IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

EE.UU. sospecha que una prueba militar de Rusia puso en peligro a los astronautas de la Estación Espacial Internacional

Los siete astronautas tuvieron que ponerse los trajes espaciales y refugiarse en cápsulas en una situación de emergencia ante la llegada de objetos potencialmente destructivos.

Los siete astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) se vieron obligados a interrumpir su trabajo y buscar refugio en cápsulas ante la amenaza que supuso el paso relativamente cerca de peligrosos fragmentos de basura espacial.

El Gobierno que preside Joe Biden sospecha que los escombros provienen de un relevante ensayo de armas antimisiles llevado a cabo este fin de semana por Rusia, según explicaron dos funcionarios federales a la cadena de televisión CNN.

La Estación Espacial Internacional, en una imagen tomada el 8 de noviembre de 2021 desde la cápsula SpaceX DragonNASA vía AP

El Comando Espacial informó de que efectivamente se había registrado un "evento generador de desechos" poco habitual y potencialmente peligroso, pero no mencionó a Rusia.

"Estamos trabajando activamente para caracterizar el campo de basura y continuaremos asegurando que todas las naciones que navegan en el espacio tengan la información necesaria para maniobrar los satélites si son impactados", dijo un portavoz.

"Estamos trabajando con otras agencias, incluyendo el Departamento de Estado y la NASA, en relación a estos informes y proporcionaremos una actualización en un futuro próximo", dijo.

[El equipo de la NASA se despide de la Estación Espacial Internacional]

De confirmarse, el incidente elevaría aún más la tensión entre Estados Unidos y Rusia, debido sobre todo a los movimientos rusos en Europa del Este que no han gustado al Gobierno de Biden.

La tripulación a bordo de la ISS tuvo que ponerse con rapidez sus trajes espaciales y refugiarse en cápsulas, como precaución por si la estación era golpeada por los desechos, explicó la agencia espacial rusa, ROSCOSMOS.

Los responsables de la misión espacial señalaron que esta amenaza podría prolongarse un par de días más y seguir interrumpiendo la investigación científica y otros trabajos de los astronautas.

Cuatro de los siete miembros de la tripulación llegaron al puesto orbital el jueves por la noche. 

[NASA está buscando voluntarios para un simulacro de la vida en Marte]

El astronauta de la NASA Mark Vande Hei, que se encuentra en la mitad de una misión de un año, calificó el incidente como "un día loco pero bien coordinado".

"Ha sido una forma estupenda de estrechar lazos como tripulación, empezando por nuestro primer día de trabajo en el espacio", subrayó.

"¡Amigos, todo está bien con nosotros!", indicó el astronauta ruso Anton Shkaplerov.

Con información de The Associated Press