Apodan Trump al alcalde de Tijuana por comentarios racistas contra los migrantes de la caravana

Una ciudad que no estaba preparada para recibir a los migrantes, ahora considera echarlos. "Lo peor que nos puede pasar es atrumparnos", dice una activista.

Una activista reaccionó a los comentarios despectivos del alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastelum, sobre los migrantes centroamericanos que han llegado a la ciudad llamándolo el Trump de Tijuana.

Eunice Rendón, coordinadora de la Agenda Migrante, exigió al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación sancionar al alcalde por sus comentarios xenófobos contra los migrantes.

"Lo peor que nos puede pasar como sociedad y gobierno es 'Atrumparnos´ como este Trump de Tujuana ahora, en la que estamos discriminando a la gente e incurriendo en actitud xenófoba" dijo Rendón al diario Milenio.

En los últimos días, cientos de migrantes centroamericanos han llegado a Tijuana, una ciudad que tiene frontera con California, en espera de poder ingresar a Estados Unidos. Debido a los largos tiempos de espera en los puertos de entrada del vecino del norte, los migrantes podrían esperar hasta cuatro meses para poder cruzar la frontera. Y los albergues de la ciudad, que no estaba preparada para este fenómeno, ya están a su máxima capacidad.

Este jueves, un grupo de pobladores de Playas de Tijuana lanzó piedras a los migrantes, exigiéndoles que se fueran porque según ellos “representaban un riesgo para la comunidad”.

Un ciudadano de Guatemala y otro de Honduras fueron detenidos por el incidente en Playas de Tijuana. Asimismo, tres centroamericanos fueron detenidos por fumar marihuana en un albergue.

Gastélum aprovechó la situación para quejarse de que entre los migrantes hay marihuanos y personas violentas. Y dijo que someterá a consulta que la ciudad niegue la entrada a los migrantes.

“Queremos que se les aplique el 33 constitucional, Tijuana es una ciudad de migrantes, pero no los queremos de esta manera”, dijo Gastélum en entrevista con Milenio Televisión.

El artículo de la Constitución al que se refiere el alcalde dicta que los extranjeros no pueden inmiscuirse en los asuntos políticos del país y otorga facultades al presidente para expulsarlos sin necesidad de juicio en caso de que juzgue su permanencia como inconveniente.

En este caso, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, no ha considerado en ningún momento que los migrantes centroamericanos permanezcan de manera inconveniente. No sólo eso, sino incluso ha presentado programas para ayudar a los migrantes a obtener visas de trabajo, acceso a la educación y a la salud, a cambio de que regularicen su permanencia en el país.

Pero Gastélum fue más allá de solicitar la aplicación del 33 constitucional y se refirió a los migrantes en términos despectivos, llamándolos una horda.

“Fue distinto con los haitianos, ellos llevaban papeles, estaban en orden, no era una horda, perdóname la expresión y Derechos Humanos se me va a echar encima, pero los derechos humanos son para los humanos derechos”.

Rendón llamó a los mexicanos a reflexionar sobre las consecuencias del racismo, incluso en el lenguaje.

"Aprendamos de lo que sucede en EU, que el racismo y el lenguaje del presidente sí tiene un impacto, se han incrementado 20% los crímenes de odio desde que llegó Trump", dijo a Milenio.

La activista también hizo un llamado a Peña Nieto y al presidente electo, López Obrador, para presentar soluciones a la crisis migratoria que se vive en Tijuana.