IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Intensas nevadas y vientos dejan sin electricidad a miles de personas en Seattle, Portland y otras zonas del noroeste

Comunidades de toda la región se vieron afectadas, informaron empresas de servicios públicos. Los vientos llegaron a alcanzar las 52 millas por hora en el Aeropuerto Internacional Seattle-Tacoma, indicó el Servicio Meteorológico Nacional en esa ciudad.

Por The Associated Press

El clima invernal causó fuertes vientos y nevadas en partes del noroeste de Estados Unidos, cortó el suministro eléctrico en algunas áreas y arrojó nieve en la zona montañosa de Cascade Range.

Miles de hogares se quedaron sin electricidad este sábado por la mañana en el zona metropolitana de Seattle después de una noche de lluvia y viento, publicó el Seattle Times.

Seattle City Light informó de 17 corte eléctricos que afectaron a más de 1,700 clientes a última hora de la mañana, aproximadamente dos tercios de ellos en el sur de Seattle. La empresa de servicios públicos anunció que estaba investigando la causa.

Según el Seattle Times, hubo apagones más pequeños, algunos causados por árboles caídos, en otros vecindarios de Seattle.

Comunidades de toda la región se vieron afectadas. Puget Sound Energy reportó 79 cortes que afectaron a más de 4,700 clientes alrededor de las 11:30 am (hora local). Los apagones se extendieron desde el condado Kitsap hasta el sur de la capital del estado, Olympia, informó el medio de comunicación.

[Terremoto de magnitud 7.5 sacude Filipinas: ya no hay alerta de tsunami]

En Oregon, más de 2,000 personas del área de Portland también se quedaron sin electricidad, revelaron los mapas de cortes de electricidad de Portland General Electric y Pacific Power.

Los cortes de energía se produjeron cuando fuertes vientos azotaron la región, y llegaron a alcanzar 52 mph (84 km/h) en el Aeropuerto Internacional Seattle-Tacoma, de acuerdo con la oficina del Servicio Meteorológico Nacional en Seattle.

Los fuertes vientos causaron que las autoridades del Parque Nacional Olympic, en la península de Olympia, al oeste de Seattle, cerraran varios campamentos costeros. Se advirtió que las tormentas de viento podrían provocar olas potencialmente mortales en la costa, la caída de árboles y bloqueos de carreteras.

Las tormentas también arrojaron nieve en Cascades. Hasta el viernes por la tarde, Paradise en el Parque Nacional Monte Rainier había recibido 14 pulgadas de nieve en 24 horas, según informes preliminares del Servicio Meteorológico Nacional.

[El COVID-19 impulsa las hospitalizaciones en el arranque de la temporada invernal de virus respiratorios]

En Oregon Cascades, la estación de esquí de Mt. Bachelor, cerca de Bend, celebró su apertura el sábado después de recibir aproximadamente un pie (30 centímetros) de nieve en las 24 horas previas. Timberline, en Mount Hood, informó de una caída de nieve similar durante el mismo período y esperaba abrir sus sillas funiculares para los esquiadores, pero tuvo que posponer la decisión hasta el domingo debido a los fuertes vientos, informó el complejo en una publicación de Instagram. Mount Bachelor indicó que también estaba experimentando fuertes vientos.

Las autoridades de Washington y Oregon han advertido a los choferes que tengan cuidado al conducir con fuertes vientos y nevadas, que utilicen cadenas para los neumáticos si es necesario y tengan suministros en sus vehículos, como agua y mantas, en caso de retrasos en el tráfico.