IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Gobernador de Texas culpa a la energía renovable por los apagones. Eso es falso

Greg Abbott responsabilizó a las turbinas eólicas por los fallos eléctricos y dijo que las políticas del Green New Deal son “mortales”, aunque las autoridades estatales lo contradicen. Lo cierto es que la mayoría de generadores eléctricos que fallaron son de carbón, gas o nucleares.
/ Source: Telemundo

El gobernador repubicano de Texas, Greg Abbot, culpó a las turbinas de viento congeladas y al Green New Deal –un plan de lucha contra el cambio climático que introdujo al Congreso la representante Alexandria Ocasio-Cortez– por los cortes eléctricos que dejaron a millones de tejanos expuestos al frío extremo en medio de una tormenta invernal que ha cobrado más de 30 muertes.

“Esto muestra cómo el Green New Deal sería un acuerdo mortal para los Estados Unidos de América” dijo Abbot durante una entrevista con el presentador Sean Hannity en la cadena Fox. “Nuestra energía eólica y solar se apagó, colectivamente era más del 10 por ciento de nuestra red eléctrica y eso empujó a Texas a una situación de faltante de energía a nivel estatal... Simplemente muestra que los combustibles fósiles son necesarios”, agregó el gobernador.

Lo que dice Abbot es falso. Si bien algunas turbinas eólicas fallaron, estas no son las únicas responsables de los masivos  cortes eléctricos en Texas. En realidad, todos los sistemas de generación de energía, incluyendo los que utilizan carbón y energía nuclear, fallaron en alguna medida por el frío extremo, según indicó el propio operador de la red eléctrica estatal, el Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT).

[“Un viaje salvaje”. Así fue cómo el vórtice polar colocó “patas arriba” el clima]

“Las condiciones climáticas extremas hicieron que muchas unidades generadoras, de todos los tipos de combustible, se desconectaran y dejaran de estar disponibles”, señalò ERCOT en un comunicado el lunes 15 de febrero.

Las cosas primordiales que nos preocupaban eran la muy alta demanda (de electricidad), la incapacidad de generación del suministro por gas, y la incapacidad de algunas turbinas de viento debido al congelamiento de las astas”, explicó durante una conferencia de prensa el director de operaciones de sistemas de ERCOT, Dan Woodfin.  

 

“La mayoría de los generadores que se quedaron fuera de línea anoche (domingo) fueron generadores térmicos, alimentados por carbón, gas o energía nuclear. La mayoría de las plantas que se apagaron durante la tarde y hoy por la mañana, fueron alimentadas por una de esas fuentes”, dijo Woodfin a la prensa.

Texas depende, sobre todo, de energía distinta a la eólica. Según publicó el Texas Tribune, alrededor del 80% de la capacidad de la red eléctrica estatal, o 67 gigavatios, se puede generar con fuentes térmicas, incluidas el gas natural, carbón o energía nuclear. Al inicio del invierno, ERCOT esperaba que solo el 7% de la electricidad necesaria durante el invierno, o 6 gigavatios, viniese de distintas fuentes de energía eólica en todo el estado, reportó el diario.

[Millones siguen sin electricidad en el sur del país mientras enfrentan otro frente de frío extremo]

Varios especialistas criticaron la poca preparación de Texas para los meses invernales y señalaron que las turbinas eólicas pueden funcionar en climas tan fríos como el de Groenlandia si están debidamente preparadas, según publicó el diario The Washington Post.

Una de las fuentes especializadas que ha tratado de explicar el faltante de energía en Texas en las últimas horas es Jesse Jenkins, un ingeniero de sistemas de energía y profesor de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial en la Universidad de Princeton. Desde su cuenta de Twitter, Jenkins ha dejado en evidencia que el fallo de la energía eólica es solo una pequeña parte de un problema mucho mayor.

 

En una serie de tuits publicados este miércoles, Jenkins mostró los últimos reportes de ERCOT, que aún registraban más de 30 gigavatios de generadores térmicos fuera de línea, cuando las previsiones del operador estatal en un escenario extremo apenas contemplaban fallos en el suministro por 14 gigavatios. 

La energía de las turbinas de viento en Texas la mañana del miércoles era de 1,000 megavatios, casi 1,500 megavatios menos de lo que ERCOT prevé para un escenario de viento extremadamente bajo, explicó Jenkins.

[Un alcalde de Texas llama “perezosos” a sus ciudadanos por quejarse del frío]

“Eso tampoco ayuda, pero es una contribución mucho menor a la escasez de suministro que los 30,000 MW de interrupciones en la central térmica que han persistido desde el lunes por la mañana”, escribió el especialista.

Texas no tiene tanta capacidad de almacenamiento de gas como otros estados, según reportó el Texas Tribune, porque usualmente puede sacarlo fácilmente del suelo cuando es necesario. Sin embargo, los sistemas extractores no están construidos para operar apropiadamente en clima frío.

Pese a estos datos, diversos políticos conservadores adoptaron una posición similar a la del gobernador Abbot y aseguran que el estado depende mucho de la energía renovable. “Esto es lo que sucede cuando se fuerza a la red a depender en parte del viento como fuente de energía", escribió en Twitter el representante republicano por Texas, Dan Crenshaw. 

 

El comisionado de Agricultura de Texas, Sid Miller, a quien se le ha criticado por diseminar teorías de la conspiración, también aprovechó la tragedia para criticar la energía eólica. “La llamada "energía verde" no puede y nunca reemplazará al petróleo, el gas o la energía nuclear”, escribió en Facebook. 

[Los lugares que se verán más afectados por la tormenta invernal en los próximos días]

Sobre el ataque del gobernador Abbot al Green New Deal, cabe decir que este  ni siquiera ha sido aprobado en el Congreso. Se trata de una resolución introducida en febrero del 2019 por los representantes demócratas Alexandria Ocasio Cortez (Nueva York) y Edward J. Markey (Massachusetts), que reúne una serie de propuestas para que Estados Unidos genere toda su energía eléctrica a partir de fuentes de energía limpias y renovables, entre otras medidas, además de buscar que el mundo alcance cero emisiones de dióxido de carbono  para el 2050. 

Pero la resolución no es vinculante, así que, aunque el Congreso la aprobase, nada en la propuesta se convertiría en ley. Por lo tanto, decir que los apagones en Texas están relacionados de alguna manera con el Green New Deal también es falso.