Antes de morir, este anciano preparó una sorpresa que alegrará la Navidad a una niña durante 14 años

Estaba a punto de cumplir 90 años pero aún hacía paracaidismo. Tuvo tiempo además para preparar una sorpresa muy tierna para la hijita de sus vecinos. Sólo queda una duda que igual usted puede ayudar a resolver.

Ken Watson tenía casi 90 años, y planeaba vivir hasta los 100, pero en ocasiones los planes no salen bien. Por suerte, Ken Watson tenía un plan B para hacer feliz a la hijita de sus vecinos.

Watson era, a tenor de esta reseña en un diario local, un individuo excepcional. Su esposa, Beryl, falleció en 2012: “Me llevó un tiempo acostumbrarme, hay huecos a mi alrededor, aún escucho su voz y hablo con ella”, explicaba el anciano. Pero no quiso quedarse en casa a esperar la muerte: en su lugar, decidió lanzarse en paracaídas. Y luego, decidió caminar por el ala de un avión en pleno vuelo.

“Creo que mis días como buzo en alta mar ayudaron”, explicaba al diario en 2016, “cuando estaba pensando en convertirme en buceador recuerdo que mi esposa me dijo, ‘Si no lo intentas, puede que te arrepientas para siempre”.

Watson conoció a su vecino en Barry (Reino Unido) hace unos años, según ha relatado Owen Williams en la red social Twitter: “La primera vez que le vi, estaba botando en lo alto de una escalera de 20 pies de altura contra la fachada de su casa. Tenía 83 años”. La primera en caer rendido a sus pies fue la perra de Williams, de hecho, probablemente por las galletas digestivas de chocolate que la dio: “Gritaba cada vez que le veía, realmente gritaba”.

Watson pensaba vivir hasta los 100 años, pero se quedó corto. Este lunes, sin embargo, una de sus dos hijas se pasó por casa de su vecino y le entregó un saco de regalos que el anciano había comprado para la niña de dos años de Williams.

En total, 14 paquetes cuidadosamente envueltos: “Estos regalos habrían bastado para llegar hasta las Navidades en las que nuestra pequeña tuviera 16 años”.

“Mi esposa y yo pensamos que podría ser una buena tradición familiar darle a nuestra hija un regalo de Ken durante los próximos 14 años”, añadía Williams.

El problema es que no sabe lo que hay dentro de los paquetes, por lo que puede que termine dándole un juguete para bebés a una niña adolescente, o viceversa. Así que Williams ha hecho una encuesta, preguntando si debería darle todos los regalos a su hija esta Navidad o ir uno por uno hasta 2032.

Participaron casi 70.000 personas: ganó la segunda opción. ¿Y usted qué opina?