IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Ida se convierte en un huracán de categoría 4 "extremadamente peligroso". Nueva Orleans espera su devastadora embestida con el recuerdo de Katrina en la mente

Los vientos alcanzan las 150 millas por hora. La marejada ciclónica y la violenta ventisca pueden provocar daños mortales. Las autoridades han abierto refugios para los desplazados, pese al peligro de propagación del coronavirus. Hay 5,000 tropas de la Guardia Nacional movilizadas para participar en trabajos de búsqueda y rescate.
/ Source: Telemundo

Ida se convirtió la madrugada del domingo en un huracán de categoría 4 "extremadamente peligroso" que no ha dejado de fortalacerse mientras se aproxima a la costa de Louisiana, donde la población está preparada para la previsible devastadora embestida de este fenómeno meteorológico.

Los vientos máximos sostenidos han ido aumentando progresivamente con el paso de las horas hasta alcanzar las 150 millas por hora (240 km/h), con ráfagas incluso superiores. Se prevé que toque tierra en el sureste del estado a lo largo del domingo, según los expertos.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) informó que el ojo de Ida estaba a las 7:00 a.m. (hora de la Costa Este) a 75 millas (120 km) al sur-sureste de la isla Grand Isle -a menos de 100 millas (160 km) al sur de Nueva Orleans- y a 60 millas (95 km) al sur-suroeste de la boca del río Mississippi. Mantiene su trayectoria hacia el noroeste a 15 millas por hora (24 km/h), después de haber atravesado todo el Golfo de México desde Cuba. 

 El NHC advirtió de marejada ciclónica y daños provocados por el violento viento potencialmente mortales, así como de inundaciones en la costa.  

Las autoridades pidieron a los residentes prepararse para las probables consecuencias catastróficas que pueda tener Ida. La mente de muchos esta puesta en el huracán Katrina, que impactó la zona precisamente hace 16 años este mismo domingo y que dejó más de 1,800 muertos, incalculables daños medioambientales y millonarias pérdidas económicas.  

Muchas localidades abrieron refugios para albergar a la población desplazada, pero la baja tasa de vacunación en el estado y la variante delta hacen temer un repunte de las infecciones de COVID-19 en medio del caos que pueda dejar Ida. 

De hecho, la tormenta amenaza a una región que ya se sufre el aumento de los casos. Los hospitales de Nueva Orleans tienen prácticamente todas sus camas ocupadas y los centros médicos de otras zonas también tienen poca capacidad para recibir a pacientes evacuados. Las entancias en refugios para desplazados suman un riesgo añadido a la propagación del virus.

 Un gran número de personas han abandonado las zonas costeras, por miedo al impacto del huracán. La Interestatal 10 a la altura de Nueva Orleans vivió importantes atascados el sábado y pudo verse largas colas en las gasolineras.

La alcaldesa de Nueva Orleans, LaToya Cantrell, reconoció la imposibilidad de ordenar la evacuación de los 390,000 residentes de la ciudad por la rapidez con la que se fortalece Ida. "El tiempo simplemente no está de nuestro lado. No queremos que haya gente en las carreteras y, por lo tanto, en mayor peligro", explicó.

Sin embargo, los residentes fuera del sistema de protección de diques están bajo una orden de evacuación obligatoria, subrayó, al igual que los de Venetian Isles y otras partes de la ciudad fuera de este mecanismo contra huracanes.

Ida pondrá a prueba la infraestructura de contención construida tras Katrina, que hasta ahora ha superado el paso de tormentas y huracanes pero ningún fenómeno meteorológico ha sido tan potente como el que impactará en las próximas horas.

 El gobernador de Louisiana declaró el estado de emergencia por la llegada del huracán. "Para el sábado por la noche, todos deberían estar en el sitio donde planean pasar la tormenta", advirtió John Bel Edwards.

El presidente, Joe Biden, aprobó una declaración federal de emergencia para el estado. La vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) tiene previsto enviar cerca de 150 miembros del personal médico y casi 50 ambulancias a la costa del Golfo para ayudar a los hospitales.

Edwards también anunció que las autoridades están buscando habitaciones de hotel para evacuados, con el fin de que un número menor de personas tenga que permanecer en refugios saturados de desplazados. Durante la temporada de huracanes del año pasado, el estado encontró habitaciones para 20,000 personas, señaló.

[Nueva Orleans ordena evacuaciones ante la llegada de Ida, un huracán de categoría 4 más potente que Katrina]

"Así que sabemos cómo hacerlo", dijo Edwards en referencia a cómo aguantar el paso de un potente huracán.

Unas 5,000 tropas de la Guardia Nacional han sido movilizadas en 14 parroquias estatales para participar en trabajos de búsqueda y rescate, mientras que 10,000 trabajadores del tendido eléctrico están preparados para responder a los posibles cortes en el suministro eléctrico, que puede ser prolongado.

Ida tocará tierra presumiblemente en la fecha exacta en que el huracán Katrina devastó una gran franja de la costa del Golfo hace 16 años.

Mientras Katrina era de categoría 3 cuando impactó el suroeste de Nueva Orleans, Ida lo hará con una fuerza mayor por el oeste de la ciudad, reporta la agencia de noticias The Associated Press

"Esta será una tormenta que cambiará la vida de aquellos que no estén preparados", aseguró el meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional Benjamin Schott, durante una conferencia de prensa el viernes con el gobernador de Louisiana. El investigador de hucaranes de la Universidad de Miami Brian McNoldy dijo por su parte a AP que "Ida tiene el potencial de ser muy dañino".

Un residente recoge sacos de arena en un punto de distribución en Dryades YMCA, en el bulevar Oretha Castle Haley, el viernes 27 de agosto de 2021, en Nueva Orleans, mientras los residentes se preparan para la llegada del huracán Ida.Max Becherer/The Times-Picayune/The New Orleans Advocate via AP / AP

Ida supone una amenaza mucho más allá de Nueva Orleans. Hay un aviso de huracán para casi 200 millas (320 kilómetros) de la costa de Louisiana, desde la Ciudad Intracostera, al sur de Lafayette, hasta la frontera con el estado de Mississippi. También hay un aviso de tormenta tropical hasta la línea de Alabama-Florida.

Las inundaciones por el aumento de la marea podrían ser potencialmente mortales. Dentro del área de Morgan City, Louisiana, a la desembocadura del río Mississippi, pueden caer de 10 a 15 pies de lluvia por encima del nivel del mar, mientras que desde la desembocadura del río Mississippi a Ocean Springs podría dejar entre 7 a 11 pies.

"La combinación de una peligrosa marejada ciclónica y la marea alta provocará que las áreas normalmente secas cercanas a la costa se inunden con el aumento de las corrientes de aguas que se mueven tierra adentro desde la costa", según el NHC.

Con información de AP y NBC