IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Astrónomos encuentran por primera vez indicios de un planeta en otra galaxia

El posible planeta, que tiene el tamaño de Saturno, fue descubierto más allá de la Vía Láctea, en la Galaxia del Torbellino, que está a más de 23 millones de años luz de la Tierra.

Por Denise Chow — NBC News

Los astrónomos han detectado señales tentadoras de un planeta en un sistema estelar fuera de la Vía Láctea. De confirmarse, sería el primero que se encuentra en otra galaxia.

El descubrimiento, recogido en un estudio publicado el lunes en la revista Nature Astronomy, demuestra una nueva técnica para encontrar mundos lejanos y podría ampliar significativamente la búsqueda de los llamados exoplanetas extragalácticos.

“Siempre es divertido cuando encuentras algo que es el primero de su tipo”, dijo la investigadora principal del estudio, Rosanne Di Stefano, astrofísica del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica. “Una vez que empezamos a encontrar planetas localmente, tenía sentido que hubiera planetas en otras galaxias, pero esto es humilde y realmente emocionante”, agregó.

El posible planeta fue descubierto en una galaxia espiral llamada Messier 51, también conocida como la Galaxia del Torbellino, que está a más de 23 millones de años luz de la Tierra.

[¿Cómo acabará nuestro sistema solar? Un planeta lejano ofrece pistas]

Los primeros exoplanetas, o planetas fuera del sistema solar, se descubrieron en la década de 1990, y para ello fue necesario combinar una serie de complicadas técnicas de detección. Sin embargo, desde entonces, misiones de la NASA como el telescopio espacial Kepler y el Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito han descubierto una bonanza de mundos en toda la galaxia.

El recuadro indica la ubicación de un posible exoplaneta detectado fuera de la Vía Láctea en una imagen compuesta del telescopio espacial Hubble y el observatorio de rayos X Chandra.R. Di Stefano / NASA / CXC / SAO

Se han descubierto y confirmado más de 4,000 exoplanetas, pero hasta ahora todos estaban en la Vía Láctea. Además, la mayoría han estado a menos de 3,000 años luz de la Tierra. Si se confirma, el planeta de la Galaxia del Torbellino estaría miles de veces más lejos que cualquier otro planeta alienígena que se haya identificado.

El posible mundo alienígena se encontró en un sistema binario de rayos X, un tipo de sistema estelar que produce y emite rayos X y que suele estar formado por una estrella normal y otra colapsada, como una estrella de neutrones o un agujero negro.

[Un exastronauta de la NASA critica el turismo espacial tras el ‘viaje a las estrellas’ del capitán Kirk]

Normalmente, los astrónomos utilizan lo que se conoce como el “método del tránsito” para buscar planetas. Los tránsitos se producen cuando un planeta orbita por delante de su estrella madre, bloqueando temporalmente parte de ella y provocando un descenso observable en la luz de la estrella. Di Stefano y sus colegas aplicaron la misma idea básica, pero en lugar de la luz óptica, observaron los cambios en el brillo de los rayos X del sistema binario de la Galaxia del Remolino.

Di Stefano dijo que la región que produce rayos X brillantes es relativamente pequeña, lo que permite detectar tránsitos que bloquean la mayor parte o la totalidad de las emisiones de rayos X.

[¿Una latina pisando la superficie de la Luna? Así lo proyecta esta ficción de la NASA]

“Es una señal muy evidente”, aseguró.

Utilizando datos del Observatorio de rayos X Chandra de la NASA, Di Stefano y sus colegas observaron que el tránsito duró unas tres horas, y pudieron calibrar aproximadamente el tamaño del objeto porque bloqueó completamente la fuente de rayos X. Calculan que el posible planeta tiene el tamaño de Saturno y que está mucho más lejos de su estrella que la Tierra del Sol.

Bruce Macintosh, profesor de física de la Universidad de Stanford que no participó en la investigación, dijo que el descubrimiento es emocionante porque, si se verifica, demuestra no solo que los planetas son comunes en todo el cosmos, sino que también pueden existir en lugares improbables.

“Lo impresionante es que han encontrado un planeta que orbita alrededor de una estrella de neutrones que forma parte de un sistema que ha pasado por una explosión de supernova y que ha tenido una historia evolutiva interesante y complicada”, dijo. “Es emocionante que un planeta pueda sobrevivir a la explosión de su estrella”, señaló.

Confirmar que realmente hay un planeta en el sistema binario de rayos X es probable que lleve tiempo. La lejana órbita del planeta significa que es probable que pasen unos 70 años antes de que los astrónomos puedan presenciar otro tránsito.

“Y debido a las incertidumbres sobre el tiempo que tarda en orbitar, no sabríamos exactamente cuándo mirar”, dijo en un comunicado Nia Imara, coautora del estudio y profesora adjunta de la Universidad de California en Santa Cruz.

[Astrónomos revelan un ‘mapa del tesoro’ para encontrar el misterioso Planeta 9 del sistema solar]

Macintosh dijo que el método de estudio de los tránsitos de rayos X es “inteligente”, pero que es poco probable que pueda utilizarse para encontrar cientos de miles de candidatos a planetas porque también depende de la suerte.

“Solo puedes ver tránsitos cuando los objetos se alinean justo entre tú y la cosa que estás mirando”, dijo. “Y solo lo ves cuando pasa por delante del objeto objetivo durante unos minutos u horas”.

Aun así, dijo Di Stefano, es gratificante que el nuevo método de búsqueda de exoplanetas extragalácticos, que ella y sus colegas teorizaron por primera vez en 2018, haya producido un resultado tan tentador.

“No sabíamos si íbamos a encontrar algo, y hemos sido extremadamente afortunados de haber encontrado algo”, dijo. “Ahora esperamos que otros grupos de todo el mundo estudien más datos y hagan aún más descubrimientos”, concluyó.