Candace Valenzuela apuesta por una victoria en noviembre para continuar legado de John Lewis

Quiere hacer historia como la primera afrolatina en el Congreso pero para ello tendrá que vencer primero a la republicana Beth Van Duyne, quien cuenta con el respaldo de Trump y repite su libreto contra "la agenda socialista demócrata".
Candace Valenzuela ganó la segunda vuelta en Texas y disputará un escaño frente a la republicana, Beth Van Duyne, en noviembre próximo
La mexicoamericana y candidata afrolatina, Candace Valenzuela, ganó la segunda vuelta en Texas la semana pasada, y disputará el escaño por el distrito 24 en la Cámara de Representantes frente a la republicana, Beth Van Duyne, en noviembre próximoFoto cortesía de la campaña de Candace Valenzuela / Noticias Telemundo

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo

WASHINGTON.— Candace Valenzuela quiere hacer historia como la primera afrolatina en el Congreso, y aseguró este martes que apuesta por su victoria en noviembre próximo para continuar la lucha por la justicia social del fallecido líder afroamericano John Lewis.

Valenzuela, de 37 años, ganó en una segunda vuelta hace una semana en el distrito 24 de Texas y, si lo hace en noviembre contra su rival republicana, Beth Van Duyne, se convertiría en la primera legisladora afrolatina en el Congreso.

En una entrevista telefónica con Noticias Telemundo, Valenzuela abordó un amplio abanico de temas, incluyendo el legado de Lewis como titán de los derechos civiles; la supresión del voto de las minorías; la presunta campaña de miedo de los republicanos, y el reto de recaudar fondos.

“El congresista Lewis fue un héroe estadounidense y duele mucho su partida, no sólo por lo que afrontamos y las conversaciones que tenemos como país, sino también porque, hasta el final, fue la conciencia del Congreso”, afirmó.

Personas visitaron este mural de John Lewis en Atlanta este sábado, y llevaron flores y otros objetos para rendirle homenaje.Getty Images

“Se aseguró de que sus luchas beneficiarán a toda la comunidad, a nuestra democracia, y nos hará mucha falta su voz, pero espero honrar su legado al promover una Ley del Derecho al Voto para el Siglo XXI. Espero continuar esas conversaciones sobre las relaciones raciales y la representación en Texas, y que mi candidatura y mandato reflejen su lucha”, subrayó Valenzuela, hija de madre mexicoamericana y padre afroamericano.

En junio pasado, Lewis apoyó a Valenzuela, a quien calificó como “el tipo de líder que necesita Washington”, en momentos en que la justicia racial y económica están en el centro de la vida nacional.

La lucha por el escaño

Para ocupar el escaño, bajo control republicano desde 2004, en un área que abarca partes de los condados de Dallas, Tarrant y Denton, Valenzuela se enfrentará a Van Duyne, quien está respaldada por el presidente, Donald Trump, y el resto del establishment republicano.

Como madre y educadora, Valenzuela espera que su historia de lucha personal contra la pobreza e indigencia resuene con aquellas familias que, en medio de la pandemia, “están sufriendo”, con altas tasas de desempleo, inseguridad, y una empinada cuesta para su ascenso social.

Valenzuela también se apoya en la trayectoria militar de su familia: su bisabuelo emigró de Durango (México) y luchó en la Primera Guerra Mundial, sus abuelos lucharon en la siguiente, y sus padres también prestaron servicio militar.

Una elección entre “el miedo y la esperanza”

La maquinaria demócrata ha dado su respaldo a Valenzuela con la meta de “teñir de azul” al distrito, para así mantener la Cámara de Representantes bajo control demócrata.

Los republicanos, con igual ahínco, respaldan a Van Duyne, quien fue la primera alcaldesa de la ciudad de Irving y que, bajo la Administración Trump, estuvo brevemente a cargo de las operaciones del Departamento de Vivienda en Texas y otros cuatro estados.

En su cuenta en Facebook, Van Duyne ha acusado a Valenzuela de querer imponer una “agenda socialista que destruye empleos”.

Según Van Duyne, los votantes no se deben dejar "engañar" por Valenzuela, porque ha recibido apoyo de “muchos funcionarios y organizaciones extremistas” que, a su juicio, buscan desmantelar el sistema de seguridad, sofocar los derechos fundamentales, e imponer “medicina socialista” y un aumento de impuestos.

 Al respecto, Valenzuela achacó todas esas acusaciones al “libreto republicano” de ataques personales, pero insistió en que su meta es “ayudar a las familias”.

Valenzuela ya ganó una férrea competencia en 2017, cuando obtuvo un escaño en la junta escolar independiente de Carrollton-Farmers Branch, en Carrollton, una ciudad que afrontó demandas por una ordenanza que imponía el inglés como idioma oficial.

Asimismo, Valenzuela atacó la idea de Trump de desplegar a agentes federales a ciudades demócratas que han sufrido violentas protestas, con la narrativa de que la oposición no sabe gobernar y, por lo tanto, su eventual rival, el exvicepresidente, Joe Biden, no merece la presidencia.

Valenzuela se refirió a un anuncio político de Trump que usa imágenes de saqueos, violencia, y negocios en llamas -sin control policial-, y advierte de que el país “no estará seguro con Biden”.

“Su libreto es bien fácil: engrandece su gestión, así sea atacando la de otros. Está mezclando imágenes de Biden con llamas, cuando en realidad está pintando a EEUU bajo su mandato”, con un “vergonzoso” número de contagios del COVID-19, argumentó.

“Pujaré por la esperanza… y si lo único que tienen los republicanos en su guion son ataques, entonces gano”, vaticinó.

La campaña en tiempos de pandemia

La pandemia del COVID-19 ha obligado a su campaña a ampliarse en el mundo digital, tanto para la recaudación de fondos como para sus esfuerzos de acercamiento con los votantes.

Valenzuela reconoce que necesitará el apoyo no sólo de los afroamericanos, latinos y asiáticos –que conforman más de la mitad de la población en su distrito– sino también de votantes centristas e independientes en los suburbios.

“La gente está sufriendo en esta pandemia, ya sea porque les ha golpeado en el bolsillo o han perdido sus empleos, pero algunos votantes, desempleados o jubilados, me han dicho que me apoyarán con 5, 25 dólares, lo que sea, porque están hartos del estatus quo y de una Administración que no hace lo suficiente para defenderlos”, argumentó.

“Tenemos un movimiento de base increíble sobre el que nos apoyaremos para comunicar mi mensaje: que las familias trabajadoras tengan éxito, que no les falte techo y comida, educación y seguro médico”, enfatizó.

Valenzuela, poco después de votar el 14 de julio. Candace Valenzuela

La campaña de Valenzuela calcula que necesitará hasta cuatro millones de dólares para ganar.  Entre abril y junio pasados, su campaña recaudó $470,000, considerada una cifra récord para su distrito, y desde la semana pasada, ha recabado unos $130,000 adicionales de entre más de 18,000 donantes.

Ha rechazado donaciones de comités políticos de grandes corporaciones porque, según explicó, no quiere que su diálogo con líderes industriales “esté influenciado por grandes infusiones de dinero”.

Según una encuesta interna del Comité de Campañas Legislativas Demócratas (DCCC, por su sigla en inglés), en vísperas de la segunda vuelta, Valenzuela lideraba a Van Duyne por seis puntos, lo que sugiere una campaña muy reñida el próximo 3 de noviembre.

De hecho, influyentes analistas políticos describen el distrito 24 como un camino impredecible -llamado “toss-up”, en inglés- porque cualquiera de las dos candidatas puede ganar.

Trump ganó el distrito 24 en 2016 pero, en 2018, lo ganó el entonces candidato demócrata al Senado, el congresista Beto O'Rourke, y eso insufla esperanza a la campaña de Valenzuela.

Vea también: 

Trump quiere desplegar agentes federales en Nueva York y Chicago pese a la polémica actuación en Portland

Quienes acaban de convertirse en ciudadanos definirán el rumbo de las elecciones en estados clave

Así va la carrera electoral en Florida, Texas y Arizona, tres de los estados más afectados por el COVID-19