Asesora de Trump dice que hay 600 criminales confirmados en la caravana migrante

Kellyanne Conway aseguró que decir que todos los migrantes “están pidiendo asilo pacíficamente” es incorrecto

Kellyanne Conway, asesora del presidente Donald Trump, dice que siente empatía por las madres y niños que están pidiendo asilo en la frontera entre Estados Unidos y México, pero asegura que hay 600 criminales confirmados en la caravana y que decir que todos los intergrantes “están pidiendo asilo pacíficamente” es incorrecto.

Agentes estadounidenses usaron gas lacrimógeno para dispersar a una multitud de migrantes que trataron de pasar por la frontera y entre los cuales había gente tirando piedras, pero también madres descalzas con sus hijos llorando.

Conway denunció a los traficantes de personas que les cobran dinero a los migrantes, prometiéndoles conseguirles asilo y  se preguntó por qué no había gente tratando de ayudar a los migrantes a conseguir ayuda legal para conseguir asilo.

La asesora presidencial añadió que la violencia en la frontera demuestra lo equivocado que están los que acusan a Trump de usar el tema migratorio para fines políticos.

Trump tilda a los migrantes en el cruce fronterizo San Diego-Tijuana de amenaza a la seguridad nacional. Sus críticos dicen que el presidente está exagerando, tratando de generar temor para ganar apoyo político.

También se refirió al muro que Trump quiere construir en la frontera del que dijo que será México el que lo pague en última instancia, tal y como ha reiterado el presidente en múltiples ocasiones.

Las palabras de Conway se producen después de que Trump defendiera lo que considera gas lacrimógeno “muy seguro” lanzado por agentes fronterizos contra los migrantes que trataron de pasar la frontera entre Estados Unidos y México.

La oposición denunció la medida como exagerada, pero Trump se mantuvo intransigente, afirmando que los agentes “sufrieron la embestida de unos tipos muy duros”.

Sin embargo en una conferencia en Mississippi más tarde el lunes, el mandatario pareció admitir que entre los migrantes hay niños, al preguntar: “¿Por qué corre un padre a una zona donde sabe que hay gas lacrimógeno formándose y se va a formar y van corriendo con un niño?”

Aseguró que se trató “un tipo muy menor de gas lacrimógeno” que según él “es muy seguro”.