IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

EE.UU. es probablemente el lugar más caluroso del planeta. Las altas temperaturas afectan a más de 110 millones de personas

Se han batido docenas de marcas por el calor extremo. También se han superado récords históricos y se espera que caigan otros cientos más en el fin de semana. Unas 20 millones de personas vivirán temperaturas superiores a los 100 grados Fahrenheit.

Por Kathryn Prociv y Jeremy Lewan - NBC News

El desierto Death Valley, en California, registró este martes una temperatura máxima de 124 grados Fahrenheit, convirtiéndose no solo en el punto más caluroso de Estados Unidos, sino probablemente en uno de los más calientes -o el más caliente- del planeta.

Para este miércoles, los pronósticos apuntan a temperaturas más altas, como en el Death Valley, que podría alcanzar los 128 grados. Con temperaturas que superan de 10 a 30 grados por encima de la media, este martes se superaron marcas a lo largo de Wyoming, Utah, Dakota del Sur, Nevada, Arizona y el sur de California.

Casper, en Wyoming, batió su propio récord al registrar 9 grados por encima de los 93 grados. Muchas ciudades del oeste del país registraron actividades similares y hasta más extremas: Billings, en Montana, rompió su récord diario por 10 grados (récord: 108), y Chula Vista, en California, arrasó con su propia marca por 13 grados completos (nueva marca de 89 grados).

[Dos astronautas hacen una caminata espacial para instalar paneles solares en estación internacional]

Los récords de las más altas temperaturas de todos los tiempos se empataron el martes en Billings con 108 grados, Salta Lake City con 107 y Cheyenne, en Wyoming, con 94 grados. También se batieron las marcas de las más altas temperaturas registradas en el mes de junio en partes de Utah, donde el calor superó los 105 grados.  

Este miércoles, el calor extremo generalizado seguía afectando a cerca de 40 millones de personas que se encuentran bajo avisos, advertencias y vigilancias de calor. Como no se espera que la ola de calor disminuya sino hasta la próxima semana, se cree que caerán más de 200 récords, incluyendo las temperaturas más altas durante las tardes y los mínimos históricos durante la noche que no lograrían enfriarse.

Para cuando todo esté dicho y hecho, unos 110 millones de estadounidenses tendrá que enfrentar temperaturas por encima de los 90 grados mientras que más de 20 millones experimentarán temperaturas por encima de los 100 grados.

Un excursionista hace una pausa para apreciar el crepúsculo en el Parque Papago, en Phoenix, Arizona, donde las temperaturas alcanzaron los 115 grados Farenheit el martes, 15 de junio, 2021. AP

Las inquietudes también aumentan mientras el calor, la baja humedad y los fuertes vientos recrean las condiciones ideales para los incendios forestales. Cantidades extraordinarias de vapor provenientes de importantes represas, lagos y ríos causados por el calor constante ha dado como resultado que peligren los suministros de agua y energía, provocando el llamado de muchos operadores de energía en varios estados a que los residentes reduzcan el consumo.

[Así afecta a residentes la recomendación de limitar el consumo de electricidad en Texas]

Los meteorólogos exhortan a cada uno de los que se encuentran bajo alertas de calor que se mantengan en interiores, busquen la sombra, tomen agua y estén pendientes de sus vecinos quienes puedan necesitar asistencia debido al peligroso calor.

El calor extremo tiene una fuerte correlación con las altas temperaturas provocadas por el cambio climático. Las olas de calor están durando más y tienen mayor intensidad, y las temporadas de incendios forestales en el oeste del país han experimentado un incremento de acres quemados.