IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La cápsula Orion de la NASA pasa rozando la cara oculta de la Luna en su último paso antes de colocarse en órbita

La Administración Espacial perdió comunicación con la nave y sus tres maniquíes a bordo y contuvo la respiración hasta que emergió y envió una fotografía estremecedora.
/ Source: The Associated Press

La cápsula Orion de la NASA llegó a la Luna este lunes y giró sobre la cara oculta a sólo 80 millas (128 kilómetros) de la superficie en un vuelo orbital histórico.

Debido a un corte de comunicaciones de media hora al cruzar la cara oculta, los controladores de vuelo en Houston (Texas) no supieron si el encendido crítico de los motores había salido bien hasta que la cápsula emergió a más de 232,000 millas (375,000 kilómetros) de la Tierra.

Es la primera vez que una cápsula visita la Luna desde la misión Apollo de la NASA hace 50 años, un enorme hito en este vuelo de prueba que comenzó el pasado miércoles con sólo tres maniquíes a bordo. La trayectoria de vuelo de Orion la llevó sobre los lugares de aterrizaje del Apolo 11, 12 y 14, los tres primeros de la humanidad.

La cápsula Orion acercándose a la luna el lunes 21 de noviembre de 2022.
La cápsula Orion acercándose a la luna el lunes 21 de noviembre de 2022. NASA

La Luna se veía cada vez más grande en el video enviado a primera hora de la mañana, cuando la cápsula recorría los últimos miles de millas hasta el satélite tras su despegue el miércoles desde el Centro Espacial Kennedy de Florida, a bordo del cohete más potente jamás construido por la NASA.

“Es uno de esos días sobre los que pensamos y hablamos desde hace mucho, mucho tiempo”, dijo el director de vuelo, Zeb Scoville, mientras esperaba a reanudar el contacto con la cápsula Orion.

[La misión Crew-4 de la NASA regresa del espacio tras seis meses de experimentos]

Cuando emergió al fin del lado oculto, las cámaras a bordo enviaron una imagen de la Tierra como un punto azul rodeado de oscuridad.

NASA / AP

Orion necesitaba dar una vuelta alrededor del satélite para adquirir la velocidad suficiente para entrar en la amplia e inclinada órbita lunar. Si todo sigue bien, otro encendido de los motores colocará la cápsula en su órbita definitiva este viernes.

El próximo fin de semana, Orion batirá el récord de distancia de la NASA para una nave espacial diseñada para ser tripulada por astronautas: casi 250,000 millas (400,000 kilómetros) desde la Tierra, establecido por el Apollo 13 en 1970. Y seguirá avanzando, alcanzando una distancia máxima de la Tierra el próximo lunes de casi 433,000 kilómetros.

La cápsula pasará cerca de una semana en órbita lunar, antes de volver a casa y amerizar en el océano Pacífico el 11 de diciembre.

Orion no dispone de un módulo de aterrizaje lunar, pero abre el camino para que los astronautas de la Starship de SpaceX alunicen en 2025. Antes de eso, a partir de 2024, el ser humano volverá a bordo de la cápsula Orión a dar un paseo alrededor de la Luna.

La NASA celebró el progreso de la misión: el cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial funcionó muy bien en su debut, según dijeron a los periodistas a finales de la semana pasada. Sin embargo, el cohete, de 322 pies (98 metros), causó más daños de los previstos en la plataforma de lanzamiento del Centro Espacial Kennedy. La fuerza de los 8.8 millones de libras (4 millones de kilos) de empuje en el despegue fue tan grande que arrancó las puertas del ascensor.