IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Cartas desde El Cairo

Cartas desde El Cairo

Noticias Telemundo

A continuación usted podrá leer una carta no editada enviada por una joven desde El Cairo, Egipto, a su amiga y nuestra becaria Daniela -alias ‘Dani’-, después de que ésta le preguntara sobre la situación actual en el país árabe. La carta la publicamos tal y como nos fue enviada.

“Hola Dani:

“Me alegra servir de ayuda, especialmente cuando se trata de aclarar un poco la situación aquí en El Cairo.

“Comenzaré dándote algunos antecedentes, aunque con seguridad ya sabes bastante sobre esto o todo.

"Tamarod es un movimiento que comenzó aproximadamente a finales de abril (la palabra “tamarod” significa rebelde en árabe) y estos jóvenes activistas empezaron el movimiento para que el Presidente Morsi finalmente renuncie y lograr anticipar las elecciones presidenciales. Ellos iniciaron la recolección de firmas para una petición en apoyo a su causa el 1ro de mayo del 2013 y para el 30 de junio habían reunido más de 22 millones de firmas.

“Para responder a tu pregunta, la gente comenzó a movilizarse y dirigirse hacia el parque Tahrir a partir del jueves (27 de junio). Algunos de ellos montaron tiendas y otros iban y venían. La Hermandad Musulmana (Muslim Brotherhood, a la que representa Morsi) se esforzó por atemorizar a la gente para que se quedaran en sus casas, absteniéndose así de participar en las protestas por lo que había dudas de la cantidad de personas que se uniría al movimiento. Pero allí la mayor parte pareció tener confianza en el poder del pueblo.

“Primero participé el domingo 30. Vivo, aproximadamente, a unos 20 minutos de distancia de la plaza Tahrir; sin embargo, sentí como si fuesen segundos cuando salí de mi casa hacia Tahrir en medio de una multitud compuesta de diferentes estratos sociales. La energía era increíble, con los usuales coros y vítores. La gente sostenía  pedazos de tarjetas rojas simbolizando las “tarjetas rojas” de los juegos de fútbol, representando el deseo de la gente de que Morsi, metafóricamente, deje el estadio. En síntesis, el estado de ánimo en las calles de El Cairo ayer (lunes 2 de julio) era positivo, firme y esperanzador. Estoy orgullosa de mi pueblo y de ser egipcia. Si hay algo que Morsi ha logrado, es unificar a la gente nuevamente, tan o más firmes de lo que fuimos dos años atrás durante la Revolución egipcia del 2011.

“Me involucré en esto porque no puedo querer y esperar un Egipto mejor, y quejarme sobre las circunstancias actuales, si no estoy dispuesta a hacer algo sobre ello. Todos los egipcios tienen una responsabilidad ante su país y con nuestro pueblo para participar en el movimiento. Tampoco me parece correcto que la gente luche por mi país mientras me siento en la zona cómoda de mi casa.

“Anoche (lunes 1ro de Julio) fui a la plaza Tahrir. La respuesta al comunicado de los militares fue positiva. Creo que se recobró la fe en los militares y su apoyo al pueblo. Pienso que es lo que alentó a mucha gente (incluyéndome a mí) a salir a las calles otra vez hoy (martes 2 de julio) ya que de otra manera podíamos habernos quedado en las casas preparándonos para la protesta de mañana (miércoles), que está llamada a ser “la marcha de los millones”.

“Primero, la gente quiere que el Presidente renuncie y se efectúen con anticipación las elecciones presidenciales. Existe una gran preocupación por la constitución actual. Considero que la mayoría de los egipcios acordarían en que esto es algo que también demandamos, una constitución escrita nuevamente que proteja a todos los egipcios. Tengo la esperanza de que Morsi se reúna con ellos; la oposición que confronta es indiscutible. Es lo que Egipto y su pueblo merece. Simplemente no hay más protestas. Al haber participación masiva en cada ciudad y gubernatura, la “protesta” se convierte en un eufemismo. Es una revolución. Nos han dado un período de 48 horas antes de que los militares intervengan, así que todo lo que podemos hacer es esperar y no dejarnos intimidar. Si la historia nos ha enseñado algo es que el pueblo egipcio es resistente.

“Espero que esto responda tus preguntas. Si hay algo más que necesites, por favor déjamelo saber. Tengo otros amigos que también estarían más que dispuestos a escribir sobre sus experiencias. Gracias por compartir esto. También he adjuntado algunas fotos, aunque no estoy segura si las mismas le hacen justicia a las protestas reales”.

Salma