Arabia Saudita admite que Jamal Khashoggi fue asesinado en su embajada en Estambul

La noticia de su desaparición de conoció dos demanas después de que ocurriera el hecho.
El periodista saudita Jamal Khashoggi durante una participación en una conferencia en Manama, Bahrain.
El periodista saudita Jamal Khashoggi durante una participación en una conferencia en Manama, Bahrain. AP / AP

Arabia Saudita admitió que el periodista saudita Jamal Khashoggi fue asesinado en el consulado del país en Estambul. La prensa oficialista también dijo que 18 saudíes estaban detenidos como sospechosos.

Durante dos semanas, las autoridades de Arabia Saudita dijeron no tener ninguna información del paradero de Khashoggi, quien el 2 de octubre había ingresado al consulado para buscar información sobre los trámites necesarios para casarse con su novia turca.

Arabia Saudita había rechazado los informes infundados de que Khashoggi fue asesinado y desmembrado dentro del consulado, pero se enfrentaba a una creciente presión para explicar lo que le había sucedido.

La prensa saudita también dijo que un asesor de la corte real cercano al Príncipe Mohammed bin Salman de la Corona Saudita fue despedido junto con tres líderes de los servicios de inteligencia del reino y otros funcionarios.

La declaración contradice los informes de los medios de comunicación gubernamentales en Turquía, que publicaron un video de vigilancia y otro material que sugiere que Khashoggi fue asesinado por un escuadrón vinculado al príncipe heredero de la corona, Mohammed bin Salman.

El miércoles, el periódico turco oficialista Yeni Safak, citando lo que describió como una grabación de audio del asesinato de Khashoggi, dijo que el escuadrón inmediatamente abordó al periodista después de ingresar al consulado, cortándole los dedos y decapitándolo más tarde.

"Las investigaciones preliminares llevadas a cabo por la Fiscalía General sobre la desaparición del ciudadano saudí Jamal bin Ahmad Khashoggi revelaron que la discusión entre él y varias personas que se encontraban dentro del Consulado Saudí en Estambul propició una pelea a puñetazos con el ciudadano, Jamal Khashoggi", dice la declaración de los fiscales saudíes.

Las declaraciones sauditas no identificaron a los 18 saudíes retenidos por las autoridades.

Esta semana, los investigadores turcos registraron el edificio del Consulado de Arabia Saudita en Estambul y la residencia del cónsul general de Arabia Saudita, y salieron con bolsas y cajas.

El viernes, los investigadores interrogaron al personal y exploraron si sus restos podrían haber sido arrojados fuera de Estambul después de su presunto asesinato, dijeron medios turcos y un oficial de seguridad.

El prominente periodista había escrito columnas en las que criticaba al gobierno saudí mientras vivía en un exilio autoimpuesto en Estados Unidos.

El presidente, Donald Trump, dijo el jueves que las consecuencias para los saudíes "serán muy graves" si se descubre que lo mataron, pero insistió en que se deben conocer más hechos antes de hacer suposiciones.