IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Científicos descubren el agujero negro más antiguo del universo: 470 millones de años después del “Big Bang”

“Es muy pronto en el universo para que exista ese semejante monstruo”, afirmó uno de los autores del estudio. “Es asombroso que esta cosa ya esté asentada en un lugar con su galaxia en una etapa tan temprana”.

Por Marcia Dunn - The Associated Press

Los científicos han descubierto el agujero negro más antiguo del que se tenga conocimiento hasta la fecha, una bestia cósmica formada apenas 470 millones de años después del Big Bang (La Gran Explosión).

El hallazgo, publicado el lunes, confirman lo que hasta ahora eran teorías de que los agujeros negros supermasivos existían en los albores del universo. El telescopio espacial James Webb de la NASA y el observatorio de rayos X Chandra se unieron el año pasado para realizar las observaciones.

Dado que el universo tiene 13,700 millones de años, eso coloca la edad de este agujero negro en 13,200 millones de años.

Imagen provista por la NASA el 6 de noviembre de 2023 con datos del Observatorio de rayos X Chandra y el telescopio James Webb, en la que se muestra el agujero negro que se formó 470 millones de años luz después del "Big Bang".
Imagen provista por la NASA el 6 de noviembre de 2023 con datos del Observatorio de rayos X Chandra y el telescopio James Webb, en la que se muestra el agujero negro que se formó 470 millones de años luz después del "Big Bang". Associated Press / AP

Para los científicos, este agujero negro ha resultado ser aún más asombroso: es 10 veces más grande que el que existe en la Vía Láctea.

Los cálculos fijan su peso entre el 10% y 100% de la masa de todas las estrellas de su galaxia, afirmó Akos Bogdan, del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, y autor principal del estudio. Esta proporción es muy superior a la minúscula de los agujeros negros de la Vía Láctea y otras galaxias cercanas, estimada en un 0.1%.

[Elon Musk presenta 'Grok', un robot de inteligencia artificial que rivaliza con ChatGPT y otros]

"Es muy pronto en el universo para que exista ese semejante monstruo", afirmó Priyamvada Natarajan, de la Universidad de Yale, quien participó en el estudio publicado en la revista Nature Astronomy. Un artículo complementario apareció en la revista Astrophysical Journal Letters. "Es asombroso que esta cosa ya esté asentada en un lugar con su galaxia en una etapa tan temprana del universo", afirmó

Los investigadores creen que el agujero negro se formó a partir de colosales nubes de gas que colapsaron en una galaxia vecina a otra que tenía estrellas. Las dos galaxias se fusionaron y así apareció el agujero negro.

El hecho de que Chandra lo detectara mediante rayos X confirma "sin lugar a dudas que se trata de un agujero negro", explicó Natarajan. Con los rayos X "en realidad se capta el gas que está siendo atraído por la gravedad hacia el agujero negro, es acelerado y [por consiguiente] empieza a brillar en los rayos X", explicó.

Este agujero negro es considerado un cuásar, porque está creciendo y el gas tiene un brillo que ciega, añadió.

Según los científicos, el telescopio Webb podría ya haber detectado por su cuenta un agujero negro 29 millones de años más antiguo, pero aún no ha sido observado mediante rayos X ni su existencia ha sido verificada. Natarajan espera que se encuentren más agujeros negros primitivos, quizá no tan lejanos, pero sí bastante distantes.

"Hola, me llamo Larry": un estudiante mexicano crea un robot con un garrafón de agua y un envase de mayonesa

"Esperamos que se abra una nueva ventana en el universo, y creo que ésta es la primera fisura", afirmó.

Los dos telescopios espaciales –Webb y Chandra– utilizaron una técnica denominada lente gravitatorio para ampliar la región del espacio donde se encuentran esta galaxia, UHZ1, y su agujero negro. Los telescopios utilizaron la luz de un cúmulo de galaxias mucho más cercanas, a sólo 3,200 millones de años luz de la Tierra, para ampliar UHZ1 y su agujero negro, que está mucho más lejos hacia el fondo.

"Es un objeto bastante difícil de ver, y por suerte, la naturaleza lo ha magnificado para nosotros", declaró Natarajan.

Lanzado en 2021 hacia un punto situado a 1 millón de millas (1.6 millones de kilómetros) de distancia, Webb es el mayor y más potente observatorio astronómico que haya sido enviado al espacio. El telescopio ve el universo usando el color infrarrojo. El Chandra, mucho más antiguo, tiene una visión de rayos X y fue puesto en órbita en 1999.

[La inteligencia artificial está ‘aprendiendo’ a usar el español. Eso puede salvar su vida si llama al teléfono 911 de emergencias]

"Me parece absolutamente asombroso que Chandra pueda hacer descubrimientos tan sorprendentes 24 años después de su lanzamiento", subrayó Bogdan.