IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Descubren unas ondas de radio “únicas” que proceden del centro de la Vía Láctea

El hallazgo fue hecho por un equipo liderado por un estudiante de doctorado de la Universidad de Sidney, Australia. “Nunca hemos visto nada parecido”, dijo el investigador. 

Un equipo de astrónomos descubrió unas inusuales ondas de radio procedentes del centro de la Vía Láctea, nuestra galaxia, lo que los ha llevado a buscar pruebas de qué es lo que podría estar enviando esas señales, según un comunicado de prensa.

El equipo liderado por Ziteng Wang, estudiante doctoral de la Facultad de Física de la Universidad de Sidney, en Australia, informó sobre su hallazgo este lunes en un estudio publicado en la revista especializada The Astrophysical Journal.

La señal se identificó por primera vez en enero de 2020 y se detectó otras seis veces después, según el estudio. Wang utilizó el radiotelescopio ASKAP de CSIRO para su descubrimiento.

Vista de nuestra galaxia, la Vía Láctea, sobre Fajada Mesa en el Cañón del Chaco, Nuevo México. Eric Lowenbach / Getty Images

La propiedad más extraña de esta nueva señal es que tiene una polarización muy alta. Esto significa que su luz oscila en una sola dirección, pero esa dirección gira con el tiempo”, explicó el investigador.

Añadió que el brillo del objeto también varía drásticamente y que la señal, aparentemente, se enciende y se apaga al azar. “Nunca hemos visto nada parecido”, dijo.

Wang añadió que, en un principio, su equipo pensó que la señal procedía de una púlsar, una estrella muy densa que gira rápidamente, colapsa y, como resultado, emite llamaradas de radiación, según reporta el diario USA Today.

[La NASA intentará desviar la trayectoria de un asteroide]

Las erupciones solares pueden durar de minutos a horas, lo que las hace, en cierto sentido, aleatorias. Sin embargo, esto se descartó como causa, porque las ondas de radio “no coinciden con lo que esperamos de este tipo de objetos celestes”, dijo Wang.

Cuando la onda de radio fue captada por primera vez, Tara Murphy, supervisora del doctorado de Wang y profesora del Instituto de Astronomía de Sidney, dijo que su comportamiento era “extraordinario“.

[Nuevas fotografías del asteroide Kleopatra ilustran los misterios de su forma de hueso de perro]

Los investigadores recibieron seis ondas de radio a lo largo de nueve meses el año pasado, pero cuando intentaron encontrarlas visualmente, no apareció nada, según el diario citado. Unas semanas después de utilizar un radiotelescopio en Sudáfrica, la señal volvió a aparecer.

Todavía no se ha determinado qué es lo que envía las ondas de radio, pero Murphy espera que el misterio se resuelva a medida que se disponga de telescopios más potentes en los próximos años.