El amerizaje de dos astronautas en la costa de Florida concluye con éxito la misión histórica de la NASA con la cápsula SpaceX Dragon

La cápsula Dragon, de la compañía SpaceX, se desacopló con éxito de la Estación Espacial Internacional y los dos astronautas aterrizaron con éxito en la costa de Florida este domingo pese a la amenaza de la tormenta tropical Isaías.

La histórica misión de la NASA que envió dos astronautas al espacio hace dos meses puso su punto y final este sábado: los dos tripulantes amerizaron con éxito en un punto del golfo de México cercano a Pensacola, en la costa noroeste de Florida a las 2:48 pm hora del este.

"Bienvenido de nuevo al planeta Tierra y gracias por volar con SpaceX", dijo el Control de Misión de la compañía. El barco Navigator de SpaceX estaba a solo unas tres millas náuticas del lugar, a donde llegó en menos de 30 minutos para encargarse de recuperar la nave.

Los dos astronautas, que se encuentran "bien", según confirmó una portavoz de la NASA durante la transmisión en directo del final de la misión Demo-2, serán sometidos a chequeos médicos antes de viajar por vía aérea a Houston, Texas.

El regreso a la Tierra comenzó cuando la cápsula Dragon, de la compañía SpaceX, se desacopló con éxito de la Estación Espacial Internacional poco después de las 7:30 pm hora del este del sábado. El viaje de vuelta se pronlogó durante de 19 horas.

La maniobra estuvo en riesgo debido al paso del huracán Isaías por esa zona, el que podía complicar el reingreso de la cápsula a la atmósfera terrestre. Pese a ser degradado a tormenta tropical este sábado, el amerizaje se produjo sin incidentes. La NASA hacía previsto un clima favorable en la costa opuesta de Pensacola.

Fue una misión con la que se puso punto final a la dependencia de la NASA con los rusos para viajar al espacio: fue la primera vez en 45 años que una nave con astronautas estadounidenses ha ameriza en el mar. La última fue la misión Apollo-Soyuz de Estados Unidos con la Unión Soviética en 1975.

Los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley hicieron historia hace dos meses, cuando la NASA envió los espacio a bordo de una nave estadounidense que despegó desde Cabo Cañaveral, Florida, en la primera misión tripulada de la agencia desde 2011.

La cápsula de SpaceX es colocada en un barco en el Golfo de México.NASA TV vía AP

La cápsula Dragon de SpaceX, de la compañía privada de Elon Musk, estuvo aclopada a la estación internacional como parte de la misión Demo-2, el primer proyecto privado con el que se pone de manifiesto que la empresa de Musk está capacitada para realizar vuelos espaciales comerciales.

"No es intuitivo, pero Isaías puede ayudar a provocar un buen clima al aterrizar a unos cientos de millas al oeste", escribió el sábado en Twitter Zebulon Scoville, director de vuelo de la NASA.

La nave espacial soportó temperaturas de hasta 3,500 grados Fahrenheit mientras atravesaba la atmósfera y un cuarteto de paracaídas salió finalmente disparado para frenar la cápsula de 21,200 libras (más de nueve toneladas y media) para tomar contacto con el mar.

Al frente y de izquierda a derecha, los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley durante una entrevista desde la Estación Espacial Internacional este sábado.NASA via AP / AP

El regreso a casa de los astronautas puso fin a una misión de dos meses y que supuso poner punto y a parte a la sequía de lanzamientos espaciales tripulados en el país, que dependía de la nave rusa Soyuz para poner en órbita a los astronautas de la agencia estadounidense desde que está canceló su programa de transbordadores en 2011.

[La primera estadounidense en caminar en el espacio bate otro récord: es la primera mujer en llegar al punto más profundo del océano]

El despegue de Hurley y Behnken desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA el pasado 30 de mayo, convirtió a la compañía SpaceX en la primera empresa privada en enviar personas a órbita. Ahora SpaceX, fundada en 2002, ha sido la primera compañía en traer a los astronautas de vuelta de la órbita.

"La parte más difícil fue lanzarnos, pero lo más importante es llevarnos de vuelta a casa", afirmó Behnken el sábado, que junto a Hurley trajo de vuelta un dinosaurio azul y púrpura llamado Tremor, un juguete que sus hijos escogieron para acompañarles durante el viaje.

El comandante de la estación espacial, Chris Cassidy, que permanecerá a bordo junto a dos astronautas rusos hasta octubre, le regaló a Hurley la pequeña bandera estadounidense que dejaron los tripulantes anteriores.

La bandera, que también voló en el primer vuelo del transbordador en 1981, se convirtió en un premio para la compañía que puso primero puso en órbita a los astronautas.

En 2014 la NASA otorgó a Boeing y a SpaceX contratos por 6,800 millones de dólares para desarrollar el programa comercial de transporte espacial para dejar de depender de los rusos. Con esta misión, SpaceX superó en la carrera espacial a Boeing, que no se espera que lance su primer equipo hasta el próximo año con previsión de aterrizar en el suroeste del país. 

"Estamos un poco tristes de verlos partir pero muy emocionados por lo que significa para nuestro programa espacial internacional sumar la capacid de tener cápsulas comerciales", dijo Cassidy. El próximo vuelo de la tripulación SpaceX está programado para finales de Septiembre.

Con información de AP y The Washington Post.