El huracán Isaías sacude Bahamas con fuertes lluvias mientras Florida se prepara para su llegada

El gobernador de Florida declaró en emergencia a la mayor parte de la costa este del estado ante la posibilidad de que Isaías impacte allí entre esta noche y el sábado por la mañana. En Miami-Dade fueron cerradas playas, marinas y parques.

Una advertencia de huracán fue emitida en la tarde de este viernes para partes de la costa de Florida, mientras el fenómeno Isaías, de categoría 1, sacudía con fuertes lluvias las Bahamas en su trayectoria hacia el sureste de Estados Unidos.  

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró en emergencia a la mayor parte de la costa este del estado ante la posibilidad de que Isaías impacte allí entre esta noche y el sábado por la mañana.

Los funcionarios del estado informaron que ya desde la noche del viernes han cerrado playas, marinas y parques en el condado Miami-Dade. El alcalde Carlos Giménez señaló que el condado tenía 20 centros de desalojo listos para adoptar las medidas de seguridad en función de prevenir contagios de COVID-19. Ese condado es el epicentro de la crisis sanitaria en la golpeada Florida.

“Todavía no creemos que haya necesidad de abrir albergues para esta tormenta, pero están listos”, señaló.

Isaías tenía vientos máximos sostenidos de 120 km/h (75 mph) el viernes por la tarde y se esperaba que los próximos días mantuviera fuerza de huracán, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC por sus siglas en inglés). Su ojo estaba a unos 395 kilómetros (245 millas) al sudeste de Nassau, Bahamas, y se desplazaba con dirección noroeste a 26 km/h (16 mph).

[Cómo y cuándo debe prepararse para un huracán o tormenta tropical]

El huracán derribó tejas de techos en la isla de San Salvador, Bahamas, mientras se abría paso a través de un archipiélago que todavía se recupera de la devastación de Dorian. La Compañía de Energía y Luz de Bahamas advirtió que por seguridad podría cortar el servicio en ciertas áreas a partir de la noche del viernes.

Paula Miller, directora de Mercy Corps para las Bahamas, dijo a la agencia AP que, si bien las islas normalmente pueden resistir fuertes huracanes, algunas han sido desestabilizadas por la pandemia y el daño causado por Dorian.

"Ya que muchas cosas no están del todo aseguradas (las propiedades no están aseguradas, los hogares no están preparados), incluso un huracán categoría 1 podría golpear", comentó.

El NHC dijo que fuertes lluvias relacionadas con la tormenta “podrían comenzar a afectar el sur y este de Florida a partir de la noche del viernes, y el este de Carolina del Norte y del Sur a principios de la próxima semana, con posibles inundaciones súbitas aisladas, sobre todo en áreas bajas y con drenado deficiente”.

El gobernador Ron DeSantis dijo que “Florida está totalmente preparada para ésta y cualquier futura tormenta durante esta temporada de huracanes”, con reservas de equipo de protección personal, generadores, agua embotellada y comida para distribuir. Sin embargo, exhortó a las personas a tener siete días con comida, agua y medicamentos listos, y agregó que cerrarían los sitios de prueba para el coronavirus operados por el estado en el aérea en donde podía golpear la tormenta.

[Trump cancela la Convención Electoral Republicana en Jacksonville, Florida, por la pandemia]

En localidades como Daytona Beach y el condado de Polk, las autoridades han distribuido sacos de arena y otros funcionarios aconsejaron a las personas que tengan provisiones de emergencia en casa suficientes para entre tres y siete días.

Un aviso de huracán estaba en vigencia también para Isla Andros, Nueva Providencia, Eleuthera, las islas Ábaco, las islas Berry, la isla Gran Bahama, Bimini, Acklins, la isla de Crooked, Cayo Largo, las Inaguas, Mayaguana, isla Ragged, isla del Gato, las Exumas, Isla Larga, Cayo Rum y San Salvador.

El jueves, cuando todavía era una tormenta tropical, Isaías dejó sin energía eléctrica y causó inundaciones y pequeños deslizamientos de tierra a lo largo de República Dominicana y Puerto Rico. En esta isla cerca de 400,000 personas se quedaron sin electricidad y unas 150,000, sin agua.

[Esta temporada de huracanes será más dura de lo normal, según un pronóstico científico]

Isaias batió el récord como la novena tormenta con nombre más temprana en el Atlántico. El récord anterior era de Irene, el 7 de agosto de 2005.

En lo que va de año, los meteoros Cristóbal, Danielle, Edouard, Fay, Gert y Hanna batieron los correspondientes récords como las tormentas más tempranas del Atlántico para su orden alfabético.

Con información de AP.