IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Fue sedición lo que pasó en el Capitolio? Verificamos lo que ocurrió y se dijo el día del asalto

Una falsa expectativa sobre el poder de Mike Pence, el triunfo electoral que nunca existió, sedición y acusaciones sin fundamento. Chequeamos algunas de las afirmaciones más acaloradas de la jornada, a pocos días de que culmine el mandato de Donald Trump.
Antes del ataque al Capitolio, Donald Trump y algunos de sus familiares ofrecieron discursos ante sus seguidores frente a la Casa Blanca. "Nunca nos rendiremos. Nunca concederemos", les dijo Trump, refiriéndose a la victoria electoral de Joe Biden
Antes del ataque al Capitolio, Donald Trump y algunos de sus familiares ofrecieron discursos ante sus seguidores frente a la Casa Blanca. "Nunca nos rendiremos. Nunca concederemos", les dijo Trump, refiriéndose a la victoria electoral de Joe BidenJim Bourg/Reuters
/ Source: Telemundo

Por Louis Jacobson, Amy Sherman, Miriam Valverde, Bill McCarthy y Jon Greenberg - Politifact

Después de un día de disturbios y tumultos, donde una mujer murió por disparos dentro del Capitolio y luego de que los senadores y representantes fueron evacuados ​​de sus cámaras, en la madrugada del 7 de enero, el Congreso ratificó que Joe Biden y Kamala Harris eran el presidente y la vicepresidenta electos de Estados Unidos.

El vicepresidente Mike Pence y los miembros del Congreso regresaron a la Cámara de Representantes y el Senado el miércoles por la noche y condenaron la violencia que sacudió la capital de la nación. Muchos lamentaron la falta de verdad y hechos que motivaron las protestas por los resultados de las elecciones. Algunos senadores que habían planeado oponerse a los resultados de las elecciones en sus estados, incluida la senadora republicana Kelly Loeffler, que perdió la segunda vuelta de las elecciones del 5 de enero en Georgia, anunciaron que habían cambiado de opinión.

"Hoy fue un día oscuro en la historia del Capitolio de Estados Unidos", dijo Pence mientras reanudaba el proceso de esa noche.

[Demócratas buscan apartar a Trump de la Casa Blanca... y de los códigos nucleares]

Temprano ese día, Trump se había dirigido a una gran multitud de simpatizantes reunidos entre la Casa Blanca y el Monumento a Washington. Al insistir falsamente en que ganó las elecciones, Trump repitió muchas afirmaciones infundadas de fraude electoral e instó a la multitud a marchar por la Avenida Pennsylvania hacia el Congreso. En el Capitolio, una turba se saltó barricadas y sobrepasó a los agentes de policía del Capitolio, lo que provocó que la Cámara de Representantes y el Senado interrumpieran el debate.

A continuación, verificamos algunas de las afirmaciones hechas ese día, durante la sesión del Congreso y el caos que la interrumpió:

Afirmaciones sobre los resultados electorales

  • "Todo lo que el vicepresidente Pence tiene que hacer es enviar (los votos del colegio electoral) de regreso al estado y recertificar, y nos convertimos en presidente", Donald Trump.

Esto es falso. Si bien hay algunos teóricos que dicen que el vicepresidente tiene el poder de rechazar los resultados de cualquier estado, los académicos legales de todo el espectro político aseguran que ni la Constitución ni ninguna ley le otorga esa autoridad al vicepresidente. El papel de Pence está limitado a abrir los resultados certificados de cada estado, pasar los documentos a los funcionarios de la Cámara de Representantes y el Senado y leer el voto al final, tal y como lo hizo. Los senadores y representantes pueden objetar los resultados de un estado determinado, pero no el vicepresidente.

Cientos de seguidores del presidente, Donald Trump, invadieron el Capitolio de Estados Unidos mientras los congresistas certificaban la victoria electoral de Joe Biden, el 6 de enero del 2020.Stephanie Keith/Reuters
  • "Ganamos. Ganamos rotundamente. Esto fue apabullante", Donald Trump.

¡Totalmente falso! Biden ganó las elecciones presidenciales con 306 votos electorales, frente a los 232 de Trump. Los 50 estados y el Distrito de Columbia han certificado sus votos. Ninguna de las 62 demandas que Trump y sus aliados presentaron después del día de las elecciones ha demostrado que un supuesto fraude afectó el resultado de las elecciones. Las agencias federales y los funcionarios electorales estatales han dicho repetidamente que no hay evidencia de un fraude masivo.

  • "Cada vez que en los últimos 30 años los demócratas han perdido una carrera presidencial, han tratado de pelearla. Después de 2000, después de 2004, después de 2016. Después de 2004, un senador se unió y forzó el mismo debate, y creanlo o no, demócratas como Harry Reid, Dick Durbin y Hillary Clinton elogiaron y aplaudieron la artimaña". Mitch McConnell, republicano por Kentucky y líder de la mayoría en el Senado.

Esto exagera la comparación histórica. Si bien los demócratas han presentado quejas sobre estados particulares, la escala de la reciente campaña republicana eclipsa lo que ocurrió antes.

En 2001, alrededor de una docena de miembros del Caucus Negro del Congreso se opusieron a los controvertidos resultados de Florida, diciendo que los votantes negros habían sido privados de sus derechos electorales de forma sistemática. Ningún senador demócrata se unió a la objeción, y el vicepresidente Al Gore, que presidía la sesión conjunta del Congreso, puso fin al desafío.

[El FBI y la policía siguen buscando a los asaltantes del Capitolio pese a que presumen en medios y redes sociales de su crimen]

En 2005, preocupaciones similares de los votantes negros provocaron un desafío a los resultados de Ohio, con el respaldo de un miembro de la Cámara de Representantes y otro del Senado. El Senado rechazó la objeción por 74-1.

En 2017, Biden, como vicepresidente, rechazó las objeciones de los miembros de la Cámara de Representantes porque ningún senador se unió a sus esfuerzos. En contraste, este año, más de una docena de senadores republicanos y más de 130 representantes republicanos prometieron que se opondrían a los resultados en al menos tres estados.

  • "Esta elección en realidad no fue inusualmente cerrada", Mitch McConnell.

Esto es verdad. La victoria de Biden no fue aplastante, pero fue decisiva, según muestran los números.

La victoria de Biden en el Colegio Electoral fue exactamente la misma que la de Trump en 2016: ambos ganaron estados por un total de 306 votos electorales. La victoria electoral de Biden es mayor que la victoria de George W. Bush, quien acumuló solo 271 en 2000 y 286 en 2004. También es un poco mayor que la de Jimmy Carter en 1976, Richard Nixon en 1968 y John F. Kennedy en 1960.

Una señal aún más sólida de la victoria decisiva de Biden es el voto popular, con el que venció a Trump por alrededor de 7 millones de votos. Biden acumuló un margen de voto popular más amplio que cualquier candidato desde 1996, excepto por Obama en 2008, quien ganó por más de 9.5 millones de votos.

  • El 39% de los estadounidenses, el 31% de los independientes y el 17% de los demócratas "creen que la elección fue amañada", Senador Ted Cruz, republicano de Texas.

En este caso falta contexto. La afirmación de Cruz se basa en una encuesta específica y el porcentaje total de encuestados que estaban "algo" o "muy" de acuerdo con la afirmación: "Me preocupa que la elección esté amañada". Eso no significa necesariamente que pensaran que había sido manipulada.

[¿Quiénes son los asaltantes del Capitolio?]

La encuesta de Reuters/Ipsos también preguntó a las personas de manera más directa sobre su opinión de las elecciones. El porcentaje de personas que dijeron que las elecciones fueron "el resultado de votaciones ilegales o fraude electoral" fue mucho menor que las cifras que citó Cruz.

  • "Las elecciones de 2020 fueron las más seguras realizadas en la historia moderna", representante Zoe Lofgren, demócrata de California.

Esta afirmación es correcta. El 12 de noviembre de 2020, funcionarios de dos comités del Departamento de Seguridad Nacional, el Consejo de Coordinación del Sector de Infraestructura Electoral y el Consejo de Coordinación del Gobierno de Infraestructura Electoral que supervisa la ciberseguridad, emitieron una declaración conjunta que desacredita la desenfrenada campaña de desinformación de Trump.

"Las elecciones del 3 de noviembre fueron las más seguras en la historia de Estados Unidos", dice el comunicado. "No hay evidencia de que algún sistema de votación haya eliminado o perdido votos, haya cambiado votos o se haya comprometido de alguna manera".

  • "El presidente Trump y sus aliados han sufrido la derrota, una derrota en tribunal tras tribunal en todo el país perdiendo no menos de 62 impugnaciones legales, y podría agregar muchos jueces designados por los republicanos, algunos designados por el presidente Trump tomaron esas decisiones", senador Chuck Schumer, demócrata por Nueva York.

Las palabras de Schumer también son correctas. El Washington Post revisó documentos judiciales e informó que 86 jueces rechazaron demandas postelectorales presentada por Trump o sus partidarios. Los jueces fueron de diversas cortes, incluida la Corte Suprema de Estados Unidos. El Post encontró que 38 jueces fueron nombrados por republicanos.

Como informó PolitiFact, decenas de demandas fracasaron debido a errores, problemas jurisdiccionales o falta de evidencia del fraude electoral generalizado que alegaban.

[Twitter expulsa a Trump: suspende de forma permanente su cuenta personal para que no "vuelva a incitar a la violencia"]

El juez Stephanos Bibas, nombrado por Trump a la Corte de Apelaciones del Tercer Circuito de Estados Unidos, dijo al desestimar una demanda de Pensilvania: "Las elecciones libres y justas son el alma de nuestra democracia. Las acusaciones de injusticia son serias. Llamar una elección ilegal no la convierte en tal. Los cargos requieren acusaciones específicas y luego pruebas. No tenemos ninguna aquí".

Afirmaciones sobre la toma del Capitolio

¿Fue sedición?

Varios comentaristas, incluido Jake Tapper de CNN, calificaron las acciones de los amotinados de sedición. Joe Biden también dijo que las acciones del 6 de enero "bordean la sedición". Varios expertos legales estuvieron de acuerdo.

Policía de Washington D.C. con armas desenfudadas intentan proteger la sala de la Cámara de Representantes después de la irrupción violenta de manifestantes pro-Trump.AP /

La definición de conspiración sediciosa en la ley federal es que dos o más personas "conspiran para derrocar, sofocar o destruir por la fuerza al Gobierno de Estados Unidos, ... o para oponerse por la fuerza a su autoridad, o por la fuerza para prevenir, obstaculizar o retrasar la ejecución de cualquier ley de Estados Unidos, o por la fuerza para apoderarse, tomar o poseer cualquier propiedad de Estados Unidos en contra de la autoridad establecida". La ley acarrea una multa o prisión de hasta 20 años, o ambos.

[Colin Powell exige a Donald Trump que renuncie tras el asalto al Capitolio en Washington D.C.]

"Las personas que irrumpieron en el edificio del Capitolio parecen cumplir claramente con los cargos para ser procesadas bajo esta disposición", dijo Carlton Larson, profesor de derecho en la Universidad de California-Davis.

James Robenalt, un abogado con experiencia en crisis políticas, estuvo de acuerdo. "Lo que estamos viendo es sedición", dijo. "Todos esos que están partipando y los que conspiran son culpables y punibles".

  • Las personas que asaltaron el Capitolio eran activistas antifa disfrazados.

No hay evidencia de que los partidarios de Trump que irrumpieron en el Capitolio estadounidense fueran en realidad o en su mayoría "fascistas ANTIFA con gorras de MAGA al revés", como tuiteó el representante Mo Brooks, republicano por Alabama.

Afirmaciones similares aparecieron en Facebook y en la prensa pro-Trump. Pero el video y las fotografías de la escena muestran a personas vistiendo y ondeando parafernalia y banderas con la marca Trump. Los reporteros que cubrieron los eventos describieron a la multitud como partidarios de Trump. La multitud también incluía simpatizantes de la teoría de la conspiración QAnon, según los reporteros presentes.

  • "Esta mañana, el presidente Trump pidió explícitamente que las manifestaciones y protestas fueran pacíficas", Representante Matt Gaetz, republicano de Florida:

Esto necesita contexto. Gaetz estaba haciendo referencia a parte del discurso de Trump en un mitin antes que el Congreso se reuniera. Trump usó la palabra "pacíficamente" cuando dijo a sus partidarios: "Sé que todos los aquí presentes pronto marcharán hacia el edificio del Capitolio para hacer oír sus voces de manera pacífica y patriótica".

Pero algunos de los comentarios de Trump están abiertos a interpretación, como cuando dijo a sus seguidores: "Nunca recuperarás nuestro país con debilidad. Tienes que mostrar fuerza y ​​tienes que ser fuerte. Hemos venido a exigir que el Congreso haga lo correcto."

Al repetir la falsedad de que los estados no hicieron un esfuerzo por verificar la idoneidad de los votos emitidos, Trump dijo: "Los republicanos tienen que ser más duros. No vas a tener un Partido Republicano si no lo haces". Trump también usó una retórica encendida cuando habló de los medios diciendo: "Se ha convertido en el enemigo del pueblo". Luego giró y dijo: "Los republicanos pelean constantemente como un boxeador con las manos atadas a la espalda".

Este artículo fue traducido por Andrea López-Cruzado gracias al convenio FactChat, coordinado por la International Fact-Checking Network (IFCN) con el apoyo de WhatsApp. El objetivo del proyecto es proveer mejor información en español. Este y otros chequeos los puedes recibir directo por WhatsApp al hacer click aquí o al registrar el número +1 727-477-2212 y escribir "Hola" en el primer mensaje. Te esperamos.

#Chatbot