmoción que provocó Katrina el 29 de agosto de 2005 como huracán de categoría 3, precisamente el mismo día que se pronostica que impacte Ida, y la crisis sanitaria del coronavirus, que tiene a los hospitales del estado al límite de pacientes contagiados por COVID-19, añaden presión a la llegada de Ida.

Katrina dejó más de 1,800 muertos, miles de personas perdieron su casa y dejó incalculables daños medioambientes y millonarias pérdidas económicas. La zona asolada tardó años en recuperarse y los residentes quedaron traumatizados por la catástrofe que se vivió. 

Paralelamente, Nueva Orleans sufre un brote grave con una media de 220 nuevas infecciones de COVID-19 al día, según datos oficiales de la ciudad. El viernes se confirmaron 3,400 nuevos casos en todo el estado y al menos 2,684 personas están hospitalizadas a causa del virus.

Como consecuencia, las autoridades decidieron no evacuar los hospitales de Nueva Orleans puesto que los centros médicos de la zona tienen poca capacidad para recibir a pacientes nuevos. 

"Nos encontramos ante una catástrofe natural en medio de una pandemia. Nuestro ruego y nuestra esperanza es que todo el mundo se prepare para ambas cosas muy seriamente y muy a fondo", declaró directora de salud pública de Nueva Orleans, la doctora Jennifer Avengo.
 

La costa del Golfo, en máxima alerta

La alerta por huracán se extiende desde Intracoastal City, Louisiana, hasta los límites entre Mississippi y Alabama, incluyendo Lake Pontchartrain, Lake Maurepas y la zona metropolitana de Nueva Orleans.

Se prevé que la tormenta deje entre  6 y 10 pulgadas de lluvias, con máximos de 15, en partes de Jamaica, Cuba y las islas Caimán, con la posibilidad de precipitaciones más intensas en zonas aisladas. En Louisiana podría dejar entre 8 y 16 pulgadas de lluvias, incluso 20 en algunas zonas.

Dependiendo de la marea, cuando Ida se acerque a la costa, se prevén marejadas ciclónicas de entre 7 a 11 pies entre Morgan City, Luisiana, y Ocean Springs, Mississippi.

"La combinación de una peligrosa marejada ciclónica y la marea provocará que las áreas normalmente secas cercanas a la costa se inunden con el aumento de las corrientes de aguas que se mueven tierra adentro desde la costa", según el Centro Nacional de Huracanes.

Paralelamente, el NHC dio a conocer la formación de una nueva depresión tropical, bautizada por ahora como Diez, sobre el océano Atlántico que se dirige hacia el Caribe.

Con información de The Associated Press y NBC News