IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El actor William Shatner, de 'Star Trek', se convierte en la persona de mayor edad en ir al espacio gracias a la nave de Blue Origin

El intérprete que encarnó al capitán Kirk, de 90 años, fue uno de los cuatro tripulantes que despegaron desde Texas en un cohete de la compañía creada por el fundador de Amazon.

Por Denise Chow - NBC News

Más de 50 años después de que debutara como el querido capitán James T. Kirk en la serie original de Star Trek, William Shatner viajó finalmente al espacio.

El actor de 90 años viajó el miércoles a bordo de un cohete y la cápsula New Shepard desarrollados por Blue Origin, la empresa privada de vuelos espaciales creada por el fundador de Amazon, Jeff Bezos. De esta forma, Shatner se convirtió en la persona de más edad en llegar al espacio.

"Estoy abrumado", confesó el actor a Bezos instantes después de aterrizar. "Esta experiencia es algo increíble", señaló emocionado.

"Me has dado la experiencia más profunda de mi vida, es extraordinario. Espero no recuperarme nunca de esto", dijo, roto por las lágrimas, al fundador de Amazon.

[Estos son los multimillonarios que están compitiendo en la nueva carrera espacial]

La nave despegó a las 10:50 am (hora de la Costa Este), 50 minutos más tarde de la hora prevista, desde un lugar situado al suroeste de El Paso, Texas. El vuelo duró 10 minutos y 25 segundos y alcanzó los 351,185 pies. Durante unos instantes los tripulantes estuvieron en gravedad cero.

Posteriormente descendió en paracaídas y aterrizó de nuevo en el desierto de Texas.

El actor William Shatner responde preguntas de periodistas tras pronunciar un discurso en la ceremonia de graduación del New England Institute of Technology en Providence, Rhode Island, el 6 de mayo de 2018.Steven Senne / AP

Shatner estuvo acompañado por otras tres pregunta: Audrey Powers, vicepresidenta de operaciones de misión y vuelo de Blue Origin, y dos clientes que pagaron por vivir esta experiencia, Glen de Vries y Chris Boshuizen.

En una entrevista concedida la semana pasada al programa TODAY de NBC News, cadena hermana de Noticias Telemundo, Shatner habló de su expectación por el próximo vuelo.

"Voy a ver la inmensidad del espacio y el extraordinario milagro de nuestra Tierra. Lo frágil que es en comparación con las fuerzas que actúan en el universo. Eso es lo que busco", explicó.

Tripulación civil

El viaje de Shatner fue el segundo lanzamiento de Blue Origin con una tripulación exclusivamente civil. El vuelo inaugural de la compañía, en julio, fue un evento de alto perfil y de alto riesgo, con Bezos, su hermano y otros dos pasajeros a bordo.

El cohete y la cápsula New Shepard están diseñados para viajes suborbitales, que no entran realmente en órbita alrededor de la Tierra, sino que vuelan hasta el borde del espacio, a una altitud de más de 65 millas (98 kilómetros), donde los pasajeros pueden experimentar unos cuatro minutos de ingravidez.

La expedición de Shatner es la última de una serie de vuelos turísticos al espacio. Nueve días antes de que Bezos volara al borde del espacio, el multimillonario británico Richard Branson completó su propio viaje suborbital a bordo de un vehículo impulsado por un cohete desarrollado por su propia empresa de turismo espacial, Virgin Galactic.

[SpaceX bate un nuevo récord al poner 143 satélites espaciales en órbita]

Ni Blue Origin ni Virgin Galactic han anunciado el precio de sus vuelos suborbitales, pero se baraja que los billetes cuesten varios cientos de miles de dólares.

Y además de los viajes al borde del espacio, es posible que las personas con gran poder adquisitivo pronto puedan pagar por experiencias orbitales y estancias más prolongadas en gravedad baja.

El mes pasado, SpaceX, la empresa de vuelos espaciales fundada por el multimillonario Elon Musk, lanzó a cuatro pasajeros privados a la órbita de la Tierra en una expedición de tres días. Ese vuelo hizo historia como el primer lanzamiento orbital con una tripulación totalmente civil.

SpaceX también está preparando el lanzamiento de tres pasajeros privados que pagaron 55 millones de dólares cada uno a la Estación Espacial Internacional a principios de 2022.