Al menos 16 ex narcos testificarán en el juicio contra El Chapo

Será un suceso sin precedentes, dijo el abogado de Guzmán, “raramente ha existido un juicio criminal de esta magnitud”. Le contamos las últimas noticias.

Al menos 16 narcotraficantes testificarán en contra del capo mexicano Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como El Chapo, en un juicio que comenzará el 5 de noviembre en Nueva York, dijo este miércoles su abogado, Eduardo Balarezo.

Aunque la lista completa de los testigos no se ha dado conocer de manera oficial, el semanario sinaloense (estado natal del Chapo) Río Doce dijo que, según fuentes de la fiscalía estadounidense, entre los testigos se encontraban los hermanos Pedro y Margarito Flores, mexicoamericanos que ayudaron al Chapo a distribuir toneladas de droga en Estados Unidos; Vicente Zambada Niebla, hijo del narcotraficante el Mayo Zambada, antiguo socio de Guzmán, y Dámaso López y su hijo Dámaso López Serrano, quienes estaban a cargo de las operaciones financieras del cártel.

“Cada informante ha sido interrogado, como media, más de 20 veces por numerosos fiscales y varias agencias policiales”, escribieron los abogados de Guzmán. “Cada sesión con ofertas a informantes (a cambio de limitada inmunidad, condiciones beneficiosas o cierta reducción de condena) ha generado, típicamente, extensos informes investigativos de varias páginas”, reportó la agencia de noticias Associated Press.

Esos testimonios son la “base central” del caso que lleva a cabo el gobierno estadounidense, añadió Balarezo.

A Guzmán lo extraditaron las autoridades mexicanas a Estados Unidos luego de que lo recapturaran, donde se le acusa de homicidio, tráfico de metanfetamina, cocaína y mariguana y lavado de dinero, entre otros. Este lunes, los fiscales que llevan el caso decidieron retirar seis de los 17 cargos que enfrenta, a fin de agilizar el juicio.

Los abogados de Guzmán se han quejado de no haber tenido tiempo suficiente para prepararse. “Las circunstancias de este caso simplemente no tienen precedentes”, escribió Balarezo en una carta que distribuyó a medios este miércoles, reportó Associated Press. “Raramente ha existido un juicio criminal de esta magnitud”.

Guzmán se declaró inocente y la defensa intentará probar que no hay evidencia suficiente para sustentar los cargos en su contra. El juicio podrá prolongarse durante meses y de ser declarado culpable, el Chapo podría recibir la cadena perpetua.

Balarezo pidió al juez Cogan que posponga el inicio del juicio hasta enero de 2019. Si el juez se negara, el defensor propone que le permita a él y a su equipo tener un día cada vez que un testigo testifique, para así poder preparar su contrainterrogatorio. Como otra alternativa a considerar piden tener al menos dos semanas para prepararse tras la selección del jurado.

En septiembre otro abogado de Guzmán, Jeffrey Lichtman, ya había pedido a Cogan durante una audiencia un aplazamiento del juicio. El magistrado le negó lo que hubiera sido la tercera prórroga.

Balarezo también explicó que él y su equipo se reúnen con Guzmán en la cárcel Metropolitan Correctional Center de Manhattan casi seis horas al día, los siete días de la semana, para revisar la enorme cantidad de material contra él.

El juez Cogan respondió a Balarezo fijando una audiencia que tendrá lugar el lunes en su corte de Brooklyn.