IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Elon Musk otorga “amnistía general” en Twitter para las cuentas suspendidas

El dueño de la red social anunció la medida tras plantear una encuesta en su propia cuenta en la que hubo un 72% de respuestas favorables de unos tres millones de usuarios: “El pueblo ha hablado. La amnistía empieza la semana que viene. Vox populi, vox dei”, tuiteó.

Por The Associated Press

SAN FRANCISCO — El nuevo propietario de Twitter, Elon Musk, anunció el jueves que va a conceder una “amnistía” a las cuentas suspendidas, lo que, de acuerdo con expertos en seguridad en línea, fomentará un aumento del acoso, la incitación al odio y la desinformación.

El anuncio del multimillonario se produjo después de que hiciera una encuesta en su cuenta sobre la reincorporación de las cuentas que no hayan “infringido la ley ni se hayan dedicado al spam atroz”. El voto por el sí fue del 72%.

“El pueblo ha hablado. La amnistía comienza la próxima semana. Vox Populi, Vox Dei”, tuiteó Musk usando una frase en latín que significa “la voz del pueblo es la voz de Dios”.

Musk utilizó la misma frase después de publicar una encuesta similar el pasado fin de semana antes de restablecer la cuenta del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, que Twitter había cerrado por alentar la insurrección del Capitolio el 6 de enero de 2021. Trump ha dicho que no volverá a Twitter, pero no ha eliminado su cuenta.

Este tipo de encuestas online carecen de rigor científico y pueden ser fácilmente influenciadas por bots.

[¿Qué sucederá con las acciones de Twitter ahora que es una empresa privada?]

Desde hace un mes, cuando Musk tomó control de Twitter, grupos que monitorean la plataforma en busca de racismo, antisemitismo y otro tipo de lenguaje tóxico dicen que éste ha aumentado.

El aumento de contenido nocivo se debe en gran parte al desorden que se vivió tras la decisión de Musk de despedir a la mitad de los 7,500 trabajadores de la empresa, así como a altos ejecutivos, y luego lanzar una serie de ultimátums que provocaron la renuncia de cientos de personas más. También se despidió a una cantidad no revelada de trabajadores externos responsables de la moderación de contenido.

Entre quienes renunciaron por la falta de fe en la voluntad de Musk para evitar que Twitter se convierta en un caos de discursos incontrolados está el jefe de confianza y seguridad de Twitter, Yoel Roth.

Grandes anunciantes también abandonaron la plataforma.

El 28 de octubre, el día después de tomar el control, Musk tuiteó que no se restablecerían cuentas suspendidas hasta que Twitter formara un “consejo de moderación de contenido” integrado por personas con puntos de vista diversos que considerarían los casos.

El martes dijo que desistía de esa promesa porque había accedido a ella por insistencia de “una gran coalición de grupos de activistas político-sociales” que después “rompieron el acuerdo” al instar a los anunciantes a que dejaran de darle a Twitter su negocio, al menos de forma temporal.

[El exjefe de seguridad de Twitter acusa a la red social de graves fallas y engaños]

Un día antes, Twitter reactivó la cuenta personal de la representante federal estadounidense Marjorie Taylor, que fue eliminada en enero por infringir las normas de desinformación del COVID-19 de la plataforma.

Musk se ha mostrado cada vez más amistoso en Twitter con personalidades de la derecha. Antes de las elecciones de medio periodo de este mes en Estados Unidos, exhortó a las personas de “mentalidad independiente” a votar por los republicanos.