Arizona termina contrato con centro de detención donde murió una niña migrante

A pesar de que las autoridades señalaron que el centro no cumplía con los requisitos federales, el acuerdo se puso en marcha
Una menor inmigrante enfermó en el South Texas Family Residential Center y murió tras ser liberada.
Una menor inmigrante enfermó en el South Texas Family Residential Center y murió tras ser liberada. AP / AP

La ciudad Eloy, en Arizona, finalizó un contrato irregular que le permitió al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) dirigir un centro de detención familiar en Texas donde una niña migrante enfermó y murió después de haber sido liberada.

Eloy ya tenía un acuerdo con ICE y la empresa privada de detención CoreCivic para manejar un centro de detención cuando en el 2014 entró en vigor el contrato que involucraba al Centro Residencial Familiar South Texas en Dilley.

En febrero, un informe de la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional criticó a ICE por el acuerdo y alegó que no cumplía con las pautas de adquisiciones federales.

El documento exponía que ICE podría haber contratado directamente a CoreCivic, pero en su lugar creó un intermediario "innecesario".

La ciudad recibió un aviso de demanda el mes pasado por parte de los abogados de la madre de Mariee Juárez, la niña que murió después de ser liberada en el centro de Dilley.

"Esta es una acción vencida de la ciudad de Eloy para separarse de la operación y administración de la instalación de detención familiar de ICE en Dilley, Texas", dijo el abogado R. Stanton Jones en un comunicado.

Además, señaló que la menor se había enfermado como resultado de las "condiciones inseguras e insalubres y después de que se le hubiera negado la debida atención médica".

La niña de 21 meses murió de neumonitis viral, una inflamación del tejido pulmonar. En ese momento, ICE había dicho que tomaba en serio la salud, la seguridad y el bienestar de los detenidos y brindaba atención médica integral.

El lunes, el Concejo Municipal de Eloy votó para terminar ese contrato a pedido de ICE, dijo Harvey Krauss, administrador de la ciudad que ha obtenido alrededor de 1.5 millones en ingresos por el contrato que siempre fue destinado a ser temporal.

"Esto fue iniciado por ICE, no por nosotros. No teníamos control", dijo Krauss.

Funcionarios de ICE han dicho que optaron por el acuerdo con Eloy como medio de último minuto para abrir rápidamente el centro de detención  en Texas debido al aumento  del número de familias que llegaban a Estados Unidos desde Centroamérica. El centro se inauguró en diciembre de 2014.

Por su parte, CoreCivic dijo que el acuerdo se trasladará a la ciudad de Dilley. La vocera de ICE Sarah Rodríguez dijo que la agencia no hace comentarios debido a las negociaciones en curso.