IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Mamífero ponedor de huevos en peligro de extinción es visto por primera vez en más de 60 años en las montañas de Indonesia

Una expedición a través de una peligrosa cadena de elevaciones en ese país del sudeste asiático consigue las primeras pruebas fotográficas de la especie, que tiene una historia evolutiva única y frágil.

Por Natalie Kainz - NBC News

Una expedición a través de una cordillera impredecible y peligrosa de la provincia indonesia de Papúa permitió redescubrir un mamífero ponedor de huevos en peligro crítico de extinción que no había sido visto desde hacía más de 60 años.

Para los investigadores de la Expedición Cíclope, el equidna de pico largo de Attenborough –una criatura de aspecto extraño, cubierta de pelo acolchado y con poderosas garras– es un símbolo de la biodiversidad que puede ser redescubierta en las montañas Cíclope, en Indonesia.

La expedición de nueve semanas incluyó un equipo de 25 personas que tuvo que luchar contra la malaria y los terremotos. Para ilustrar la dificultad del viaje, un estudiante investigador llegó a tener una sanguijuela clavada en un ojo durante 33 horas.

A night vision image of a long-beaked echidna walking
El equidna de pico largo de Attenborough.Expedition Cyclops

"Me gusta pensar que escalar esas montañas es como subir una escalera cuyos peldaños están hechos de madera podrida, con barandas revestidas de pinchos y espinas, y cuya estructura está envuelta en lianas y es golpeada por rocas que caen", afirmó el jefe del equipo, James Kempton, de Oxford.

La cadena montañosa de menos de 90 millas cuadradas ha sido objeto de caza ilegal durante años. Es el único hábitat del equidna de pico largo de Attenborough, considerado en peligro crítico y que figura en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

[Planeta Tierra: La emergencia climática hará más intensos a los huracanes... y más frecuentes]

El equipo de Kempton desplegó más de 30 cámaras en busca del mamífero, sospechando que andaba por allí debido a los agujeros en el suelo que el animal hace para buscar gusanos. En las últimas imágenes de la última tarjeta SD, el día final de la expedición, finalmente lo encontraron.

"La primera sensación fue de gran alivio, porque nos habíamos esforzado mucho y pensábamos que estaban allí, pero necesitábamos pruebas concretas científicas", dijo Kempton. "A eso le siguió una euforia extrema".

Kempton dijo que es poco probable que el estatus de especie en peligro crítico del equidna cambie. El animal no está protegido por la legislación indonesia.

El esfuerzo por cambiar esta situación es una de las razones por las que la Expedición Cíclope incluyó a más de seis socios locales en su proyecto de investigación, explicó Kempton. Entre ellos hay grupos indígenas, estudiantes y organizaciones del Gobierno indonesio.

Kempton espera que los resultados ayuden a los socios locales a recaudar fondos para investigar y proteger los montes Cíclopes.

[Planeta Tierra: Estudio dice que la crisis climática pone en riesgo al cacao, el café y otros frutos]

El equidna de pico largo de Attenborough es también uno de los cinco guardianes de una historia evolutiva muy singular y frágil, que se remonta a más de 200 millones de años, afirmó Kempton.

Los equidnas son monotremas, lo que significa que forman parte del único grupo de mamíferos vivos que pone huevos en lugar de parir sus crías vivas, explicó. Sólo existen cinco especies de monotremas: el ornitorrinco y cuatro especies de equidna.

"Para un biólogo, la sola idea de que esa rama pudiera extinguirse sería una gran tragedia", dijo Kempton. "Es una historia evolutiva que nunca podrá recuperarse".

Redescubrir el equidna de pico largo de Attenborough era sólo uno de los objetivos de la Expedición Cíclope. Los investigadores también se propusieron investigar los orígenes de la biodiversidad de los montes Cíclopes. Regresaron con cientos de nuevas especies de insectos, al menos dos nuevas especies de ranas y una nueva especie de camarón que vive en la tierra y en los árboles.

[Científicos creen haber resuelto el misterio de la muerte de cientos de ballenas grises en las costas de EE.UU.]

Según Kempton, el singular origen geológico de los montes Cíclopes es uno de los principales motores de la biodiversidad de la región. La cadena montañosa solía ser islas en medio del océano Pacífico. A medida que los continentes de la Tierra se fueron juntando, colisionaron con el continente de Nueva Guinea para formar las montañas.

La Expedición Cíclope también redescubrió el melero de Mayr, una especie de ave que no había sido vista desde hacía 15 años.