Arrestado secretario de la Federación de Fútbol de Guatemala

Fue apresado mientras disfrutaba de un crucero con su familia.

 El calvario del fútbol latinoamericano continuó el viernes con la detención del dirigente guatemalteco Héctor Trujillo en conexión con el escándalo que ha descabezado a la CONMEBOL y la CONCACAF.

 

Veinticuatro horas después de los arrestos en Zúrich de los presidentes de la CONMEBOL, Juan Ángel Napout, y de la CONCACAF, Alfredo Hawit, fue apresado Trujillo, secretario general de la federación guatemalteca de fútbol, mientras disfrutaba de un crucero con su familia.

 

Por la noche, el comité ejecutivo de la CONCACAF informó que ha suspendido provisionalmente a Hawit, junto con otras seis personas que enfrentan acusaciones.

Trujillo fue detenido cuando su crucero hizo una escala en Port Canaveral, en la Florida, según informó el FBI.

El New York Times dijo que las autoridades estadounidenses se enteraron de que el barco pasaría por ese puerto y lo esperaron allí. No estaba claro si Trujillo, un reconocido abogado en su país y magistrado suplente de la Corte Constitucional, sabía que el jueves había sido acusado de corrupción junto con otros 15 dirigentes latinoamericanos por fiscales estadounidenses que investigan la corrupción en el fútbol.

Simultáneamente, las autoridades guatemaltecas emitieron una orden de captura para el presidente de la federación local Brayan Jiménez, otro de los imputados cuya extradición fue solicitada por Estados Unidos.

Napout y Hawit, por su parte, fueron suspendidos por 90 días por el comité de ética de la FIFA, siguiendo un procedimiento de rutina cada vez que un dirigente tiene cuentas pendientes con la justicia. Los presidentes de la FIFA Joseph Blatter y de la UEFA Michel Platini también están inhabilitados por 90 días mientras se resuelven sus casos.

El comité de ética de la FIFA ventilará dentro de dos semanas la acusación de pagos ilegales a Platini, autorizados por Blatter, efectuados en el 2001, supuestamente por servicios que el francés había prestado años atrás.

El comité de ética informó en un comunicado que las suspensiones de Napout y Hawit eran en respuesta a su arresto acusados de por fiscales de Estados Unidos de asociación para delinquir, conspiración y corrupción.

Ambos fueron apresados en un hotel de Zúrich, donde se aprestaban a participar en una reunión del comité ejecutivo de la FIFA. Se trató del mismo hotel donde hace algunos meses fueron detenidas otras siete figuras de la FIFA implicadas en corrupción por investigadores de Estados Unidos y Suiza.

Entre los dirigentes suspendidos por la CONCACAF figura Rafael Callejas, quien fue presidente de Honduras de 1990 a 94, y quien forma parte de una comisión de la FIFA sobre asuntos de televisión y "marketing". Se aplicó también la suspensión a Trujillo.

La CONCACAF suspendió también a estos dirigentes:

—Ariel Alvarado, ex integrante de la comisión disciplinaria de la FIFA. Fue presidente de la federación de fútbol de Panamá de 2004 a 2012.

Jiménez, presidente de la federación guatemalteca.

Rafael Salguero, ex presidente de la federación de Guatemala  e integrante de la comisión ejecutiva de la FIFA hasta mayo pasado.

Reynaldo Vásquez, ex presidente de la federación salvadoreña de fútbol.

Desde Ecuador, mientras tanto, se informó que el presidente de la federación local Luis Chiriboga, otro de los implicados, no será extraditado a Estados Unidos.

"Son delitos cometidos en territorio ecuatoriano y la Fiscalía tiene potestad de investigar y juzgar en territorio ecuatoriano", destacó el fiscal general Galo Chiriboga, quien no tiene parentesco con el dirigente. Agregó que Ecuador no permite la extradición de ciudadanos ecuatorianos "pero asume la responsabilidad de que sean juzgados" en territorio nacional.

También el viernes, un abogado del expresidente de la federación brasileña de fútbol José Maria Marin, que fue acusado en mayo, indicó que su cliente había depositado una fianza de un millón de dólares ante el tribunal federal de Brooklyn, Nueva York. La corte dijo el viernes que había recibido el último plazo de 230.000 dólares para completar la suma.

En una misiva enviada al juez estadounidense del distrito Raymond J. Dearie, el abogado Charles A. Stillman dijo que Marin espera obtener un aval de 2 millones de dólares, el último elemento de su fianza, la próxima semana.