Bombardean baluarte del Estado Islámico en Siria

Una página de Facebook usada por partidario del Estado Islámico dijo que los bombardeos fueron realizados por aviones rusos en las afueras de Raqqa y que hubo 15 muertos, entre ellos ocho niños y cinco mujeres.

Intensos bombardeos impactaron posiciones del grupo Estado Islámico en su supuesta capital en Siria el domingo, matando e hiriendo a por lo menos 15 personas, informaron activistas opositores y cibersitios leales a la agrupación extremista.

 

En Raqqa, que los milicianos consideran su "capital", hubo 15 estallidos que mataron a 32 combatientes del Estado Islámico  e hirieron a más de 40, dijo el Observatorio para los Derechos Humanos de Siria, cuya sede está en Londres.

 

Un grupo activista con sede en Raqqa conocido como "Matan a Raqqa en Silencio" (RBSS por sus siglas en inglés), dijo que los aviones de guerra bombardearon posiciones del Estado Islámico en las afueras de la ciudad. No informó de bajas.

 

El RBSS no especificó qué país llevó a cabo los bombardeos mientras el Observatorio dijo que eran de la coalición encabezada por Estados Unidos y que ha estado atacando al Estado Islámico en Siria desde septiembre del año pasado.

 

Una página de Facebook usada por partidario del Estado Islámico  dijo que los bombardeos fueron realizados por aviones rusos en las afueras de Raqqa y que hubo 15 muertos, entre ellos ocho niños y cinco mujeres. Unas 25 personas resultaron heridas, agregó.

 

Los bombardeos en Raqqa se han intensificado desde los ataques de París y desde la caída de un avión ruso en la península del Sinaí el 31 de octubre. Rusia sostiene que la caída del avión fue un ataque terrorista con bomba y el Estado Islámico se ha atribuido ambas matanzas.

 

Rusia y una coalición liderada por Estados Unidos, que incluye Francia, han estado bombardeando Raqqa.

También el domingo, un empresario sirio negó acusaciones del Departamento del Tesoro de Estados Unidos de que ha sido intermediario para ventas de petróleo por parte del gobierno sirio al Estado Islámico

 

El Departamento impuso sanciones a cuatro individuos y seis entidades acusándolas de apoyar al gobierno sirio. Como resultado, los activos en Estados Unidos de esas personas quedan congelados y se le prohíbe a todo estadounidense hacer negocios con ellos.

 

George Haswani, copropietario de la HESCO Engineering and Construction Co., una importante empresa de ingeniería y construcción en Siria, dijo a la AP en Damasco que las acusaciones carecen de fundamento "simplemente porque el oleoducto está fuera de servicio, tiene perforaciones en más de 60 localidades".

"Tanto petróleo no puede ser transportado a menos que sea mediante enormes convoyes de camiones", dijo Haswani. "Desafío a Estados Unidos a que demuestre cualquier documento o imagen de camiones cisterna yendo a zonas bajo el control del gobierno sirio".

 

Hace pocos meses, la Unión Europea impuso sanciones contra Haswani, acusándole de ayudar al gobierno sirio a comprar petróleo del Estado Islámico .