Cadena perpetua al exmarine de EEUU que violó y asesinó a mujer en Okinawa

El estadounidense admitió los cargos de violación y el abandono del cuerpo inconsciente, pero negó que quisiera asesinar a la mujer de 20 años.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Un tribunal japonés condenó este viernes a cadena perpetua a un exmilitar estadounidense por la violación y asesinato de una joven en Okinawa (sur de Japón) en abril de 2016, un crimen que conmocionó al país e intensificó el rechazo a la presencia militar de Estados Unidos en la isla.

El Tribunal de Distrito de Naha (sudoeste) impuso esta pena a Kenneth Franklin Shinzato, de 33 años, al considerar que su responsabilidad penal "es grave", dado que perpetró el crimen "con una motivación egoísta, que no deja margen para la indulgencia", según la sentencia recogida por la agencia japonesa Kyodo.

El acusado, miembro de la Marina de EEUU entre 2007 y 2014, y quien en el momento del suceso trabajaba como civil en la base de Kadena en Okinawa, admitió los cargos de violación y el abandono del cuerpo inconsciente de Rina Shimabukuro, pero negó que quisiera asesinar a la lugareña de 20 años.

Según la acusación, Shinzato apuñaló a la joven en el cuello y le golpeó la cabeza con una barra para que no se resistiera, matándola como consecuencia, aunque el acusado alegó durante el juicio que "no tenía la intención de causar tal resultado".

El caso despertó una vez más la indignación de la población local y fortaleció su oposición al excesivo despliegue militar en sus islas por los riesgos para la seguridad que implica la cercanía de bases aéreas a zonas pobladas y los crímenes que han cometido miembros de las Fuerzas Armadas estadounidenses en la región.

El más grave tuvo lugar en 1995 cuando tres soldados de una base de Okinawa secuestraron y violaron a una niña de 12 años, un suceso que motivó una manifestación que movilizó a unas 85.000 personas.

En el caso más reciente, un hombre sexagenario japonés falleció después de que un camión militar conducido por un marine supuestamente ebrio colisionara con la camioneta el 19 de noviembre.

La prefectura de Okinawa alberga a más de la mitad de los cerca de 48.000 efectivos que EEUU tiene en Japón, así como el 70% de las instalaciones militares estadounidenses en el país asiático.