IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Una "estrella demonio" que fascinó a los egipcios y simboliza la mala suerte podría explicarse por una "sorpresa" astronómica

Raʾs al-Ghūl cambia de brillo cada pocos días sin explicación. Un científico que lleva tatuado su nombre ofrece una inusual teoría de por qué ocurre, tras la muerte de dos de sus colegas.

Por Tom Metcalfe - NBC News

Lauri Jetsu, astrofísico de la Universidad de Helsinki, sigue una tradición que puede remontarse a miles de años atrás y que tiene que ver con las razones de por qué la estrella Algol, conocida como "estrella demonio", cambia visiblemente de brillo cada pocos días. 

Su investigación de más de una década sugiere que esas fluctuaciones se han visto al menos desde los tiempos del antiguo Egipto y él cree que las observaciones realizadas hace más de 3,000 años pueden contribuir a la comprensión científica moderna de por qué Algol se comporta de esa manera.

El último estudio de Jetsu, publicado el mes pasado en la revista Astrophysical Journal, sugiere que podría estar orbitada por hasta cinco estrellas más, la mayoría de ellas demasiado débiles para ser vistas.

“Fue una sorpresa para mí”, dijo, “la probabilidad de encontrar dos estrellas más ya es muy baja. Nadie ha encontrado tantas”.

Una impresión del sistema Algol.Getty Images/Science Photo Libra

Algol toma su nombre de la frase árabe “Raʾs al-Ghūl”, que significa “la cabeza del demonio”, nombre también de un villano de Batman. Durante mucho tiempo ha sido considerada una “estrella de mala suerte”, posiblemente por sus cambios de brillo.

Los astrónomos saben desde la década de 1880 que Algol es una estrella binaria eclipsante. Sus cambios de brillo se deben a que dos estrellas orbitan a pocos millones de kilómetros de distancia, de modo que aquí en la Tierra parecen una sola estrella.

La luz brillante de la estrella más grande es borrada cada pocos días por su compañera más tenue y mucho más pequeña. 

Pero los científicos discuten si las pequeñas variaciones en la luz de Algol podrían estar causadas por más estrellas en el sistema.

Para responder a esto, Jetsu aplicó un nuevo método matemático a años de datos registrados de la luz de Algol y reveló señales regulares que sugieren que puede haber hasta cinco estrellas compañeras en el sistema.

Se sabe que una de las compañeras es la tercera estrella de Algol, que orbita alrededor de la pareja central a una distancia aproximada del doble de la que hay entre la Tierra y el Sol.

Muchas otras estrellas tienen una estrella compañera en órbita, llamadas estrellas dobles o binarias, y unas pocas han evolucionado hasta tener tres. Pero el nuevo estudio refuerza la idea de que Algol tiene hasta cuatro estrellas compañeras más que aún no se han visto.

Jetsu dijo que las compañeras tendrán que ser verificadas mediante observaciones, quizás con una técnica astronómica llamada interferometría, para distinguir su luz del resplandor de las dos estrellas principales.

Jetsu y sus colegas han publicado cuatro artículos de investigación sobre Algol. Él lleva un tatuaje jeroglífico en su mano derecha con el nombre egipcio antiguo de la estrella.

“Lo puse en 2018 porque tardamos unos 10 años en publicar nuestros resultados, y dos de mis coautores murieron durante ese tiempo”, dijo.

[Despega en Florida la tercera misión comercial tripulada de la NASA y SpaceX]

Jetsu sugiere que los antiguos egipcios habían observado los cambios de brillo de Algol, que pueden verse a simple vista. Éste se vuelve notablemente más tenue durante unas 10 horas casi cada tres días, cuando la estrella más pequeña de la pareja central, que orbita estrechamente, se eclipsa o pasa por delante de la estrella mayor.

La investigación de Jetsu también sugiere que los cambios en la duración de los eclipses de Algol registrados en la antigüedad y en la actualidad (ahora son casi media hora más cortos que hace 3,200 años), pueden utilizarse para determinar la rapidez con la que la estrella central más pequeña de Algol está siendo devorada por la gravedad de su estrella mayor, como predicen las teorías astrofísicas.

No se sabe con seguridad, pero la idea de que Algol era una estrella de mala suerte puede haber sido adoptada desde Egipto por los antiguos griegos, que decidieron que representaba un ojo en la cabeza de la gorgona Medusa.

Según el mito, Medusa fue asesinada por el héroe Perseo, cuya constelación domina esa parte del cielo. Los antiguos mapas estelares muestran a Perseo agarrando la cabeza de Medusa, que había conservado el poder de convertir a los vivos en piedra.

El nombre común de Algol proviene de la tradición árabe medieval y parece estar basado en esa tradición griega, dijo el astrónomo Ed Krupp, director del Observatorio Griffith de Los Ángeles. 

“Esto no refleja una antigua tradición popular de una estrella extraña e inquietantemente variable”, dijo, “de hecho, es una consecuencia de la transmisión de la astronomía griega al mundo islámico”.

Krupp ha escrito varios libros sobre astronomía antigua, pero no ha participado en la última investigación.

Los visibles cambios de brillo de Algol han llevado a los astrónomos modernos a preguntarse si su inusual comportamiento fue advertido en la antigüedad, pero eso no ha sido establecido científicamente, según dijo. Aun así, la reputación maligna de la estrella demoníaca persiste. 

“Parte del atractivo de cualquier historia sobre Algol es el romance asociado a la estrella”, dijo.  

[Regresan a la Tierra los cuatro tripulantes de la Crew-2 de SpaceX tras seis meses en el espacio]

El astrofísico Jason Ybarra, profesor visitante en el Davidson College de Carolina del Norte, que no participó en el estudio, se muestra cauto sobre los resultados. 

“La probabilidad de que se forme un sistema estelar múltiple compuesto por siete compañeras estelares es muy baja”, dijo. 

Agregó que se podrían hacer más investigaciones para descartar otras causas de las variaciones regulares de la luz detectadas en Algol, como los ciclos en los campos magnéticos de las estrellas principales que podrían afectar directamente a su brillo.

[Rusia hizo estallar la bomba atómica más potente de la historia. La respuesta de Estados Unidos evitó un peligro aún mayor]

Pero "Algol es un sistema muy importante para estudiar, porque es la primera binaria eclipsante descubierta y, por tanto, tenemos la línea de base temporal más larga de observación", dijo.

"El trabajo de Jetsu es importante para entender las binarias eclipsantes y posiblemente los sistemas exoplanetarios", agregó.