IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La Unión Europea acuerda una normativa histórica sobre la inteligencia artificial para regular productos como ChatGPT

La Ley de IA de la UE es la primera de este tipo dirigida específicamente a limitar la inteligencia artificial y sigue a años de esfuerzos europeos por regular la nueva tecnología.

La Unión Europea (UE) acordó el viernes una normativa histórica sobre la inteligencia artificial (IA), que probablemente se convierta en la primera gran regulación de esta tecnología emergente en el mundo occidental.

Las principales instituciones de la UE han pasado la semana que concluye estudiando propuestas para llegar a un acuerdo. Entre los puntos contenciosos estaba cómo regular los modelos generativos de la IA, utilizados para crear herramientas como ChatGPT, y el uso de métodos de identificación biométrica, como el reconocimiento facial y los registros digitales de huellas dactilares, reportó CNBC.

Alemania, Francia e Italia se han opuesto a regular directamente los modelos generativos de IA, conocidos como "fundacionales", y prefieren que las empresas que los crean se autorregulen mediante códigos de conducta propuestos por los gobiernos.

Image: ChatGPT application
El logotipo de la aplicación ChatGPT desarrollada por OpenAI en la pantalla de un teléfono inteligente (izq.), y las letras AI, en la pantalla de un portátil en Fráncfort del Meno, en el oeste de Alemania.Kirill Kudryavtsev / AFP via Getty Images

Su preocupación es que una regulación excesiva podría frenar la capacidad de Europa para competir con los líderes tecnológicos chinos y estadounidenses. Alemania y Francia tienen algunas de las empresas europeas de IA más prometedoras, como DeepL y Mistral AI.

La Ley de IA de la UE es la primera de este tipo dirigida específicamente a la inteligencia artificial y sigue a años de esfuerzos europeos por regular la nueva tecnología. Los orígenes de la ley se remontan a 2021, cuando la Comisión Europea propuso por primera vez un marco normativo y jurídico común para la misma.

"Europa se ha posicionado como pionera, consciente de la importancia de su papel como organismo normativo mundial", declaró en un comunicado Thierry Breton, el comisario europeo que ayudó a negociar el acuerdo, citado por The New York Times.

La ley divide la IA en categorías de riesgo, desde "inaceptable", es decir, tecnologías que deben prohibirse, hasta formas de IA de alto, medio y bajo riesgo.

La IA generativa se convirtió en un tema de actualidad a finales del año pasado tras la creación de ChatGPT, de OpenAI. Apareció después de las propuestas iniciales de la UE de 2021 y obligó a los legisladores a replantearse su enfoque.

La Administración Biden emitió recientemente una orden ejecutiva sobre los efectos de la inteligencia artificial en la seguridad nacional. Otros como países como Gran Bretaña y Japón han asumido una posición menos restrictiva en el tema.

Los especialista calculan el valor del mercado de la inteligencia artificial en billones de dólares y apuestan a que va a transformar la economía mundial.

"El dominio tecnológico precede al dominio económico y al dominio político", declaró esta semana Jean-Noël Barrot, ministro francés de Asuntos Digitales, cita por el diario.

ChatGPT y otras herramientas de IA generativa como Stable Diffusion, Bard, de Google y Claude, de Anthropic, sorprendieron a los expertos en IA y a los reguladores por su capacidad para generar resultados sofisticados y similares a los humanos a partir de consultas sencillas, utilizando grandes cantidades de datos. Han suscitado críticas por su potencial para hacer desaparecer puestos de trabajo, generar un lenguaje discriminatorio y vulnerar la privacidad.