IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Facebook estuvo en contra de promover información en español sobre las elecciones de 2020 en EE.UU.

Más revelaciones de los Papeles de Facebook evidencian que Mark Zuckerberg se negó a realizar una campaña en español a través de WhatsApp, que tenía el objetivo de motivar a las personas a registrarse para votar en las elecciones presidenciales.

Antes de las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos, Facebook creó un centro de información sobre el voto que pretendía motivar a las personas a registrarse. El equipo de WhatsApp, propiedad de la empresa, quiso emular la idea y promover información en español en esta plataforma. Pero Mark Zuckerberg se negó. 

Esta es una de las revelaciones de los documentos filtrados de Facebook, en los cuales empleados del gigante de las redes sociales denuncian que la compañía amplifica a grupos violentos y no tiene  interés en eliminar los discursos de odio. 

El cofundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, poco antes de testificar ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes del Congreso el 23 de octubre de 2019.Chip Somodevilla / Getty Images file

Los documentos fueron obtenidos y revisados por un consorcio de organizaciones de noticias, entre ellas NBC News, cadena hermana de Noticias Telemundo.

[Lo que Facebook sabía sobre cómo radicalizaba a sus usuarios] 

La idea de los directivos de WhatsApp era generar un chat automático para responder las dudas de los votantes hispanos o adjuntar un enlace que los dirigiera a esta información.  

Pero Zuckerberg, creador de Facebook, planteó objeciones a la idea, diciendo que no era “políticamente neutral” o que podría hacer que la empresa pareciera partidista, según una persona familiarizada con el proyecto que habló en condición de anonimato para discutir asuntos internos y documentos revisados por The Washington Post. 

A pesar de la negativa, se implementó una versión reducida de la campaña una asociación con grupos externos que permitía a los usuarios hispanos de WhatsApp enviar un mensaje a un chat si veían una posible información errónea o enviar un mensaje a la organización Vote.org para obtener información sobre las elecciones.

La decisión no es menor pues los empleados dicen que a pesar de que la empresa es ahora un conglomerado Zuckerberg influye en desiciones de productos y políticas para acomodarlas a sus valores personales, en ocasiones, pasando por encima de la seguridad personal de miles de millones de usuarios, según empleados que hablaron con The Washington Post.

Esta no es la primera vez que Zuckerberg es cuestionado por el tema. El año pasado declaró ante el Congreso que la empresa elimina el 94% de la información con incitación al odio, pero los documentos internos muestran que sus investigadores estimaron que la empresa retira menos del 5 por ciento de este contenido.

Los archivos fueron se incluidos en las revelaciones hechas a la Comisión de Valores y Bolsa (SEC, por su sigla en inglés) y fueron entregados al Congreso por Frances Haugen, exempleada de Facebook que filtró información interna.

En su testimonio ante el Congreso, Haugen acusó repetidamente a Zuckerberg de elegir el crecimiento de la empresa por encima del bien público.

“La empresa oculta intencionadamente información vital al público, al Gobierno de Estados Unidos y de todo el mundo”, declaró ante el Subcomité de Comercio del Senado para la Protección del Consumidor.

[Para Facebook “las ganancias están antes que la gente”: las claves del testimonio de la exempleada al Senado]

Un ingeniero que habló con The Washington Post y cuya información se comprobó en los documentos filtrados, dice que fue despedido en 2020 después de escribir una carta abierta a Zuckerberg en el sistema de chat de la compañía, resaltando su responsabilidad al proteger a varios conservadores cuyas cuentas habían sido reportadas por promover  información errónea.

Además se conoció una propuesta de 2020 que indica que fue enviada al creador de Facebook  para su revisión sobre la posibilidad de ocultar el conteo de los ‘me gusta’ en Instagram y Facebook. 

Un archivo sugiere que Zuckerberg estaba al tanto de algunas de las investigaciones sobre los efectos nocivos del servicio. Incluía una investigación interna de 2018 que revelaba que el 37% de los adolescentes decían que una de las razones por las que dejaban de publicar contenido era porque las ganas de conseguir ‘me gusta’  les generaba “estrés o ansiedad.”

[Pérdidas millonarias, caos en oficinas y familias desconectadas: la enseñanza de la caída de WhatsApp, Facebook e Instagram]

Desde que Haugen dio a conocer la información, Zuckerberg ha defendido que la idea de que prioriza el bien corporativo sobre los intereses y el bienestar de las personas no es cierto.

La empresa atraviesa uno de sus peores momentos desde su creación a inicios de octubres un apagón masivo de la plataforma causó millones de pérdidas a la compañía.