Una astrónoma estadounidense y otros dos científicos ganan el Nobel de Física por sus estudios de los agujeros negros

Roger Penrose, Reinhard Genzel y la estadounidense Andrea Ghez, la cuarta mujer en ganar el premio en la historia, fueron galardonados por sus investigaciones sobre “uno de los objetos más exóticos del universo”, los agujeros negros.

Tres científicos, entre ellos una astrónoma estadounidense, ganaron este martes el Premio Nobel de Física por mejorar nuestra comprensión de los agujeros negros.

El británico Roger Penrose recibirá la mitad del premio "por el descubrimiento de que la formación de agujeros negros es una sólida predicción de la teoría general de la relatividad", explicó la Real Academia de las Ciencias de Suecia.

El alemán Reinhard Genzel y la estadounidense Andrea Ghez compartirán la segunda mitad "por el descubrimiento de un objeto compacto supermasivo en el centro de nuestra galaxia", añadió Goran K. Hansson, secretario general de la institución.

El reconocimiento celebra "uno de los objetos más exóticos del universo", los agujeros negros, que se han convertido en un elemento habitual de la ciencia ficción y los hechos científicos, y donde el tiempo parece haberse detenido, señaló el comité de científicos del Nobel.

[Astrónomos chinos descubren un agujero negro tan grande que no debería existir según la ciencia actual]

Penrose demostró gracias a las matemáticas que la formación de agujeros negros era posible, basándose principalmente en la teoría general de la relatividad de Albert Einstein.

Martin Rees, el astrónomo real británico, señaló que Penrose desencadenó un "renacimiento" en el estudio de la relatividad en la década de 1960 y que, junto con un joven Stephen Hawking, ayudó a confirmar la evidencia del Big Bang y los agujeros negros.

"Penrose y Hawking son las dos personas que han hecho más que nadie desde Einstein para profundizar nuestro conocimiento de la gravedad", dijo Rees. "Lamentablemente, este premio se retrasó demasiado como para que Hawking pudiera compartir el crédito", agregó.

[Descubierto el agujero negro más cercano a la Tierra: "Washington encajaría fácil dentro y una vez allí nunca regresaría"]

Hawking murió en 2018 y los premios Nobel solo se otorgan a científicos vivos.

Descubriendo lo invisible

Genzel y Ghez observaron el polvoriento centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, donde estaba ocurriendo algo extraño, con varias estrellas moviéndose alrededor de algo que no podían ver.

Se trataba de un agujero negro. No uno ordinario, sino uno supermasivo, con cuatro millones de veces la masa de nuestro sol. Ahora los científicos saben que todas las galaxias tienen agujeros negros supermasivos.

"Hoy aceptamos que estos objetos son fundamentales para los componentes básicos del universo", dijo Ghez en una llamada telefónica, poco después del anuncio, a una audiencia en la Real Academia de Ciencias de Suecia.

[Katie Bouman, la mujer de 29 años que está detrás de la histórica foto de un agujero negro]

Ghez es la cuarta mujer en recibir el Premio Nobel de Física, después de Marie Curie en 1903, Maria Goeppert-Mayer en 1963 y Donna Strickland en 2018.

"Espero poder inspirar a otras mujeres jóvenes para que participen en este campo. Es un campo que tiene tantos placeres. Y, si te apasiona la ciencia, hay mucho por hacer", dijo Ghez.

Es habitual que varios científicos que trabajaron en campos relacionados compartan el premio. El año pasado se concedió al cosmólogo canadiense James Peebles por su trabajo teórico sobre los primeros momentos tras el Big Bang, y a los astrónomos suizos Michel Mayor y Didier Queloz por descubrir un planeta fuera de nuestro sistema solar.

Los ganadores reciben una medalla de oro y un premio en efectivo de 10 millones de coronas suecas (más de 1.1 millón de dólares), cortesía del legado dejado hace 124 años por el creador de los premios, el inventor sueco Alfred Nobel. El monto se aumentó recientemente para ajustarse a la inflación.

El lunes, el comité del Nobel concedió el de Medicina a los estadounidenses Harvey J. Alter y Charles M. Rice, y al británico Michael Houghton por descubrir el virus de la hepatitis C, que destroza el hígado.

Los ganadores en las demás categorías —Química, Literatura, Paz y Economía— se darán a conocer en los próximos días.

Con información de AP y NBC News