IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden firma órdenes ejecutivas para revertir las políticas más polémicas de Trump

Tras su llegada a la Casa Blanca, el presidente estableció el uso obligatorio de la mascarilla en edificios federales, hizo que Estados Unidos regresara al Acuerdo de París y encaró el tema de la equidad racial. También paralizó la construcción del muro fronterizo y presentó partes de su ambicioso proyecto de reforma migratoria.
/ Source: Telemundo

El presidente, Joe Biden, firmó este miércoles 17 órdenes ejecutivas en la Oficina Oval, en las que estableció entre otras cosas el uso obligatorio de la mascarilla en edificios federales; regresó a Estados Unidos al Acuerdo de París para combatir el cambio climático y encaró el tema de la equidad racial.

Una de las medidas que se efectuó de inmediato, tal y como lo habían anunciado funcionarios entrantes de la Casa Blanca, tiene el objetivo de paralizar la construcción del muro fronterizo con México, uno de los grandes ejes de la política migratoria de Trump.  

No fue la única acción dirigida a revertir las políticas migratorias del expresidente Donald Trump en el primer día de la nueva Administración: Biden también emitió una orden ejecutiva para volver a incluir a los inmigrantes indocumentados en el Censo, a quienes Trump excluyó el año pasado. 

[México nunca pagó el muro fronterizo. Pero ¿y el resto de promesas de Trump?]

Además, propuso al Congreso un plan para garantizar un camino de regularización para 11 millones de personas indocumentadas hasta poder obtener la ciudadanía en ocho años si se cumplen determinadas condiciones

Este proyecto de ley también incluye medidas de seguridad fronteriza que no sean un muro y asistencia para los países de donde más emigran las personas, como El Salvador, Guatemala y Honduras, en un intento por una abordar las causas de la migración, dijeron funcionarios de la Administración entrante a nuestra cadena hermana NBC News.

Getty Images
En sus comentarios este míércoles, Biden hizo hincapié en la unidad de propósito, instando a los estadounidenses a "verse entre sí no como adversarios sino como vecinos" y suplicó a los ciudadanos y líderes que "unan fuerzas, detengan los gritos y bajen los ánimos".

La Administración Trump, por su lado, ha estado intentando hasta el final implementar maneras de obstaculizar a Biden para llevar a cabo esta agenda, según dijeron funcionarios actuales y antiguos del Gobierno saliente a NBC News: el Departamento de Seguridad Nacional firmó en las últimas semanas acuerdos legales con autoridades estatales y locales para intentar retrasar cualquier cambio en políticas migratorias durante 180 días, reporta este medio.

Sin embargo, expertos de materia legal han levantado dudas sobre si será posible poner en práctica estos acuerdos. Cuatro de esos pactos fueron reportados en principio por el medio Buzzfeed News.

Un enfoque migratorio “muy diferente”

Biden firmó una orden para acabar con el veto migratorio de Trump hacia varios países de mayoría musulmana.

Y solicitó al Departamento de Seguridad Nacional que continuara con la iniciativa de la Administración Obama de proteger a los dreamers o soñadores de la deportación, siempre y cuando cumplieran los requisitos del progama de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en inglés), instaurado en 2012.

Los miembros del equipo que maneja la transición del poder a Biden no se cansan de recordar que el presidente electo planea enfocar la inmigración desde Centroamérica a Estados Unidos de manera “muy diferente” a como lo hizo su antecesor. 

Este, entre otras cosas, complicó hasta hacerlo casi imposible el proceso para obtener asilo, y dejó a miles de migrantes en condiciones desesperadas en el norte de México durante meses a la espera de que los jueces evaluaran sus solicitudes de protección internacional. También favoreció durante parte de su mandato la separación de familias detenidas tras cruzar la frontera y la aceleración del proceso de deportación de indocumentados, incluidos menores no acompañados

 

Una de sus promesas electorales más reiteradas fue la de construir cientos de millas de barrera en la frontera sur para impedir el paso a los migrantes y atrapar a narcotraficantes. A fecha del 8 de enero de este año, su Administración solo levantó 47 millas nuevas, mientras que gran parte de la obra realizada consistió en reforzar barreras ya construidas por Gobiernos precedentes, según nuestra cadena hermana NBC News. 

[Biden propondrá un camino a la ciudadanía para los indocumentados y acabar con la prohibición del asilo. ¿Qué tan rápido puede lograrse?]

Biden dio por terminado de inmediato este proyecto a través de una proclamación presidencial, la declaración de emergencia que hizo Trump para poder destinar fondos federales a la construcción del muro.

La idea, explicaron miembros de la Administración Biden, es permitir una “revisión de la base legal” que permitiría usar fondos federales para construir el muro y también revisar los contratos que se estipularon para ello. 

Un sistema de protección internacional “más eficiente, justo y humano”

“El presidente electo también está comprometido a reconstruir el sistema de asilo de la nación para hacerlo más eficiente, justo y humano”, agregó uno de los oficiales entrantes que trabajan con Biden. Sin embargo, especificó, cambiar el sistema actual “llevará meses”

[Biden ha prometido frenar el muro fronterizo de Trump, pero chocaría con demandas para desarticularlo]

Entre las medidas previstas, se prevé “garantizar que aquellos que necesitan protección puedan ser identificados rápidamente y que se les brinde alivio en la frontera, mientras que aquellos que no califican para el asilo sean expulsados de una manera digna y humana”. 

El regreso de las protecciones ambientales y de salud

Biden firmó este miércoles acciones ejecutivas presidenciales también en otros ámbitos, como la salud: entre ellas, el uso de la mascarilla obligatoria contra el COVID-19 en edificios y terrenos federales y otra para pedir que Estados Unidos vuelva a formar parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), después de que Trump retirara al país de ella. 

El presidente comenzó revertir los pasos de la Administración Trump para eliminar regulaciones ambientales. Biden ordenó a las agencias que consideren revisar los estándares de emisiones y ahorro de combustible y que revoquen el permiso para el oleoducto Keystone XL.

También pidió a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades extender el moratorio de los desalojos hasta el 31 de marzo. Y amplió la pausa en los pagos de los préstamos estudiantiles y los intereses hasta el 30 de septiembre. 

Ataque a la desigualdad racial

Respecto al tema de la desigualdad racial, Biden ordenó a las agencias federales que revisen "el estado de equidad" al interior del Gobierno y entreguen entreguen planes "para abordar las barreras desiguales a las oportunidades en las políticas y programas de las agencias", según una hoja de datos que detalla las acciones ejecutivas.

El presidente, Joe Biden, y la primera dama, Jill Biden, saludan a las tropas de cara al desfile de la inauguración presidencial; en Washington D.C., el 20 de enero de 2020. Reuters

También le encargó a la Oficina de Administración y Presupuesto que asigne de manera más equitativa los recursos federales para "empoderar e invertir en comunidades de color y otras comunidades desatendidas", dice la hoja informativa. 

[El primer día de Joe Biden en la Casa Blanca como el 46º presidente de Estados Unidos]

Los funcionarios de la Administración Biden aclararon que habrá más acciones en los días siguientes, que incluirán reestablecer los derechos de los miembros transgénero del servicio militar que Trump había eliminado, así como deshacer la política que impide a las organizaciones no gubernamentales extranjeras brindar servicios relacionados con el aborto.

"El presidente Biden continuará tomando medidas durante los próximos 10 días, y durante todo su tiempo en el cargo, para abordar las cuatro crisis que ha presentado", dijo la secretaria de prensa Jen Psaki, quien explicó que las medidas de la Administración se dividían en cuatro ejes: la pandemia; la crisis económica; inmigración y diversidad; y cambio climático.

"En los próximos días y semanas anunciaremos acciones ejecutivas adicionales para enfrentar estos desafíos y cumplir las promesas del presidente electo al pueblo estadounidense", agregó Psaki.

Con información de NBC News (también por este artículo) y Buzzfeed News.