IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La tormenta tropical Danny toca tierra en las costas de Carolina del Sur. Trae fuertes lluvias al sureste

La cuarta tormenta con nombre de la temporada golpeó la costa con vientos de hasta 40 millas (65 km) por hora. Se esperan hasta 3 pulgadas de lluvia en zonas costeras a medida que se mueve hacia Georgia.

La tormenta tropical Danny, la cuarta de la temporada de huracanes, llegó a la costa de Carolina del Sur con vientos sostenidos de 40 millas por hora, luego de subir de categoría este lunes por la tarde.

Los meteorólogos advierten que el fenómeno traerá fuertes lluvias a Carolina del Sur, el noreste de Alabama y Georgia, a donde se moverá el martes por la madrugada.

Se esperan entre una y tres pulgadas de lluvias en las costas de Carolina del Sur y Georgia, aunque la sequía que ha afectado a esas zonas podría limitar el riesgo de inundaciones generalizadas.

[Cómo y cuando debe prepararse para un huracán o tormenta tropical]

La marejada ciclónica puede alcanzar hasta tres pies de altura entre el estrecho de Port Royal y South Santee River.

 

 

Los vientos con fuerza de tormenta tropical ya se sentían en Carolina del Sur el lunes por la tarde. Una estación meteorológica en Folly Beach, a las afueras de Charleston, registró una ráfaga de viento de 41 mph (66kph) según el Centro Nacional de Huracanes.

A las 5:00 pm, hora del Este, la tormenta se centró a unas 35 millas (70 kilómetros) al sureste de Charleston, Carolina del Sur, según el centro de huracanes con sede en Miami. El sistema se movía hacia el oeste-noroeste a 16 mph (26 kph).

Imagen satelital con luz infrarroja de la tormenta tropical Danny mientras toca tierra en Carolina del Sur el lunes 28 de enero de 2021.NOAA

El Centro Nacional de Huracanes ha informado además de una onda tropical en el océano Atlántico que avanza hacia el noroeste a 15 millas por hora y podría llegar a las Antillas Menores el miércoles por la noche, aunque sólo hay por ahora un 40% de que se forme una depresión o tormenta tropical.

 

El oeste de México, por otra parte, seguirá sufriendo en los próximos días los embates del huracán Enrique, que ya ha comenzado a debilitarse al alejarse de la costa. 

Se encuentra a 90 millas al oeste de Cabo Corrientes, en Jalisco, y a 240 millas de Cabo San Lucas, en Baja California Sur. Arrastra vientos sostenidos de hasta 80 millas por hora y se mueve muy lentamente hacia el noroeste, a cinco millas por hora.