IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Cuba vuelve a la lista de Estados patrocinadores del terrorismo por orden del Gobierno de Trump

La medida tendrá consecuencias en las posibilidades de Biden de retomar la política de apertura de relaciones con Cuba de la era Obama. Le contamos además cómo impacta esta designación en la economía de la isla y de EE.UU.
/ Source: Telemundo

El Gobierno de Donald Trump declaró este lunes a Cuba como un país que patrocina el terrorismo, según confirmaron dos asesores del Congreso a nuestra cadena hermana NBC News. 

Este es la última en una serie de acciones por parte de la Administración de Trump, días antes de irse, para deshacer el legado del expresidente Barack Obama en la apertura de las relaciones entre Estados Unidos y la isla caribeña. 

El Departamento de Estado informó el lunes a la mañaba al Congreso sobre la medida, de carácter inminente, según los dos asistentes legislativos que hablaron bajo condición de anonimato, ya que no estaban autorizados a dar información a los medios. 

[Trump reduce la admisión de refugiados a un mínimo histórico, incluyendo a los que huyen de Cuba y Venezuela]

Cuba fue incluida por primera vez en la lista en 1982 bajo el mandato del presidente Ronald Reagan, pero fue eliminada en 2015 por Obama. 

Irán, Corea del Norte y Siria son los únicos Estados designados actualmente como patrocinadores estatales del terrorismo, lo que requiere que el Departamento de Estado certifique que un país "ha brindado apoyo repetidamente a actos de terrorismo internacional". Sudán fue eliminado de la lista a principios de este año, poco después de que accediera a reconocer formalmente a Israel.

Cómo impacta en Cuba

Volver a colocar a Cuba en la lista antes de que Trump deje el cargo representa un obstáculo importante para que los funcionarios entrantes del presidente electo, Joe Biden, puedan volver a aplicar las políticas de la era Obama en la relación entre Estados Unidos y la isla.

La Administración de Donald Trump ha puesto en marcha una serie de medidas para acabar con la política de apertura hacia la isla de Barack Obama. AP

Para revertir la acción, que se espera ejecute el secretario de Estado, Mike Pompeo, la Administración Biden debería certificar al Congreso que ha habido un cambio fundamental de liderazgo en Cuba, que el Gobierno de la isla no está apoyando actos de terrorismo a nivel internacional y que no lo ha hecho durante los seis meses anteriores y no lo hará en el futuro.

[El fin de las remesas de Estados Unidos a Cuba endurece el aislamiento]

La designación también resultará en restricciones a la ayuda exterior de Estados Unidos, una prohibición de las exportaciones y ventas de armas estadounidenses como controles sobre artículos que podrían usarse para fines militares y civiles. Además, Cuba pierde el posible apoyo del Gobierno estadounidense para recibir préstamos de instituciones financieras globales como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial. 

Aún así, la decisión puede ser en gran parte sólo simbólica. Dada la serie de sanciones y restricciones ya implementadas bajo la Administración de Trump, no está claro hasta qué punto la designación traería realmente más dificultades financieras de las que ya tiene el Gobierno cubano.

Los motivos detrás de la designación 

Entre las razones que se cree están detrás de la designación estarían la negativa a extraditar a Joanne Chesimard, una estadounidense que huyó a Cuba luego de ser condenada por matar a un policía estatal de Nueva Jersey en 1973.

También se habría tenido en cuenta la negativa de Cuba a una solicitud colombiana para extraditar a diez líderes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que vivían en La Habana, indicó NBC News. La extradición fue pedida luego de que la guerrilla se atribuyó la responsabilidad por un atentado con una bomba a una academia de policía de Bogotá, que mató a 22 personas e hirió a otras 60. 

 

 

La Administración Trump también ha criticado al Gobierno cubano por respaldar al presidente venezolano, Nicolás Maduro. Aunque también han habido denuncias de supuestas motivaciones políticas y electorales.

[Desinformación y temor a un falso "socialismo": la gasolina que impulsó el voto venezolano a favor de Trump]

En diciembre, el canciller cubano Bruno Rodríguez denunció las posibles "maniobras" de Pompeo como un intento de "complacer a la minoría anticubana en Florida".

Con información de NBC News y Bloomberg