Activista contra el Sida cruza remando el Atlántico

En noviembre de 2014, Mooney sufrió el robo de su pasaporte y alimentos en una isla frente a Haití; su pasaporte fue recuperado después.

Un neoyorquino que cruzó remando el Océano Atlántico para concienciar a las personas sobre el sida ha regresado a su ciudad, Brooklyn, al cabo de una travesía de 21 meses.

Victor Mooney llegó el viernes al Astillero Naval de Brooklyn y el sábado dijo que tiene previsto efectuar el lunes una ceremonia en el Puente Brooklyn.

"Estoy contento de encontrarme en Brooklyn", declaró Mooney. "No lo he asimilado todavía".

El hombre, de 49 años, rema en recuerdo de su hermano que murió de sida en 1983. Mooney dijo que su objetivo es alentar a las personas a que se hagan exámenes de VIH.

Después del fracaso de sus tres intentos anteriores de cruzar remando el Atlántico en solitario, Mooney partió de las islas Canarias, frente a la costa de Africa, el 19 de febrero de 2014.

Llegó en junio de 2014 a la isla caribeña holandesa de St. Maarten y emprendió su trayecto hacia la costa este de Estados Unidos.

Perdió 36,2 kilogramos (80 libras) de peso y enfrentó numerosos inconvenientes durante la travesía.

En noviembre de 2014, Mooney sufrió el robo de su pasaporte y alimentos en una isla frente a Haití; su pasaporte fue recuperado después.

En agosto, la Guardia Costera lo rescató de aguas frente a North Carolina después de que su bote golpeara contra un tocón de ciprés sumergido y comenzara a hacer agua. La embarcación fue reparada y prosiguió la travesía.

"Estoy agradecido de que pude continuar y no rendirme jamás", declaró Mooney. "El propósito es simplemente alentar a las personas a que se efectúen un examen de VIH en recuerdo de mi hermano".