IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El telescopio Hubble captura un impresionante anillo de Einstein que revela misterios del universo

Este fenómeno cósmico debería ser invisible incluso para los mejores telescopios espaciales, y ofrece valiosos datos científicos para aclarar cómo funciona el cosmos.

Por Tom Metcalfe - NBC News

El telescopio espacial Hubble logró captar por primera vez un impresionante anillo de Einstein a miles de millones de años luz de la Tierra, un fenómeno que lleva el nombre del científico alemán porque fue el primero que postuló que la gravedad puede curvar la luz.

El objeto redondo que se observa en el centro de la fotografía difundida por la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) corresponde a tres galaxias que aparecen sin embargo como si fueran siete.

La galaxia más lejana -un tipo especial de galaxia muy brillante con un gigantesco agujero negro en su centro conocido como cuásar- está a unos 15,000 millones de años luz de la Tierra.

Imagen del Anillo de Einstein captado por el telescopio espacial HubbleESA/Hubble/NASA

A una distancia tan grande, debería ser invisible incluso para los mejores telescopios espaciales, pero las dos galaxias que tiene delante, a unos 3,000 millones de años luz, hacen que su luz se curve.

Su imagen, por tanto, aparece en cinco lugares distintos: cuatro veces en el anillo y uno en el centro del mismo, aunque sólo se puede detectar a través de los datos numéricos del telescopio. 

Este raro fenómeno cósmico lleva el nombre de Einstein, quien predijo en 1911 que la gravedad afectaría a la luz del mismo modo que afecta a la materia. El físico propuso la idea como prueba de su teoría de la relatividad general en 1915.

[El multimillonario Jeff Bezos hace historia al completar el primer vuelo espacial sin piloto y tripulado sólo por civiles]

En 1919, el astrónomo británico Arthur Eddington confirmó el efecto durante un eclipse solar en la isla del Príncipe, frente a la costa occidental de África, al observar que las estrellas cercanas al disco eclipsado aparecían fraccionadamente fuera de lugar porque su luz estaba siendo curvada por la gravedad del sol.

Los telescopios de la época de Einstein no eran capaces de detectar ninguna otra señal de este fenómeno. Los astrónomos del Observatorio Kitt Peak, en Arizona, lo observaron por primera vez en 1979 como el cuásar gemelo QSO 0957+561, un cuásar único que desde la Tierra parecen dos porque su imagen está afectada por una galaxia más cercana que no se ve.

 

 

Desde entonces, los astrónomos han descubierto cientos de anillos de Einstein, aunque la alineación de las galaxias distantes debe ser perfecta y ninguna puede verse sin un gran telescopio. Una formación común es la Cruz de Einstein, donde una galaxia lejana aparece como cuatro imágenes separadas alrededor de una galaxia más cercana a la Tierra, pero la galaxia más cercana es demasiado tenue para ser vista.

Los anillos de Einstein y las cruces de Einstein son algo más que un fenómeno bonito: las lentes gravitacionales permiten a los astrónomos mirar mucho más lejos en las profundidades del universo, y también revelan detalles que de otro modo estarían ocultos.

[Elon Musk presenta Starship, la nave espacial con la que pretende llevar a pasajeros a Marte en 2024]

"Son presumiblemente una prueba de que hay más material en las galaxias más cercanas de lo que parece, y eso probablemente signifique materia oscura", dijo Ed Krupp, astrónomo y director del Observatorio Griffith de Los Ángeles. Su distribución puede "ayudar a iluminar la identidad y distribución de la materia oscura y la geometría relativista de todo el universo".

Una Cruz de EinsteinNASA/ESA

Estas lentes gravitacionales también se han utilizado para espiar algunas de las galaxias enanas más lejanas del universo, que, al ser de las más antiguas, pueden informar a los astrónomos sobre la formación de las galaxias.

La microlente gravitacional -variaciones en la luz de las estrellas individuales- se ha utilizado en cambio para revelar la presencia invisible de exoplanetas lejanos, dijo Krupp en un correo electrónico.