IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Amantes permanecieron tomados de la mano por 700 años

Un grupo de arqueólogos descubrió en Leicestershire, Inglaterra, los restos óseos de dos amantes que permanecieron abrazados durante los últimos 700 años.

NBC News

Se han descubierto los restos óseos de dos amantes que han permanecido abrazados durante los últimos 700 años.

Los arqueólogos encontraron a la pareja cogida de las manos en una tumba subterránea durante la excavación de la capilla "perdida" de Leicestershire, Inglaterra, informó un grupo de investigadores el jueves.

"Hemos visto esqueletos similares antes procedentes de Leicester, donde una pareja fue enterrada junta en una sola tumba," dijo en un comunicado Vicki Score, la directora del proyecto de Servicios Arqueológicos de la Universidad de Leicester (ULAS por sus siglas en inglés).

Las tumbas dobles no son tan inusuales. Lo sorprendente es que los dos cuerpos fueron enterrados en la llamada Capilla "perdida"  de San Morrell, descubierta recientemente por un historiador local y su equipo de investigadores, y no en la iglesia local.

"La pregunta principal que nos hacemos es, ¿por qué estaban enterrados ahí? Existe una iglesia en perfectas condiciones en Hallaton", apuntó Score. "Esto conduce a cuestionarnos si la capilla podía haber servido como un tipo de lugar especial de sepultura en ese momento".

Por ejemplo, el sitio podía haber sido utilizado como lugar de peregrinación durante el siglo 14 en Hallaton, una villa al este de Leicestershire, comentaron los investigadores. También existe la posibilidad de que la pareja fuera enterrada en la capilla de San Morrell y no en la iglesia principal porque eran criminales, extranjeros, o estuvieran enfermos.

El grupo de arqueólogos de ULAS y algunos voluntarios locales han pasado los últimos cuatro años desenterrando la capilla. El equipo ha encontrado evidencia de que el uso de este sitio, ubicado en la ladera de una colina, se remonta a la época romana, más de 2 000 años atrás. El foso cuadrado que existe en el lugar indica que en la cima de la colina podía haber estado un templo romano. Además, el equipo encontró un santuario de la Edad de Hierro que contiene miles de monedas y artefactos de plata, entre ellos un casco de la caballería romana.

Los arqueólogos utilizaron radiocarbono para determinar la edad de los 11 esqueletos que han sido excavados, los cuales datan del siglo 14.