Atacantes tenían encima 3 bombas con control remoto

También llevaban mil 600 balas y en su casa se hallaron 12 explosivos
tiroteo en san bernardino, coche de sospechosos
Las autoridades investigan el lugar donde se llevó a cabo una balacera entre la policía y dos sospechosos, el jueves 3 de diciembre de 2015, en San Bernardino, California. Un hombre y una mujer fuertemente armados abrieron fuego el miércoles sobre un banquete navideño para sus compañeros de trabajo, y con ello provocaron la muerte de múltiples personas. Horas después fallecieron en un tiroteo con la policía. (Foto AP/Jae C. Hong)AP / AP

SAN BERNARDINO, California, EE.UU. (AP) — La policía dice que los atacantes que mataron a 14 personas en un banquete en el sur de California tenían encima 3 bombas con control remoto cuando fueron abatidos además de 1.600 proyectiles.

El jefe de policía de San Bernardino, Jarrod Burguan, dijo en conferencia de prensa que se hallaron en su casa más de 3.000 proyectiles, 12 artefactos explosivos y herramientas para su fabricación.

Burguan dice que la cifra de heridos en el ataque se elevó de 17 a 21.

El presidente Barack Obama ordena izar las banderas a media asta en todos los edificios públicos en recordación de las víctimas de la matanza de California en la que murieron 14 personas.

La proclama presidencial del jueves dice que las banderas se izarán así hasta el lunes en instalaciones de las fuerzas armadas, embajadas y misiones diplomáticas además de los edificios públicos.

Documentos de divorcio de los padres de uno de los atacantes de San Bernardino, California, revelan una separación áspera en la cual la esposa acusó al marido de ser un alcohólico abusivo.

Los documentos obtenidos el jueves por la Associated Press revelan que la madre de Syed Farook, Rafia, describe a su esposo en 2006 como "irresponsable, negligente y un alcohólico".

Dijo que tuvo que abandonar el hogar con tres de sus hijos porque el esposo la acosaba "verbal y físicamente y se negaba a abandonar la casa".

El presidente Barack Obama dice que si bien la matanza en California pudo estar relacionada con el terrorismo, las autoridades todavía no lo saben.

Dice que pudo tener relación con cuestiones laborales o que obedeciera a distintos motivos.

Obama, quien habla desde la Oficina Oval, quiere asegurar a los estadounidenses que las autoridades esclarecerán plenamente el caso. El presidente pide a la gente que espere a conocer los hechos antes de emitir juicios.

Dice que "todos tenemos un papel que cumplir" para poner fin a la violencia.

Diez víctimas de la matanza de San Bernardino, California, reciben tratamiento en dos hospitales.

La vocera del condado de San Bernardino, Felisa Cardona, dijo que los pacientes en el centro médico Arrowhead se encuentran estables, y otro más fue dado de alta.

El centro médico Loma Linda está tratando a cinco pacientes heridos de bala. El director Kerry Heinrich dijo que dos se encuentran en estado crítico y tres en buen estado.