IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Amazonas vs Amazon

AMAZONAS VS AMAZON

Por Adrián Carrasquillo

Toda persona que ha usado la internet está familiarizada con las omnipresentes extensiones de la barras de dirección de navegadores (url, abreviatura en inglés) como .com, .org y .net. Pero poco se sabe de la expansión planificada de los dominios genéricos de alto nivel (gTLDs), como se les llama, que está enfrentando al gigante en línea Amazon contra Brasil y Perú, que quieren preservar el dominio .amazon para sitios informativos sobre la selva y el río Amazonas.

Empecemos por el principio.

La Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados (http://www.icann.org/ ) (ICANN, por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro establecida en EE.UU. que juega un papel clave en la política de manejo del ciberespacio, está lista para la aprobación de nuevos nombres de dominios que van a estar en vigencia a finales de este año. Corporaciones de primera línea, como Google y Amazon, se han precipitado para ser los primeros en la competencia y ganar dominios como .app, así como .book, .shop, .game y otros, que poseerían en exclusiva. Pero algunas solicitudes como .amazon se están objetando por razones geográficas y culturales.

“Ellos siempre supieron que esto iba a ser un tema delicado”, dice Jacqueline D. Lipton, profesora del Centro de Leyes de la Universidad de Houston y autora de ‘Internet Domain Names, Trademarks and Free Speech’ (‘Nombres de dominio de internet, marcas registradas y libre expresión’). “Ha habido muy poca protección para los términos con significados geográficos y culturalmente, pero esto importará en el espacio gTLD. Obviamente  estos países y regiones geográficas están en su derecho, bajo la política de ICANN, de hacer estas objeciones. Lo que está ausente son las reglas y los lineamientos para lidiar con estas situaciones”.

Brasil y Perú dieron la razón para las objeciones como advertencia emanadas desde el principio sobre .amazon.

“La región del Amazonas constituye una parte importante de los territorios de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela, debido a su extensa biodiversidad e incalculables recursos naturales”, la objeción expone en una de sus partes. “Al conceder los derechos exclusivos a este gTLD específico a una compañía privada impediría el uso de este dominio para propósitos de interés público relacionados con la protección, promoción y concientización que surjan sobre temas relacionados con el medio ambiente y biológico del Amazonas. También dificultaría la posibilidad del uso de este dominio para agrupar páginas web relacionadas con la población que habita en esta región geográfica”.

Ambos países añadieron que su objeción cuenta con el respaldo total de Bolivia, Ecuador, Guayana y Argentina.

Lipton dice que ambas partes pueden tener buenos argumentos para el .amazon.

“Puedo comprender enteramente por qué cualquier propietario de una signatura o marca registrada sentiría como que está en su derecho ser dueño de .brand o .trademark”, ella dice. “Esta es la forma en que el sistema ha sido configurado, hasta este punto. Internet se ha usado para la comunicación, pero también como un medio comercial”.

NBC Latino contactó a Amazon pero no recibió comentario antes de la publicación.

 Algunos dicen que esto establece un mal precedente para compañías que están licitando por estas palabras, ya que no existen muchas entidades que pudieran pagar $186.000 en honorarios de solicitud junto con los posibles millones que para una eventual victoria pudiera costar si compañías como Google o Amazon se presentan en una subasta por un dominio candente concursando como .app.

“Pienso que esta es la primera vez en la historia en que algunas entidades están en posición de ir a subasta como los más altos licitadores de elementos del lenguaje, palabras y frases significativas a gente distinta en contextos diferentes”, dice Lipton. “Si (un dominio de alto nivel) es extremadamente  disputado irá a subasta, pero estas compañías han hechos sus análisis de costo-beneficios y decidieron su valor”.

Brasil y Perú no son los únicos países confrontando a una corporación sobre dominios. Argentina presentó una objeción a la compañía de ropa casual Patagonia —adivina sobre qué— .patagonia. Suiza también presentó una contra la Aerolínea Internacional Suiza sobre .swiss, Kenya una contra el fiduciario DotConnectAfrica por .africa y EE.UU. ha saltado a la pelea contra United TLD Holdco Ltd. por .army, .airforce y .navy.

Lipton dice que como una abogada de internet, ella pregunta a menudo si la respuesta está en la ley o si las prácticas del mercado y las negociaciones pueden hacer que las partes lleguen a un acuerdo. Ella sugiere que cada una de las partes puede lograr compromisos en estos litigios.

“Mucho de la motivación de Brasil y Perú es genuina, pues quieren sitios que son más informativos que comerciales”, dice Lipton. “Pero existen muchas otras opciones. Las compañías pueden decidir si quieren compartir el gTLD, lo que significaría que el nombre de la marca lo asegura, y da vía libre a algunos de los sub-dominios a las partes que están interesadas culturalmente en estar en este espacio”.

Ella explica que el debate se dirige a la médula de un internet abierto tal como las compañías y las personas quieren que sea. “¿Qué es abierto? ¿Qué es innovación? ¿Qué es lo mejor para la comunicación en línea? Una compañía como Google tiene una idea de cuán significativo será conservar uno de estos (dominios de alto nivel) en el algoritmo de Google y ellos decidirán cómo priorizarlos”, Lipton comenta.