Autoridades mexicanas clausuran el albergue para migrantes en Piedras Negras

La mayoría de los 1.600 migrantes que quedaban han sido trasladados en autobuses hacia otras ciudades del norte de México como Monterrey, Ciudad Juárez y Reynosa. "Les están ofreciendo transporte gratuito para traerlos aquí", dijo uno de los alcaldes.
Migrantes tras la reja de un alberge temporal en Piedras Negras, México el 7 de febrero de 2019
Migrantes tras la reja de un alberge temporal en Piedras Negras, México el 7 de febrero de 2019REUTERS / REUTERS

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Funcionarios en el estado fronterizo de Coahuila, en el norte de México, dijeron este martes que se ha cerrado un refugio en la ciudad fronteriza de Piedras Negras, donde aproximadamente 1.600 inmigrantes centroamericanos habían sido confinados durante las últimas dos semanas.

Muchos de los migrantes han sido trasladados en autobús a los estados vecinos, lo que ha generado quejas de que Coahuila estaba abandonando a los migrantes en otras ciudades para desalojar el campamento en un edificio de una fábrica vacía.

Armando Cabada, alcalde de Ciudad Juárez, al oeste, dijo el lunes que podría presentar una queja contra los funcionarios de Coahuila. "Les están ofreciendo transporte gratuito para traerlos aquí. Ese tipo de cosas no son justas", dijo Cabada.

José Borrego, un portavoz del estado de Coahuila, confirmó que el refugio en Piedras Negras, al otro lado de la frontera de Eagle Pass, Texas, se cerró el martes, un día antes de lo programado.

La población del refugio había estado disminuyendo constantemente desde la semana pasada, ya que los migrantes que habían obtenido visas humanitarias recibieron viajes en autobús a otras ciudades donde tendrían más posibilidades de encontrar trabajo.

Los migrantes llegaron a la frontera con la esperanza de solicitar asilo en los Estados Unidos, pero las autoridades mexicanas los acorralaron en el refugio y solo a una docena se les permitió solicitar asilo en el cruce de Eagle Pass cada día.

Desde la semana pasada, los autobuses han estado llevando migrantes de Piedras Negras a Ciudad Juárez y a Hermosillo, Sonora, esta última un escalón hacia la ciudad fronteriza de Tijuana, que recibió a miles de migrantes de una caravana el año pasado. Otros autobuses han viajado a la ciudad de Monterrey y a la ciudad fronteriza de Reynosa, al otro lado de McAllen, Texas.

La llegada de cientos de migrantes enojó a las autoridades en Ciudad Juárez, que se encuentra frente a El Paso, Texas. Los funcionarios allí instalaron un refugio improvisado en un gimnasio, pero se quejaron de que los funcionarios de Coahuila habían atraído a los migrantes al decirles que sería más fácil cruzar a Estados Unidos por El Paso.

"Ellos están promoviendo esto diciendo que entre 150 y 200 personas ingresan aquí por día, lo que es una mentira completa", dijo Cabada, el alcalde. "Están haciendo esto para solucionar su problema a costa nuestra y eso no es justo".