IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Duras críticas a las empresas tecnológicas por no tomar acciones ante la desinformación en español

Legisladores y especialistas alertan que las compañías dejan incluso circular en español publicaciones que ya fueron etiquetadas en su versión en inglés como falsas, por ejemplo, sobre las vacunas o la elección de 2020.

Por Suzanne Gamboa — NBC News

Legisladores y activistas criticaron a las empresas tecnológicas en un panel online, diciendo que están haciendo un peor trabajo identificando y eliminando la desinformación publicada en línea en español que en inglés.

Las empresas tecnológicas están dejando que circule información falsa en español o no la marcan como tal en sus plataformas de redes sociales, incluso aunque hayan eliminado o emitido advertencias sobre publicaciones idénticas en inglés, aseguraron legisladores, un regulador federal y activistas contra la desinformación.

[Facebook cierra su red de reconocimiento facial y borra datos de millones de usuarios]

El debate sobre la difusión de la desinformación en línea en español y otros idiomas fue organizado por Free Press Action, un grupo político enfocado en esta problemática, y el senador Ben Ray Luján, de Nuevo México.

Entre los participantes se encontraban Luján, la senadora Amy Klobuchar por Minnesota y el representante Tony Cárdenas por California -todos ellos demócratas- y Rebecca Kelly Slaughter, comisionada de la Comisión Federal de Comercio (FTC, en inglés), que regula las prácticas comerciales engañosas.

Instalación que representa al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, surfeando sobre una ola de dinero en efectivo y rodeado de adolescentes angustiados, durante una protesta en el centro de Londres, el 25 de octubre de 2021.TOLGA AKMEN / AFP vía Getty Images

“Las plataformas utilizan la gran mayoría de sus recursos para (eliminar) la desinformación dentro de los contenidos en inglés”, dijo Luján.

El senador aseguró que la gente necesita información confiable y actualizada para mantenerse a salvo de las enfermedades o cuando una catástrofe natural obliga a realizar evacuaciones, como también para que los funcionarios electos rindan cuentas.

[Facebook bajó la guardia en sus controles de contenido antes del asalto al Capitolio el 6 de enero]

Pero dijo que la desinformación está erosionando la confianza en la información real y que “ha costado a la gente su salud y su sustento”.

NBC News informó en septiembre de un aumento de la desinformación en español en internet y en la radio en medio del aumento de la variante delta de COVID-19.

Luján, Cárdenas y Klobuchar forman parte de las comisiones del Congreso que supervisan las comunicaciones e internet y la protección del consumidor.

Los tres han estado presionando a las plataformas de redes sociales como Facebook para que intensifiquen la vigilancia y el bloqueo de la desinformación en otros idiomas, en particular sobre el COVID-19 y las vacunas que, según ellos, está costando vidas. El problema es mucho más grave para las familias que no hablan inglés, dijeron.

[Facebook cambia de nombre a Meta y anuncian que la compañía será reestructurada]

Cárdenas dijo que las recientes revelaciones de la extrabajadora de Facebook Francis Haugen demuestran que las plataformas de redes “están calculando cuánto les costaría hacer eso, pero no están reconociendo cuánto les cuesta a los individuos y a las familias y a la comunidad en general cuando la gente sucumbe ante esta desinformación”.

Klobuchar dijo que hay preocupación en particular por la desinformación sobre las vacunas.

“Las plataformas están aún más atrasadas cuando se trata de tomar medidas contra la información que no está en inglés”, dijo Klobuchar, añadiendo que en Minnesota se hablan más de 100 idiomas. “Lamentablemente, hay reportes que han demostrado que Facebook identifica con una marca las publicaciones en inglés que contengan mentiras sobre las vacunas días antes de actuar sobre la misma publicación en español”, indicó. 

“A veces las publicaciones en español nunca son identificadas como tales. Todavía se pueden encontrar algunas en Facebook en español de noviembre de 2020 que promueven las mentiras electorales sin etiquetas de advertencia“, aseguró.

Señaló que Hauser testificó que el 87% del gasto de Facebook para contrarrestar la desinformación se destina a lo publicado en inglés, pero sólo un 9% de los usuarios habla inglés.

Simultáneamente a la realización de este panel, el Índice Global de Desinformación (GDI, en inglés), un grupo sin ánimo de lucro que rastrea las campañas de información falsa en Internet, informó de que este año los anunciantes están gastando sin saberlo 12 millones de dólares en publicidad en 56 sitios en español que difunden la desinformación sobre el COVID-19.

El GDI dijo que el servicio de colocación de anuncios en línea de Google representa la mayor parte, el 51.3%, o unos 6 millones de dólares, de ese gasto en colocación de anuncios.

Este porcentaje supone un descenso con respecto al 70% que se había comunicado anteriormente, y es probable que este descenso se deba a la introducción por parte de Google de una política en relación a la desinformación sobre el COVID-19, según afirma GDI en su informe. NBC News se ha puesto en contacto con Google para que haga comentarios.

El GDI también informó de que se compró publicidad de marcas populares en los sitios. Los anuncios comprados a través de la colocación de anuncios de Google se colocaron en sitios web en español con artículos que incluían afirmaciones falsas, como que dos tercios de las muertes por coronavirus en el Reino Unido correspondían a personas vacunadas.

Clare Melford, cofundadora y directora ejecutiva de GDI, hizo un llamado a la industria de la publicidad para que tome medidas y reduzca los incentivos financieros que, según ella, están impulsando la desinformación.

“La desinformación en línea crea daños reales fuera de internet, como hemos visto con la gran tragedia que ocurrió a lo largo de la pandemia”, dijo en un comunicado de prensa.

El informe de GDI se publicó conjuntamente con SumofUs, un grupo que presiona a las empresas sobre diversos temas, como el cambio climático y los derechos de los trabajadores.

Slaughter, la comisionada de la FTC, impulsó la regulación de las plataformas.

“La FTC no debe esperar a que haya una legislación federal para actuar. Debemos utilizar todas las opciones de nuestra caja de herramientas legales para proteger a los consumidores estadounidenses y la libre competencia... para investigar y tomar las medidas de aplicación apropiadas cuando podamos”, dijo.