IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La NASA suspende el segundo intento de despegue de Artemis I debido a una "fuga muy grande" de combustible

Los oficiales de la agencia espacial explicaron que la fuga de este sábado fue mayor y más peligrosa que la del lunes, por lo que tuvieron que cancelar el lanzamiento. Se espera que anuncien una nueva fecha de despegue la siguiente semana.
/ Source: The Associated Press

El segundo intento del lanzamiento de Artemis I fue cancelado este sábado tras recomendación de ingenieros de la NASA debido a una fuga de combustible que fue detectada esta mañana.

Por segunda vez esta semana, el equipo de lanzamiento comenzó a cargar casi un millón de galones de combustible en el cohete de 322 pies (98 metros), el más potente jamás construido por la NASA. El intento del lunes se detuvo por un sensor de motor defectuoso y una fuga de combustible.

"Entendemos las fallas de combustible que tuvimos el lunes, diferentes de las que tuvimos hoy en tipo y magnitud", dijo el jefe de la misión, Mike Serafin, durante una rueda de prensa para informar sobre las fallas técnicas. "Lo que sabemos es que vimos una fuga grande", agregó.

[¿Por qué la NASA ha tardado medio siglo en intentar regresar a la Luna?]

Este sábado al salir el sol sonó una alarma de sobrepresión y la operación de llenado se detuvo brevemente, pero no se produjeron daños y el esfuerzo se reanudó. Sin embargo, minutos después, el combustible de hidrógeno comenzó a gotear de la sección del motor en la parte inferior del cohete. La NASA detuvo la operación, mientras los ingenieros se esforzaban por tapar lo que se creía que era una brecha alrededor de un sello en la línea de suministro.

La NASA ha dicho que podría intentar de nuevo el lanzamiento en 48 horas. Pero en caso de que no ocurra antes del martes, la siguiente ventana de lanzamiento no se abriría sino hasta el 19 de septiembre y durará hasta mediados de octubre.

"Es demasiado pronto para saberlo", explicó Serafin, refiriéndose a cuándo será el próximo intento de despegue del cohete SLS. "Nos tomaremos un tiempo para examinarlo desde un punto de vista de ingeniería, repasando el árbol de decisiones para conocer qué fue lo que falló".

La próxima semana darán a conocer la nueva fecha de despegue.

Los científicos explicaron que debido a la fuga los niveles de concentración de hidrógeno, la molécula altamente inflamable de la que está hecha el líquido del combustible del cohete, aumentaron dos o tres veces más del rango establecido: lo que puso el sistema en peligro de incendio.

Sin una fecha clara aún para el lanzamiento, la NASA advirtió que el cohete podría tener que bajar de la plataforma de lanzamiento y regresar al taller para hacer las reparaciones allí, una decisión que dependerá de las autoridades de la pista de despegue. En caso de que deba regresar, los oficiales explicaron que el lanzamiento se haría con toda seguridad a mediados de octubre.

[Todo lo que debe saber sobre la histórica misión Artemis]

Una bandera estadounidense ondea frente al cohete de Artemis I que enviará una nave espacial a orbitar la luna
Una bandera estadounidense ondea frente al cohete de Artemis I que enviará una nave espacial a orbitar la luna, el 3 de septiembre de 2022.Chris O'Meara / AP

Cuando se les preguntó a los oficiales de la NASA si las fallas podrían retrasar los planes para enviar un cohete tripulado en 2024 y alunizar en 2025, aseguraron que el calendario de la misión no se había alterado.

Muchos esperaron el despegue que no ocurrió

Los relojes de la cuenta atrás siguieron avanzando hacia el despegue programada para poco después de las 2:00 pm; la NASA tenía dos horas el sábado para hacer despegar el cohete.

La NASA quiere enviar el cohete alrededor de la Luna, antes de lanzar una misión tripulada. Si esta prueba de cinco semanas con maniquíes tiene éxito, los astronautas podrán volar alrededor de la Luna en 2024 y aterrizar en ella en 2025. La última vez que se pisó la Luna fue hace 50 años.

Los meteorólogos esperaban un tiempo generalmente favorable en el Centro Espacial Kennedy, especialmente hacia el final de la ventana de lanzamiento de dos horas de la tarde.

El lunes, el combustible de hidrógeno se escapó de otra parte del cohete. Los técnicos ajustaron los accesorios durante la semana pasada, pero la directora del lanzamiento, Charlie Blackwell-Thompson, subrayó que no sabría si todo estaba bien ajustado hasta el abastecimiento de combustible del sábado.

Un sensor indicó el lunes que uno de los cuatro motores del cohete estaba demasiado caliente, pero los ingenieros verificaron más tarde que en realidad estaba lo suficientemente frío. El equipo de lanzamiento planeó ignorar el sensor defectuoso en esta ocasión y confiar en otros instrumentos para asegurarse de que cada motor principal estaba bien refrigerado.

Antes de encenderse, los motores principales deben estar tan fríos como el combustible de hidrógeno líquido que fluye hacia ellos, a menos 420 grados Fahrenheit (menos 250 grados Celsius). De no ser así, los daños resultantes podrían provocar una parada brusca de los motores y un vuelo abortado.

Los gestores de la misión aceptaron el riesgo adicional que suponía el problema del motor, así como otro problema distinto: grietas en la espuma aislante del cohete. Pero reconocieron que otros problemas, como las fugas de combustible, podrían provocar otro retraso.

Eso no impidió que miles de personas se agolparan en la costa para ver volar el cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial. Las autoridades locales esperaban una gran afluencia de público debido al largo fin de semana por Labor Day.

El vuelo de prueba, valorado en 4,100 millones de dólares, es el primer paso del programa Artemis de la NASA para la renovación de la exploración lunar, que lleva el nombre de la hermana gemela de Apolo en la mitología griega.

NASA's next-generation moon rocket stands on launch complex 39B as it is prepared for launch in Florida
El cohete lunar de próxima generación de la NASA, el Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) con la cápsula de la tripulación Orion encaramada en la parte superior, se encuentra en el complejo de lanzamiento 39B mientras se prepara para el lanzamiento de la misión Artemis 1 en Cabo Cañaveral, Florida, el 3 de septiembre de 2022. STEVE NESIUS / REUTERS

Doce astronautas pisaron la Luna durante el programa Apolo de la NASA, la última vez en 1972.

Artemis —con años de retraso y miles de millones de presupuesto— pretende establecer una presencia humana sostenida en la Luna, con tripulaciones que lleguen a pasar semanas en ella. Se considera un campo de entrenamiento para Marte.